Inicio » Elecciones 2012, Puerto Rico

De las elecciones 2012 al desenfreno


En los últimos días  hemos notado que muchos de los comentaristas que defienden –y en algunos casos representan– las posiciones del liderato del Partido Popular Democrático (PPD) y su candidato a la gobernación, Alejandro García Padilla, andan furibundos.

Cada vez que se produce un señalamiento crítico contra la dirigencia del pepedé saltan frenéticos. A la menor provocación gritan y zarandean expresiones con inusitado desentono, en actitud defensiva.

Gruñen. Sus voces suenan destempladas y pierden el foco de los debates. Sobrevive en ellos un inusual acento de intolerancia ante cualquier comentario adverso hacia sus candidatos. Una conducta que, desde el punto de vista estratégico, no suele encontrarse desde la esquina de un grupo opositor.

Estos personajes ripostan las críticas con injurias y, en ocasiones, con aires de burla. Algo deben saber estos sujetos para andar tan vulnerables. Algo que, quizás, ocultan los balances estadísticos de las encuestas de opinión pública. ¿Será que la cosa no está tan buena como la pintan? ¿A qué se debe el desenfreno?

Entre su ensordecedor recelo, también hemos escuchado expresiones coléricas contra la presencia de nuevos grupos políticos en esta contienda electoral, como el Partido del Pueblo Trabajador (PPT) y el Movimiento Unión Soberanista (MUS). Muchos se refieren a estas opciones electorales con menosprecio; otros, en tanto, no ocultan su miedo.

Aunque se nieguen a aceptarlo, saben que las fuerzas políticas que se arriman por primera vez a estos comicios representan nuevas visiones de futuro y proyectos políticos que rompen con el viejo paradigma del juego electoral, la dependencia y la genuflexión colonial.

Parecería extraña la aversión de estos comentaristas pepedés hacia las minorías, pero es real. Basta escucharlos para ver cómo, concientes o no, develan sus temores ante lo que pudiera ser el camino hacia la ruptura histórica del bipartidismo. Están atormentados aunque gustan vociferar que las encuestas los favorecen.

Su actuación desatinada, que también se escucha en voces de muchos de sus candidatos, pudiera responder a su propia desconfianza política.

Los pepedeístas saben muy bien que en los últimos años han perdido terreno electoral, proyectando una baja significativa en sus votos íntegros. Un examen a los datos de la Comisión Estatal de Elecciones comprueba la fuga continua de votantes que ha sufrido el pepedé entre 2000 y 2008. El balance deja un saldo negativo de 166,227 electores, frente a un aumento de 97,236 votos íntegros ganados por las tropas penepeístas en ese mismo periodo.

Sumémosle a esos números la baja registrada en la tasa de participación electoral versus el aumento vertiginoso en la abstención. Esta relación, en las elecciones de 2008, representó un total de 516,332 ciudadanos inscritos que no comparecieron a las urnas.

Hay más de una decena de hipótesis que tratan de explicar el fenómeno de esta pendiente descendente en el PPD, recorriendo versiones desde las fronteras del centro y la derecha política al interior del liderato de esa colectividad. Pero más allá de cualesquiera de esas formulaciones hay un hecho inescapable que explica, en gran medida, la pérdida de hegemonía de esa institución: el derechismo.

Ese afán por ser conservadores, extremistas e integracionistas está conduciendo al pepedé a su tumba. Si examinamos con detenimiento, por ejemplo, los discursos de penepeístas y pepedeístas en materia de seguridad, educación, salud, energía, ambiente y economía, encontramos que estamos ante un par de mellizos que sólo se diferencian por el color de su corbata.

El País anda mal, nadie lo pone en duda. Las condiciones sociales y económicas van en deterioro y las acciones gubernamentales, en manos del PNP, las ha empeorado.

Mas la hostilidad contra el actual gobierno no puede ser razón para ir tras la falda del pepedé y endosarlo. Ese partido no ha mostrado nada nuevo; su oferta es más de lo mismo y representa otra opción de la derecha política. Por eso gritan.

* Publicado en El Vocero, domingo 15 de julio de 2012.

