Inicio » 80grados, Columnas, Lo más comentado 2015, Lo más visto 2015, Selección 2015

A propósito de un debate cavernícola en Puerto Rico


¡Queremos perspectiva de género en todas las políticas públicas!

335532,xcitefun-beautiful-mix-oil-paint-art-2Han pasado 47 años desde que llegué a estudiar a Londres en 1968, tras haber terminado en la Universidad de Puerto Rico la carrera de economía. Eran años intensos, la guerra de Vietnam en su apogeo, las revueltas estudiantiles en México, Paris, el proceso de gestación de la primavera de Praga… Allí conocí y participé intensamente de un esfuerzo de mujeres universitarias, principalmente historiadoras y cientistas sociales, preocupadas por las enormes diferencias que se verificaban en el terreno de oportunidades y derechos para las mujeres. Núcleos de discusión y debate se multiplicaban rápidamente, el principal de los cuales era el proyecto de investigación sobre la subordinación de las mujeres, que se coordinaba desde la Universidad de Sussex, dirigido por una brillante antropóloga, Kate Young, a quien había conocido estudiando en Londres. Rápidamente acomodé mi agenda para aprovechar el maravilloso proceso de aprendizaje que representó estar cerca de ese proyecto y que nutrió mis reflexiones sobre lo que a mí más me interesaba: el estudio de los procesos de desarrollo económico y social.

Fue desde ese proyecto que en los años setenta se acuñó la noción de género para explicar las diferencias existentes en la conducta, las experiencias, las oportunidades y los derechos que tenían las mujeres en relación a los hombres. A lo largo y ancho del planeta, las investigaciones realizadas por diversos equipos señalaban que existía subordinación de las mujeres frente a los hombres. En ellas se confirmaba que, en el grueso de los casos, estas diferencias no venían de la biología, es decir, por haber nacido varón o mujer, sino por prácticas sociales y culturales que relegan a la mujer a un segundo plano. Fue entonces que surgió la noción de género para diferenciarla de sexo, que refiere puramente a la biología.

Toda mi vida y mi trabajo profesional han estado marcados por esa visión desde que comprendí cabalmente esa diferencia. Con Kate Young y otras colegas del IDS de Sussex emprendimos muchos desafíos a lo largo de los setenta y ochenta para promover la perspectiva de género en los procesos educativos en todos los niveles y también en todas las políticas sociales. Ayudamos, junto con muchas otras importantes académicas,  a formar nuevas investigadoras que desde esa perspectiva pudieran analizar problemas sociales, demográficos, macroeconómicos, culturales y aprendieran también a generar metodología para develar las desigualdades dondequiera que las hubiera. Se hicieron talleres de estudio intensivos, de seis a ocho semanas, en las cuatro esquinas del mundo, incluyendo uno realizado en Puerto Rico en el verano de 1980, organizado por el Centro de Estudios de la Realidad Puertorriqueña (CEREP), el principal centro de investigaciones independientes de Puerto Rico en esa época. Allí, unas treinta investigadoras jóvenes de Puerto Rico y del Caribe pasaron ocho semanas de formación intensiva en la cuestión de género, con los y las mejores especialistas en el tema de Inglaterra, Francia y América Latina. Un curso similar en Perú, dos años antes, había permitido la creación del Centro Flora Tristán, pilar hasta ahora de las luchas por la equidad de género en la región. Las caribeñas que participaron se convirtieron todas en líderes de movimientos por la equidad de género en sus países. En Puerto Rico el curso impulsó a muchas jóvenes a seguir investigando desde esa perspectiva, se crearon núcleos de estudio en las universidades, y se logro sentar en la sociedad un nivel de debate muy superior al que hoy, lamentablemente, tenemos.

