Inicio » 80grados, Poesía

Cantar


yoshinori mizutani

¿Para qué sirve la poesía

sino para que un día vea el hombre
que sus ojos no veían
hasta que rasga el velo, triunfal,
con su hoz tremenda, la metáfora?
¡Que el ocaso es de azafrán!
¡Que el tendedero, un pentagrama
de medias blancas y negras
en clave de sol,
y silencios de redonda
los huecos de sus camisas!
¿Para qué sirve la poesía
sino para que el hombre,
como decir Edipo,
descubra su trágica ceguera y
se arranque las cuencas huecas,
salga al patio y las cuelgue
donde se colmen de viento?
¿Para qué sirve la poesía
sino para que el hambre,
quiero decir el pueblo,
vea azúcar en las nubes
y en las piedras, panes?
Y que cante sin temer la noche
que ahora será siempre clara,
porque la canta.
¿Para qué sirve la poesía
sino para que canten,
radiantes de epifanía,
la mujer,
el hombre?