  • Pingback: frigoríficos económicos()

  • Pingback: Phentermine()

  • Pingback: loans for bad credit()

  • Pingback: eyesight improvement()

  • Pingback: loans for really bad credit()

  • Pingback: Loan for People With Poor Credit()

  • Pingback: Loan for People With Poor Credit()

  • Pingback: click to read more()

  • Pingback: Cigarette Electronique()

  • Pingback: Bad Credit Loans()

  • Pingback: chirurgie cheville paris()

  • Pingback: site link()

  • Pingback: Our FB Page()

  • Pingback: See This()

  • Pingback: Wake Up Now()

  • Pingback: premier league()

  • Pingback: roulette system()

  • Pingback: Jurken Sale()

  • Pingback: garcinia cambogia, about garcinia cambogia, all natural garcinia cambogia, all natural garcinia cambogia extract, all natural weight loss, all natural weight loss supplement, amazon garcinia cambogia extract, amazon garcinia cambogia extract pure, appetit()

  • Pingback: home-meubelen()

  • Pingback: devenir rentier()

  • Pingback: payday loans near me()

  • Pingback: look here()

  • Pingback: seo thailand forum()

  • Pingback: Cheap Web Hosting()

  • Pingback: Eat stop eat results()

  • Pingback: Denver Mortgage()

  • Cuquilugo

    Muy bien, y entonces, ¿qué? ¿Cuál es el camino a seguir como el camino inteligente por sobre toda la mediocridad y el cinismo que nos arropan? ¿Qué podemos optar como nuestra prioridad o estrategia política para estas elecciones? ¿La abstención? En realidad yo creo en ella; en Don Pedro Albizu, el Maestro y su razonamiento sobre las elecciones coloniales y su favor por la abstención. Probablemente vale la pena sembrar para el futuro aunque en este momento tengamos que vivir la locura de un Fortuño y toda su plana política por cuatro años más. ¡Ay mi madre, no me lo puedo imaginar!

    ¿Queremos afectar el resultado de estas elecciones derrotando al enemigo común de todos los puertorriqueños, o lo dejamos ahí cuatro años más, logrando así poner al PPD y sus ultra-conservadores de derecha en estado comatoso? ¿Miramos al mundo desde nuestra perspectiva isleña con nuestros particulares problemas, o abrimos la visión de mundo en consonancia con lo que en él está pasando y del cual formamos parte?
    Porque es fácil el análisis sin compromiso, sin vereda ni rutas formuladas, cuando la situación provocada por un gobierno violador de DDHH, corrupto, neo-liberal, piti yanqui, asimilista, manipulador, Jesuita y enemigo de todo lo que signifique nacionalismo, o identidad nacional, nos lleva por el camino de la amargura y hacia el desastre. ¿Es esa la que es? No me parece. Prefiero vivir por los próximos cuatro años y sin el menor remordimiento, sentimiento de traición, o culpa; como independentista claro e inteligente, amante de mi patria, con un gobierno PPD y su inepto candidato a gobernador, García padilla, a sabiendas de que una rata de tan depravada conducta moral, como Luis Fortuño y todas sus criaturas perturbadoras de nuestra paz y que comparten su poder, se fueron al infierno con sus planes de asimilación. 

    • Hiram Guadalupe-Perez

      Mi opción es provocar que en estas elecciones logremos golpear el
      bipartidismo. Si el PNP y PPD son iguales, y con cualquiera de los dos
      estaremos igual, por qué apostar al menos malo. Hay opciones en
      cartelera que pueden representar un salto cualitativo en nuestro
      panorama político. Se trata de una carrera a distancia que aviva
      esperanzas de un mejor mañana. Opto porque en estas elecciones logremos
      que alguno de los nuevos partidos, como el PPT o el MUS, se inscriban y
      cambiemos el juego electoral y político de cara al futuro inmediato.

      • Cuquilugo

        Hiram, cuando la oposición política deje de comportarse como la oposición de todos contra todos y se comporte como la oposición del verdadero enemigo; un PIP que no cree en la unidad de fuerzas y vive en un grado de pedantería y arrogancia aunque no representen ni el 1%; distintos y nuevos partidos que, teniendo un enemigo en común, pretender proyectar la fantasía de ser alternativas cuando saben que en esa hipocresía no tienen posibilidades. Eso es cinismo y enajenación. Ese no es el camino.

        Cuando nos comportemos como un sólo cuerpo opositor y busquemos fuerza en lo que nos hace parecidos y no distancia en lo que nos hace distintos, entonces la oposición representará una verdadera opción y tendrá posibilidades de triunfo. La historia del único partido de la independencia, el PIP, es trágica y funesta a los intereses que dice representar, que raya en la traición. Está tan lejos del pensamiento del pueblo que cada día saca menos votos, y no desaparece porque no tiene ni vergüenza ni inteligencia. Más parecen haberse acostumbrado al mangoneo de la colonia, de la no inscripción y los dineros de la CEE, que al ideario de lucha que dicen representar.