En los años ochenta y noventa las más importantes universidades del mundo establecieron centros de investigación y docencia sobre Mujer y Género. En Puerto Rico, desde la UPR Cayey, diseñamos un programa curricular completo  para todo el sistema UPR, que por la politiquería habitual, nunca se instrumentó plenamente, pero abrió espacios en algunas unidades de la UPR. Las organizaciones sociales y los sindicatos también establecieron instancias, proyectos y programas para apoyar la erradicación de las desigualdades y nuestra legislación fue receptiva a los reclamos de ir adecuando la ley a los nuevos principios de lograr la equidad.  Todo parecía indicar que marchábamos, lenta pero consistentemente, en la dirección del resto del mundo.

Las investigaciones académicas que iban surgiendo en el ámbito internacional comenzaron a mostrar claramente que la reducción de las desigualdades entre hombres y mujeres representaba un incremento en el bienestar de una sociedad en su conjunto. Los primeros países en tomar en cuenta estos hallazgos fueron los escandinavos y se movieron para asegurar que todas sus políticas públicas tomaran en consideración o estuvieran sostenidas en una perspectiva de género. Ello transformó significativamente esta región del mundo y hoy encontramos que en Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca hay un mejor balance entre hombres y mujeres en los cargos públicos electos y en los de funcionarios.  También hay equidad en las oportunidades educativas, en salud, vivienda y otros indicadores.  No es casualidad que esos mismos países son los que mayor incremento en el bienestar han tenido en los últimos 25 años. En los informes sobre desarrollo humano que produce el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), estos siempre figuran en los primeros lugares del ranking internacional.

En los noventa, e impulsado decididamente por organizaciones de la sociedad civil, el Sistema de Naciones Unidas se movió a adoptar la perspectiva de género como una mirada indispensable para asegurar un mayor bienestar y desarrollo humano en el mundo. Desde el PNUD se construyó un indicador de género y un indicador de potenciación de género, que permiten a los países calibrar sus políticas en cuanto a cómo contribuyen a la equidad entre mujeres y hombres.  La Conferencia de Beijing en 1995 llevó a todos los países del mundo a adoptar un compromiso con la reducción de la pobreza entre las mujeres y con el incremento de oportunidades para su desarrollo. Se fijaron metas, se aprobaron instrumentos de monitoreo y se verifican anualmente.  Los organismos financieros internacionales reconocieron por primera vez que la prioridad de los países debe ser financiar programas dirigidos a la salud y la educación de las mujeres por su efecto multiplicador. Todo ello indujo una nueva era y el progreso ha sido notable, sin duda, aunque todavía falte mucho por lograr.

Puerto Rico, por su condición colonial, no ha podido participar de esos debates y de esos desarrollos que se han dado en otras partes del mundo porque no participa de los espacios de discusión, aprendizaje y de formulación de compromisos que el resto del mundo tiene. Nosotros seguimos por la nuestra, haciendo lo que se pueda, y en última instancia sometidos a lo que Estados Unidos decida en materia educativa, económica, de salud, etc.  La ausencia de esa experiencia de participación internacional se refleja claramente en cómo abordamos la propuesta del Secretario de Educación de instrumentar una carta circular emitida hace una década y que fue repudiada entonces por las mismas fuerzas que hoy lo hacen.

El debate actual en Puerto Rico sobre la cuestión de género me parece cavernícola, pues salvo el fundamentalismo islámico, en el mundo pocos cuestionan hoy que es imprescindible la equidad de género para el desarrollo humano sostenible.

La perspectiva de género, esa que tan tímidamente se viene intentando instalar en el sistema educativo desde los días de Rafael Aragaunde como Secretario de Educación, es algo que lejos de generar ese furioso rechazo, nos debe llamar a la celebración. Sobre todo, porque acerca un poquito a lo que desde hace más de dos décadas hacen muchos países, con resultados positivos verificables.

La perspectiva de género no es un monstruo de siete cabezas como pintan los fundamentalistas religiosos del patio. De ella no emergen putas, ni brujas, ni mujeres traicioneras y menos aún lesbianas, transexuales y bisexuales. Tampoco emergen machos cabríos ni gays propensos al sida, como dicen otros. Es sencillamente una  metodología de análisis; una propuesta de mirada;  una forma de examinar hechos, procesos, resultados, para ver las inequidades que se ocultan en las cosas que hacemos, en las políticas que se diseñan, en las medidas que se toman, incluyendo proyectos y programas que pueden tener objetivos loables de favorecer el desarrollo económico sostenible y reducir las inequidades sociales.

