Inicio » 80grados, Puerto Rico

Arquitecturas colectivas y urbanismo de resistencia


Recuperando el espacio público en Puerta de Tierra

Hay que valorizar, defender y exigir el espacio público como la dimensión esencial de la ciudad, impedir que se especialice, sea excluyente o separador, reivindicar su calidad formal y material, promover la publificación y la polivalencia de espacios abiertos o cerrados susceptibles de usos colectivos diversos (equipamientos públicos y privados, campus o parques adscritos a usos específicos), conquistar espacios vacantes para usos efímeros o como espacios de transición entre lo público y lo privado.” (Espacio Público y Derecho a la Ciudad, Jordi Borja, 2012)

En el 2015-2016 un gran proyecto sacude a Puerta de Tierra, el barrio que se divisa como antesala del Viejo San Juan. Mientras se construye un paseo faraónico paralelo al mar los edificios, las calles y las aceras de la comunidad se deterioran a pasos agigantados. Los automóviles y autobuses circulan cada vez más rápido ante la ausencia de semáforos y los transeúntes intentan mantenerse a salvo como un acto más de su día a día. El abandono de muchos edificios provoca inseguridad y malestar. La ausencia de espacios públicos hace eco en los residentes que intentan ocupar las calles convirtiéndolas en una extensión de sus hogares o los negocios. Sin embargo, en algunas paredes pueden verse murales esperanzadores que claman “¡aquí vive gente!”.

Los artistas Jesús “Bubu” Negrón y Luis Agosto Leduc comenzaron a plasmar en algunas paredes de edificios abandonados de Puerta de Tierra los reclamos de los residentes, junto al líder comunitario José Luis Vélez (mejor conocido como “Pichual”) y los niños de la comunidad, adoptando el nombre de “Brigada PDT”. Posteriormente, su labor se extendió a la limpieza del interior de algunas de estas estructuras con la esperanza de poder utilizarlas como espacios de encuentro. Su gran logro ha sido que el gobierno expropie una de ellas para que se pueda habilitar y convertir en un centro comunitario y cultural. Esto mediante un proceso democrático de votación.

El “taller Creando Sin Encargos”, compuesto por tres profesoras de arquitectura (autoras de este ensayo), en su interés de asumir responsabilidades por rescatar espacios de la ciudad y lograr con pequeños gestos grandes cambios, se une a la iniciativa de la Brigada PDT reclamando, junto a ellos, el derecho al espacio público. Esto se hace en colaboración con la Coordinadora Latinoamericana de Estudiantes de Arquitectura (CLEA) en Puerto Rico, y su presidenta Yekselly Méndez.

Arquitecturas Colectivas

El proyecto consiste en la creación de un Workshop de cinco días de duración que adopta el término Arquitecturas Colectivas, utilizado por el arquitecto sevillano Santiago Cirugeda, al referirse a colectivos interesados en la construcción participativa del entorno urbano. Este es el segundo Workshop que se lleva a cabo por el “taller Creando Sin Encargos” apoyando iniciativas de autogestión de comunidades en Puerto Rico. El objetivo principal es ofrecer a los estudiantes la oportunidad de participar en un proyecto / taller de diseño participativo y construcción + conferencias con un componente de “placemaking”. El mismo es de enfoque multifacético para la autogestión del espacio público. La metodología se encamina hacia los recursos, la inspiración y el potencial del espacio identificado por la comunidad para promover la salud, la felicidad, la sana y armoniosa convergencia y el bienestar de los habitantes. El “placemaking”, como proceso y filosofía, se fundamenta en el postulado “Eyes on the Street” de la crítica del urbanismo Jane Jacobs, animando a los ciudadanos a observar y empoderarse de la calle y el espacio público. También, en los elementos claves que esbozó el urbanista William Holly Whyte para crear una vida social emocionante en los espacios públicos. Es por esto que el Workshop convoca a estudiantes de arte, diseño y arquitectura, entre otras disciplinas, de las distintas universidades en Puerto Rico a unirse y confabular recetas urbanas junto a la comunidad.

Un componente esencial de este segundo Workshop, además de tomar como punto de partida el trabajo elaborado por la “Brigada PDT” y el liderato identificado de la comunidad, era observar lo que naturalmente ocurría en la zona, como el movimiento y actividades cotidianas de los residentes, de manera que comprendieran sus necesidades y carencias en el espacio público. De esta forma, su intervención se convertiría en una especie de “acupuntura urbana” que se inserta en el entorno de manera orgánica, convirtiéndose también en un hito e ícono de resistencia. Lo construido debía ser una respuesta a la desidia de muchos y a desarrollos urbanos que no reflejan la realidad social de Puerta de Tierra. La estrategia subversiva de trabajo para el diseño y construcción de la parada del Almendro consta de tres tácticas frecuentes en la comunidad: la comunicación gráfica utilizada en murales y textos de consciencia social y salubridad en las fachadas de edificios inmediatos abandonados; los materiales de construcción, algunos reciclados, que subrayan las relaciones interpersonales que la “Brigada PDT” deseaba se dieran en el espacio como ventana hacia la Plaza Vivero; y por último, en respuesta a la necesidad de que la espera/cobijo fuera una de apoyo a la infraestructura de transportación pública necesaria en la comunidad, el diseño provee asentamiento para al habitante e incluye albergue para la iniciativa de “Libros Libres” preexistente en el lugar.

WORKSHOP

Si bien los parámetros sociales y el contexto profesional han cambiado palpablemente, el WORKSHOP de Arquitecturas Colectivas sigue funcionando como una oportunidad y una plataforma para la expresión y el intercambio de ideas. Es un facilitador de discusión, interacción, inclusión en los procesos de diseño y de autogestión de propuestas de vanguardia de la mano de la comunidad. El éxito de este II Workshop fue reunir la comunidad, la arquitectura, el diseño, el arte y las cartografías del lugar para lograr una fusión necesaria, entre colaboradores emergentes y estudiantes en un espacio de participación, experimentación, exposición y colaboración.