        A todos nos hacen falta grandes dosis de sinceridad, inteligencia y dignidad. A todos nos falta la voluntad política que requiere el pensar primero en Puerto Rico y luego en nuestras particulares visiones sobre el camino que debemos seguir. Sólo uniéndonos en una sola voluntad, en un solo objetivo; todos negociando entre todos, incluyendo al PPD, que sabe que nos necesita por nuestra capacidad electoral, con el fin de consensos en las causas comunes, estaremos en el correcto camino de la posibilidad de triunfo. Examinemos la historia de las izquierdas de Europa, de Chile y muchos otros países que en la que la oposición triunfó negociando el poder y dejando atrás las diferencia que sólo dividen. Así, en la unidad de voluntades y objetivos ganaremos todos porque solidariamente el pueblo volcará su voluntad en su favor.

        Por último, el problema de Puerto Rico no es un problema a futuro, es sacar del poder a un ser que nos niega como pueblo y está dispuesto a destruir lo que sea con tal de prevalecer en su perversa y enajenante gestión. 

        • Hiram Guadalupe-Pérez

          La actual dirección del PPD es igual al PNP. Basta escucharlos, revisar su programa y ubicar los intereses que están tras su liderato. En ese sentido, no hay nada que hacer con ellos. En el poder, los pepedeístas serán tan nefastos como los incumbentes y continuarán sus políticas llevándonos al mismo lugar. Saludos, H.

  • Riverayperez

    AGP no se compromete a nada ya que es parte del mismo régimen

  • Hcintron47

    SESENTA AÑOS DE CAMBIA CAMBIA Y QUE TENEMOS CORRUPCION Y DESOLACION

  • Hcintron47

    SESENTA AÑOS DE CAMBIA CAMBIA Y QUE TENEMOS CORRUPCION Y DESOLACION

  • Carlos

    Sin querer ser abogado del diablo, hay  preocupación entre muchos boricuas de que el fascismo penepé retorne a la administración si le votan, como creen que deben votar, en contra del pepedé y a favor de uno de los partidos emergentes. ¿Qué usted le diría?   

    • Hiram Guadalupe-Pérez

      Carlos, estás en lo correcto. Hay temor en muchos sectores pero la pregunta es si la oposición del pepedé representa algo realmente distinto al penepé. Basta mirar el País por el pasado medio siglo y lo veremos: entrega al capital foráneo, desmantelamiento agrícola, privatización, estado policial, desdén a los derechos constitucionales, depredación de recursos naturales, empobrecimiento, dependencia, etc. Ambos son responsables de ese diagnóstico. En la experiencia más próxima ahí los tienes, separados sólo por el color de sus corbatas, en apoyo a la eliminación a la fianza, endosando la incineración, a favor de la desmantelación del estado de derecho laboral en entrega de los intereses del sector empresarial, etc.
      En algún momento en nuestra historia hay que empezar a romper con el bipartidismo. Rojos y azules son lo mismo, aunque haya quien enfatice en uno que otro matiz. Es natural que los miembros del pepedé anden furibundos con la presencia de nuevos partidos en la escena política porque saben que ellos ya no representan los intereses de la mayoría del País. Son un partido en desgaste que viven de la nostalgia de un pasado que no significa nada en el presente. Es cierto, además, que su mayor preocupación radica en que estos partidos emergentes le restarán votos, mas de eso se trata el ejercicio electoral.
      Carlos, en enero de 2013 los puertorriqueños tendremos un gobernante penepé o pepedé mientras enfrentaremos un País en pésimas condiciones sociales y económicas. Examínalo, sus propuestas son similares, lo que sugiere que no hay de esperar cambios significativos con ninguno de ellos. La pregunta, entonces, es qué hacer. Apostamos a uno de los malos por temor al fascismo azul para someternos al fascismo rojo, o comenzamos a emprender un nuevo camino a la democratización del ejercicio político electoral con el impulso de nuevos grupos? O continuamos con el juego del quítate tú pa’ ponerme yo o iniciamos la ruptura que exige el momento histórico que vivimos?
      Nada cambiará de la noche a la mañana, lo sabemos. Quienes soñamos en un nuevo y mejor País seguiremos viéndonos en las mismas líneas de lucha gane quien gane en noviembre porque esto es una carrera de largo alcance. La pregunta es cuándo comenzamos la marcha. Este es el mejor momento para dar nuestro primer paso.
      Saludos.