El análisis de género es una de las contribuciones teóricas más significativas del feminismo contemporáneo en su afán por comprender los factores que sostienen y perpetúan la desigualdad entre hombre y mujeres, así como en su deseo de potenciar las posibilidades de impulsar una transformación real de las relaciones sociales y de poder entre hombres y mujeres.

Para lograr incorporar efectivamente una perspectiva de género en la educación de Puerto Rico es preciso trabajar intensamente y desde el inicio con los y las docentes, así como con los y las diseñadores de currículos. Ambos grupos deben aprender a escudriñar espacios donde se verifican relaciones de desigualdad,  a veces no fácilmente identificables. Sobre todo porque la desigualdad suele estar atada a prejuicios, prácticas culturales, o visiones largamente asentadas en la sociedad.  En los ochenta con un grupo de investigación liderado con la Dra. Isabel Picó diseñamos instrumentos para detectar los prejuicios de género en el personal docente del Depto. de Educación y materiales suplementarios para incorporar al salón de clases en los niveles de primero a sexto grado.  Pero no llegamos a utilizarlos plenamente  porque vino un cambio de gobierno y censuró la iniciativa. Nuestros materiales, sin embargo,  se utilizaron con gran éxito en los sistemas educativos de Perú  y República Dominicana.

Volviendo a la perspectiva de género, vale insistir en que ésta no está supeditada a que la adopten las mujeres, ni está dirigida exclusivamente a ellas. Tratándose de una cuestión de concepción del mundo y de la vida, lo único definitorio es la comprensión de la problemática que abarca y su compromiso vital con formar para el bienestar colectivo.

La categoría de género, como se trabaja hoy, es una definición de carácter histórico y social acerca de los roles, identidades y valores que son atribuidos a varones y mujeres e internalizados mediante los procesos de socialización. Algunas de sus principales características y dimensiones, que es preciso tener en mente al diseñar los nuevos materiales curriculares que el Departamento, son:

Es una construcción social e histórica, por lo que puede variar de una sociedad a otra y de una época a otra. En la evolución histórica de las sociedades, sin duda, ha habido cambios significativos en la relación entre géneros. En Puerto Rico ha habido cambios demográficos importantes, así como en la conformación de las familias, que deben ser reconocidos e integrados.

Es una relación social porque descubre las normas que determinan las interacciones entre mujeres y varones.

Desnuda relaciones de poder, ya que nos remite al carácter cualitativo de esas relaciones.

Pone de manifiesto relaciones asimétricas. Si bien las relaciones entre mujeres y varones admiten distintas posibilidades (dominación masculina, dominación femenina o relaciones igualitarias), en general, éstas históricamente se han configurado como relaciones de dominación masculina y subordinación femenina.

Es abarcadora porque no se refiere solamente a las relaciones entre los sexos, sino que nos ayuda también a entender otros procesos que se dan en una sociedad: instituciones, símbolos, identidades, sistemas económicos y políticos, etc.

Es transversal.  El género atraviesa todo el entramado social  y se articula con otros factores como la edad, el estado civil, la educación, la etnia, o la clase social, para perfilar una particular relación. Ello genera múltiples combinaciones que contribuyen a la complejidad del asunto.

Es una propuesta de inclusión porque las problemáticas que se derivan de las relaciones de género sólo podrán encontrar solución en tanto incluyan cambios en las mujeres y también en los varones, repercutiendo sobre toda la institucionalidad y la cultura de una sociedad.

El concepto de género se afianza en la búsqueda de una equidad que sólo será posible si las mujeres conquistan el ejercicio del poder en su sentido más amplio  –poder para crear, poder para conocer, poder para dirigir, poder para disfrutar, poder para sentir placer,  poder elegir o ser elegida, o poder tener poder político. En definitiva, el género se plantea el compartir el poder todas sus dimensiones.

En Puerto Rico, como en muchos otros lugares, las características, comportamientos y roles se atribuyen a los hombres se han convertido en el “estándar” o patrón que se asigna al género humano. De esta manera, lo masculino devino en modelo de lo humano y así ha sido por muchos, muchos años. Sin embargo, progresivamente, la idea de masculinidad ha venido incorporando altos niveles de violencia, que no necesariamente son buenos para la sociedad en su conjunto. Por ello, se ha acuñado la noción de masculinidad tóxica para referirse a patrones de comportamiento que suponen que los varones deben ser osados, veloces en la carretera, aptos en el uso de armas, fornicadores sin culpa, o borrachitos sin pesar. Elevar esas características a estándar de comportamiento humano, no es precisamente una buena estrategia para el desarrollo de un pueblo. Por ello, es imprescindible trascender los estereotipos de género y comenzar  a reconceptualizar al ser humano. La incorporación de una perspectiva de género en nuestro proceso educativo debe y puede contribuir a ello.  Es una tarea que implicará reconstruir todos los ámbitos del saber,  que hasta ahora han partido de una premisa falsa: el hombre como modelo o paradigma de lo humano y la mujer como “lo otro”.

Démosle la bienvenida a esta iniciativa gubernamental y contribuyamos a que no se diluya o se pierda en el esfuerzo de combatir las resistencias que ha generado. Primero que nada, hay que abrir las cabezas y pensar si lo que vivimos hoy es la solución o es el problema.  Después hay que informarse y ayudar a otros a hacerlo.  El grueso de los comentarios que he escuchado en los pasados días por parte de los opositores a la noción  de género no tienen sustento alguno; ni en la fe religiosa ni en la ciencia. Hay que leer, estudiar, analizar para comprender que no se trata de un mero antojo de un gobernante, sino de un genuino reclamo, que en el caso de Puerto Rico viene con mucho, demasiado, retraso.

Con el mismo empeño debemos reclamar también que TODAS las políticas públicas pasen por el filtro de una perspectiva de género. Los programas de salud, las políticas de vivienda, las transferencias monetarias a los más pobres, las políticas de empleo, las reformas electorales y a los sistemas impositivos, tienen todos impactos diferenciados entre hombres y mujeres. Las políticas públicas nunca son neutras; lo que pasa es que no hemos adoptado el hábito de pasarlas por el crisol de la perspectiva de género. Ya todos los países de América Latina y el Caribe han comenzado a diseñar sistemas de monitoreo y evaluación de políticas públicas desde una perspectiva de género porque se dieron cuenta de que a veces, hasta sin quererlo, se sostiene o reproduce la desigualdad con determinados enfoques. Puerto Rico tiene muchísimo que aprender de esto todavía.

¡Salgamos de las cavernas y ocupemos un lugar en la historia de la humanidad, luchando por expandir el horizonte de los derechos fundamentales de las personas! Como mujer, como feminista, reclamo el derecho a tener derechos. De eso se trata; nada más y nada menos.

  • send some more information about caveman debate in Puerto Rico

  • anika
  • chandan kumar

    nice post and beautiful community which is always provides latest informtaion and details so nice

    http://vtuadda.com

  • Very nice post and it will healp to all people
    http://aadharcardstatusinfo.com/

  • Jayasri Borah

    Very informative and long post. Keep sharing such posts regularly so that the users can gain their knowledge.
    Best Status For Whatsapp
    Best whatsapp status
    Best Whatsapp Status

  • Nice post and great community Akad Status in Hindi

    Attitude Status in Hindi

  • elymarvin

    Nice post and great community which can help with comment in every fields and increase knowledge of all field because every person share different iedas and topics so its very nice post to archive good tips for life. thanks for this post.
    reddit
    tech reddit
    redditcompe

    • Selena

      you can Buy Solo Ads here these are really good

    • Selena

      very nice. god tips about advertising.
      i will defensively try Solo Ads.

  • Nikhil

    Yani burada sağlanan bilgilendirici şeyler, ben gerçekten mutlu ben sadece bu konuda hayal oldu, bu yazı okumak ve bilgi paylaşımı için teşekkürler, daha fazla okuma, beni gerçekten imi doğru bilgi verdi.
    http://efsanetarifler.com

  • smith

    Thanks for sharing this post, great post.