  • Chiara

    El  PPR (Rogelio) en las pasadas elecciones obtuvo
    53,693 votos y el PIP 39,590. El PIP en el 2000 obtuvo 104,705 y en el 2004
    logró 54,551 votos. Esto expone un rápido deterioro de las fuerzas de electores
    de este partido.

    Podríamos pensar que el PIP probablemente
    donó unos 10,000 votos al PPR en el 2008 y el PPD unos 40,000. 

    Esto demuestra la erosión al PPD que pueden
    hacer los partidos minoritarios de la izquierda.

    Aún si el PPR (Rogelio) no hubiera
    participado en las pasadas elecciones, y presumiéramos que esos 40,000 ex PPDs
    se hubieran mantenido con este partido, Anibal hubiera necesitado unos 70,000
    votos para empatar con Fortuño. [((1,025,965-801,171)/2)-42,000=70,397]

    En términos de los participantes, en el 2004
    hubo una baja de 22,098 electores hábiles en relación al 2000. En el 2008 esa
    baja fue de 47,836 respecto al 2004. Este fenómeno de reducción continua muy
    bien podría deberse a listas no depuradas, donde todavía los muertos y los
    emigrantes están inscritos. Claro, debe haber habido cierta apatía, pero no tan
    extrema como se ha tratado de presentar. 
    Por lo cual, no podemos indicar que esa merma de 47,836 eran populares
    que se quedaron en sus casas el día de las elecciones, y que los populares van
    a perder porque aún no los han rescatado.  

    Analizando lo anterior, es altamente
    probable que, al menos, de 70,000  a
    100,000 de los que votaron por el PNP en las pasadas elecciones hayan sentido
    tal indignación por las acciones del gobierno actual, que voten PPD en éstas.
    Entonces, lo que probablemente podría evitar la victoria del PPD en noviembre
    sería la erosión de su izquierda, por la gran cantidad de partidos minoritarios.
     

    El despido de 30,000 empleados públicos, el
    intento de destruir el Colegio de Abogados, la toma por asalto del supremo, la
    intimidación de los jueces, la entrega de nuestro patrimonio, como nuestro
    aeropuerto, la usurpación de AELA, la manipulación del sistema eleccionario, comprando
    grupos como presos y religiosos, la lobotomía de nuestra universidad, la
    malversación de millones y millones de dólares, repartidos entre allegados al
    PNP, la destrucción de los sistemas tradicionales de subasta, la
    transculturación, comenzando con la imposición del inglés, y ahora: un código
    penal que castiga con cárcel las protestas y manifestaciones. Estás acciones,
    inimaginables antes del 2009, palidecerán con las que nos traigan después del
    2013, cuando hayamos refrendado sus abusos. Esto va mucho más allá que colores;
    estamos ante una verdadera dictadura, situación nunca antes vista en nuestra
    historia presente, y ya es tiempo de que despertemos nuestra indignación. Indignación
    que debería estar liderada por nuestra izquierda, y ésta no estar minimizando
    los dramáticos golpes al país, durmiéndonos con estribillos eleccionarios manipulados,
    como: son iguales.

  • adacolorado

    quien los manda a ser un partido casi estadista, estan convertidos en un partido estadista light, pa que uno va a votar por el partido popular si ahora estan escondiendo la soberania y no quieren saber del ELA Soberano. son unos hipocritas farsantes que merecen el repudio de todos los soberanistas y de los independentistas no afiliados. que se hunda ese maldito partido criadero de estadistas de una vez y por todas, son la retranca, son un estorbo ya en este pais! a romper con el bipartidismo en estas proximas elecciones, que se vayan todos! a votar por el PPT y por el MUS en el 2012!

  • CUQUI

    Ha dado en el clavo con su escrito, yo antes escuchaba el programa de Radio Isla ‘Si no lo digo reviento’ con la profesora Inés Quiles pero ahora ya ese programa es inaudible. Realmente se ha convertido en dos horas de propaganda cruda y destemplada a favor del candidato del PPD y en un foro para criticar y menoscabar a los nuevos partidos, principalmente al MUS debido a sus posturas soberanistas y anti colonialistas. Lo curioso es que ahora para esta analista la soberanía es un tema negativo cuando en el 2008 aplaudía al entonces gobernador Acevedo Vilá y al alcalde de Caguas, William Miranda Marín por sus posturas a favor de la soberanía, que Alejandro García Padilla no apoye la soberanía y envíe al partido a votar SI por la colonia es pura casualidad. Ahora la soberanía es una mala palabra en ese programa, quién lo diría!