    How to factory reset an iPhone

  • mike91

    Click here for playappforpc.com

  • Get the biography, wiki, age,DOB,height, weight, profile details, family background,movies, TV serials net worth of celebrities here.
    http://www.biographia.co.in/
    http://www.biographia.co.in/singer/badshah-wiki-biography-age-height-weight/

  • ropubuke

    thank you for this post all the given information is really helpful
    polypropylene filter cloth

  • Hello,thanku for sharing this post and its really good site.An attitude status
    is an expression of favor or disfavor toward a person, place, thing, or event. Prominent psychologist Gordon Allport once described attitudes “the most distinctive and indispensable concept in contemporary social psychology.

  • Vinita Roy

    Great blog post, thanks for sharing this post.
    http://rajherbals.com/arshoher-hemorrhoid.html

  • Roka Modar
  • Dhiraj_25
  • Sam Alam
  • Events Maniac
  • Sam Alam
  • thanks for sharing this amazing post about great topic.For any such topic do visit. http://www.getbeststatusforwhatsapp.com

  • Angel Luis Hernández

    “Puerto Rico, por su condición colonial, no ha podido participar de esos debates y de esos desarrollos que se han dado en otras partes del mundo porque no participa de los espacios de discusión, aprendizaje y de formulación de compromisos que el resto del mundo tiene. Nosotros seguimos por la nuestra, haciendo lo que se pueda, y en última instancia sometidos a lo que Estados Unidos decida en materia educativa, económica, de salud, etc. ” Saludos Profesora Rivera. en mi opinión, este párrafo expresa las situaciones que se dan en Puerto Rico con ésta y muchas otras controversias. Nos quedamos en el insularismo y no nos insertamos en los espacios globales.- See more at: http://www.80grados.net/a-proposito-de-un-debate-cavernicola-en-puerto-rico/#sthash.HWDYwkO3.dpuf

  • Gabriela CD

    He tenido la oportunidad de escuchar a los lideres que se oponen a la perspectiva de género. Ninguno se opone a que nuestros estudiantes sean educados en temas relacionados con la violencia o el maltrato, ni tampoco con la equidad en los empleos. Todo lo contrario, están muy de acuerdo, pues les consta que es un mal social que hay que erradicar y es muy importante la educación temprana en estos aspectos para corregir el mismo. Las protestas se relacionan con aspectos de educación sexual, basadas en los libros que se nos entregó a los maestros y maestras del programa de Salud escolar y que se utilizan en varios estados de Estados Unidos y países europeos. Les garantizo que el contenido del mismo no es apto para menores de 12 años. Esperamos y confiamos en que la carta circular que redacte el Departamento de Educación se limite a la educación sobre violencia y equidad en el mundo laboral. No somos cavernícolas, usted no está empapada del asunto.

  • Domingo Velasco

    Excelente, debe ser leído por todos.

  • Larry La Fountain

    ¡Excelente!

  • Ricardo Jimenez

    Genial exposición!

  • Enrique Ortiz

    Excelente !! No puedo escoger una palabra mejor que describa este escrito. Profesora Rivera de nuevo gracias

  • Gerardo

    >>> La Educación de Equidad vivifica al verdadero
    cristianismo. <<<

    La posición oficial sobre el tema de
    Educación de Equidad en Puerto Rico es clara. Palabras del Secretario de
    Educación dicen lo siguiente:

    ·
    “La política pública lo que busca es educar a nuestro
    estudiantado sobre un asunto de derechos humanos. Aquí de lo que estamos hablando es de
    promover entre los estudiantes la equidad entre el hombre y la mujer en sus
    deberes y responsabilidades sociales como individuos. Además de comprometernos
    a impulsar y garantizar esa misma equidad dentro de nuestra fuerza laboral”.

    Es triste que ciertos líderes
    religiosos y extremistas, al no tener razones ni argumentos para oponerse,
    recurran a odios, gritos, engaños y maltratos para tratar de adelantar agendas
    personales que nada tienen que ver con valores y el bien de la familia.

    No es de sorprender, ya que Jesús
    fue perseguido por religiosos. ¿Quién en su sano juicio puede estar en contra
    de la equidad entre el hombre y la mujer? Siento empatía hacia los maltratados
    por no decir “Amén” a los estilos y mensajes negativos. Siento empatía hacia
    quienes no han tenido otra opción que dejar roles ministeriales, o incluso no
    congregarse o asistir solo el domingo, pero en verdad buscan del Dios que ama y
    creó diversidad y un mundo sin fronteras. Afortunadamente no todo el liderato
    religioso falla; merecen apoyo los que honran la vocación. Lo esperanzador es
    cómo hay almas que buscan un real y personal desarrollo espiritual más allá de
    los estilos caducos.

    Cuando
    se habla de “Violencia contra la Mujer”, se piensa en los casos de notable y
    cruda agresión que deben terminar. Sin embargo, pienso que hay otras
    manifestaciones más sutiles que también requieren atención. Por ejemplo:

    ·
    Cuando camino y veo a damas que siguen ideologías en
    que no se les permite maquillarse y arreglarse, es inevitable preguntarme cómo
    serían sus trayectorias con más autoestima y recordar que en esos lugares, los
    hombres sí se cuidan y visten bien. Eso lo veo como una manifestación de
    violencia en contra de la mujer.

    ·
    Cuando hay lugares de congregación en que hombres
    desarrollan extremo autoritarismo al expresar “estos es así y punto”, buscando
    silenciar a todo el que piense diferente y llevando esos estilos maltratantes
    al hogar (promotores de intolerancia), lo veo como una manifestación de
    violencia en contra de la mujer.

    ·
    Cuando en pleno siglo 21, todavía se debate sobre si
    una mujer puede o no hablar ante congregaciones, o se les permite desarrollar
    roles ministeriales subordinadas a quienes quieren dominar tergiversando lo
    bíblico sobre el rol del hombre para justificar el mal, lo veo como una
    manifestación de violencia en contra de la mujer.

    ·
    Cuando se piensa que una mujer debe recibir y aceptar
    expresiones hirientes, burlas y humillaciones con la idea de que así se prueba
    “orden”, “lealtad” y “amor”, lo veo como una manifestación de violencia en
    contra de la mujer.

    ·
    Cuando se piensa que una mujer debe justificar los
    vicios del compañero y/o esposo, lo veo como una manifestación de violencia en
    contra de la mujer.

    ·
    Cuando se estigmatiza a la joven embarazada, la
    divorciada, y la que persevera en dramas fuera de lo tradicional, en vez de
    darle comprensión salomónica y constructiva, lo veo como una manifestación de
    violencia en contra de la mujer.

    ·
    Cuando hay incomprensión y falta de apoyo a la madre
    soltera y la que atiende enfermos, lo veo como una manifestación de violencia
    en contra de la mujer.

    ·
    Cuando hay discrimen por edad, y abandono a la mujer
    en la edad dorada, lo veo como una manifestación de violencia en contra de la
    mujer.

    ·
    Cuando se pierde la capacidad de valorar y compensar
    justamente a las mujeres que se multiplican en amor y entrega, en vez
    de incentivar tales testimonios luminosos, lo veo como
    una manifestación de violencia en contra de la mujer.

    ·
    Cuando hay casos en que una mujer falla, ciertamente
    debe asumir la responsabilidad de sus actos, pero en la medida que sea algo
    desproporcionado, lo veo como una manifestación de violencia en contra de la
    mujer.

    Si
    mala es la violencia en contra de la mujer que es notable, peor es la violencia
    oculta que se justifica con machismo y hasta fanatismo religioso. Ante el mal,
    lo mejor es fomentar orden salomónico, armonía y paz.

    La
    búsqueda de armonía permite desarrollar positivamente todo tema, para fomentar
    el respeto a todos. Por ejemplo, en la medida que se fomenta en predicaciones
    el estilo de “esto es así, punto y se acabó”, se alienta un nivel de
    intolerancia que se traduce en violencia en el hogar y tratar de silenciar a
    todo el que piense diferente.

    Así,
    abogar por el amor, el respeto y el progreso con equidad, es todo un acto
    revolucionario (a la altura de Jesús, que fue constructivamente
    revolucionario).

    Sigan
    dándose los Damasco a quienes necesitan redescubrir el buen camino. Sigan
    siendo más que bendecidos quienes sabia y heroicamente fomentan paz integral y
    armonía con el entendimiento de que todo lo mejor del ser humano nace y se
    manifiesta desde la conciencia que todos somos hijos de Dios. Adelante…

    ·
    “Guardaos de los
    falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro
    son lobos rapaces.

    Por sus frutos
    los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

    Así, todo buen
    árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

    No puede el buen
    árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

    Todo árbol que no
    da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

    Así que, por sus
    frutos los conoceréis.” –San Mateo 7:15-20

    ·
    "Reposará en la estepa la Equidad, y la justicia
    morará en el vergel; el producto de la justicia será la paz, el fruto de la
    Equidad, una seguridad perpetua”. –Isaías 32:16-17

    http://www.de.gobierno.pr/604-auto-generate-from-title/2435-educacion-aclara-preocupaciones-sobre-ensenanza-de-equidad-de-genero

  • Rita Cotto

    Cuando de darle un giro a la manera en que el individuo concibe sus principios y valores se trata, no basta con forzarlo como política pública a un currículo, cuya implementación será efectiva en la medida en que los maestros estén convencidos y compartan el punto de vista de la política. Socavar la injerencia de los padres en la formación de sus hijos sembraría un germen de sabotaje en las relaciones paterno filiales. Las ideologías, todas, deben estar disponibles y accesibles al análisis pero nunca imponerse desde arriba ni por decreto legislativo pues estarán abocadas al fracaso. El proceso transformador de prácticas y tradiciones arraigadas en un pueblo es siempre gradual. El ritmo de cambios estructurales y sistémicos no puede estar sujeto a imposiciones mandatorias. Podemos incluir como objetivo de la educación fomentar la equidad. Eso es deseable. lo que no podemos hacer es obligar a la gente a una perspectiva en particular salvo en un enfoque de convivencia de diversidad de perspectivas reconociendo diferencias individuales y las prerogativas de las personas para adoptar sus propios principios con aceptación y tolerancia recíprocas.

  • marciarivera

    Olvide darles un dato para los interesados en el tema de políticas públicas y género. En You Tube hay videos míos de cursos y conferencias sobre el tema. Uno reciente, del 27de septiembre de 2014 trata sobre el desafío de evaluar para transformar. Fue una conferencia para curso “La perspectiva de género en los sistemas de evaluación de políticas públicas”, que dicté en la Escuela Iberoamericana de Administración y Políticas Públicas, organizada por CLAD y ONSC/ENAP, en la modalidad de educación a distancia. El curso se dictó del 15 de setiembre al 24 de Octubre de 2014.
    Primera parte: está en:

    La segunda parte en:

  • marciarivera

    Gracias a todas las personas que han comentado este artículo y a 80Grados por el espacio para publicarlo. En el transcurso de este año espero tener editada una antología con una selección de cerca de 50 artículos académicos míos sobre Mujer y género, escritos entre 1974 y el 2015. Algunos los iré colocando en un portal web que estoy en proceso de abrir pronto. En mi próxima nota para 80Grados me propongo abordar una pregunta que me hace una persona en este foro: ¿son neutras las políticas públicas?, dando ejemplos concretos de cómo interpelar las mismas desde una perceptiva de género.

    • Rita Cotto

      Creo que la pregunta dice como sigue: “Una política pública sobre perspectiva de género: ¿aspira a ser neutral?”

    • Corduroy

      La pregunta del Sr. Barrios fue mucho más sencilla que la pregunta que pretende contestar.

    • Julio Malpica

      Muy respetuosamente le pregunto, que le hace usted pensar que a alguien le interesa que usted continue desarrollando temas que ya ha cubierto hasta la saciedad.

      • PlumaETinta

        Tiene que escribir más porque simplemente contestar la pregunta del lector implica a aceptar que la mal llamada perspectiva de género (posmodernismo sexual) no es neutral, y lo va a acomodar como una reacción al “heteropatriarcado falocéntrico occidental” y la metanarrativa opresora de la clase dominante puertorriqueña.

  • Yoryie Irizarry

    Sin duda alguna este es el ensayo que mejor captura el esfuerzo de llevar la perspectiva de género al Departamento de Educación. El contexto histórico y su resumen internacional son una excelente aportación y herramienta contra el tsunami de desinformación, mentiras y miedo que un sector ha desplegado en contra de la perspectiva de género en nuestras escuelas. Gracias Marcia Rivera.

  • Dicks Wall

    Great article, its is well written.
    http://whatsappstatusmag.com/cool-whatsapp-status/“>cool
    whatsapp status

  • Gerardo

    Las capacidades y conocimientos de los docentes escandinavos y el caracter científico y dinámico de la práctica pedagógica en dichos paìses – en oposición al modelo conductista, la mediocridad y estancamiento conceptual que caracterizan nuestras escuelas y maestros – permite que una innovación en el currículo se pueda integrar. En PR los mestros dan clases como si estuviesen en el S19. Una perspectiva de génerto no es solo un asunto de ideas a conocer, incluye una transformación en la práctica misma, en cómo se organizan y funcionan los estudiantes y maestros. Nada más patético que ver a supuestos docentes freirianos dictando clases como si fuesen Skinner.

  • Lessanie

    Gracias lo compartire para ver si los que aún no entienden el tema, o simplemente se dejan llevar por otros entienden de una vez

  • filomena

    Reciba felicitaciones por abordar con prístina claridad este tema que suscita tanta desconfianza entre la gente, por mera ignorancia. Los reaccionarios rechazan todo cambio por sentirse amenazados y/o porque el status quo es menos amenazante. Necesitamos que personas como ud hablen más duro, con mas frecuencia y ante variado público.

  • ivan diaz merced

    Gracias Marcia por tan atinado artículo sobre la importancia de la perspectiva de género en Puerto Rico. El recuento histórico es más que esclarecedor para aquellos que aún piensa que esto es una moda nueva o un capricho del gobierno actual. Definitivamente que nos falta mucho camino por recorrer pero la consciencia y la lucha llegaron para quedarse. Saludos!!!

  • María

    Gracias por tantos años de lucha y esfuerzo en busca del desarrollo y la igualdad.

  • Mercedes Rodriguez Lopez

    Gracias, Marcia. Este excelente artículo es apto para las personas confundidas de corazón y para las que confunden por vocación, también. Acabo de compartirlo en FB…. Estos son otros tiempos, con los mismos talibanes de siempre y otros/as añadidos a mano (y a pie)… #Equidad ¡Hay que seguir!

  • Anita Yudkin

    Gracias Marcia por un recuento que puedo compartir con mis estudiantes, que permita superar el insulto y también la ignorancia.

  • Ivette Roman

    Gracias Marcia. Nos informas bien.

  • Marisel

    Gracias Marcia. Nos debe dar vergüenza que todavía en PR estemos con este debate, que como tú bien dices, es asunto cavernícola.

  • Marithelma

    Muchísimas gracias, Marcia. Ahora está muy pero que muy claro.

  • Eloy A. Ruiz-Rivera

    Este es el trabajo mejor pensado y más completo que he leído de todo este debate, pues desgrana teórica y conceptualmente el tema de una manera en que todo el mundo puede entender. De eso se trata! Bravo por Marcia!!!

  • Cecilio Barrios

    Pregunto: Una política pública sobre perspectiva de género, aspira a ser neutral?

  • daniel r.

    No asombra pero da pena que aun estemos con esto. La educación es cavernícula en muchos otros aspectos y sin una educación adecuada a nuestro mundo moderno (no postmoderno) no saldremos de la cueva.