Inicio » 80grados, Columnas, Cultura, Música

Dedé


 

Omar Díaz y Nelie Lebrón Robles

Foto suministrada por el autor.

Ya han pasado varios años desde la llegada del percusionista panameño Omar Oskar Díaz Herrera a nuestra tierra. Él es mejor conocido como Omar Díaz. He disfrutado su arte al observar ensayos y conciertos en varias ocasiones en Santurce y en Radio Universidad de Puerto Rico. Usa una batería de instrumentos que incluye un cajón peruano, un tambor tradicional panameño (pujador), címbalos de distintos tipos, cocuyos, cascabeles, silbatos, redoblante, timbal y un interesante platillo en forma de espiral, entre otros recursos sonoros. Es un percusionista múltiple.

Omar Díaz es oriundo del barrio de San Miguel de la capital, barrio ubicado en el corregimiento de Calidonia, al este de la Zona del Canal de Panamá. Estudió en el Conservatorio de Música de su país bajo la tutela del maestro Osvaldo Cempris. También fue discípulo de los hermanos Cruz, percusionistas que participaron en la grabación del álbum La Rosa de los Vientos de Rubén Blades. Díaz también fue estudiante de los exponentes de la música tradicional panameña Ricaurter Villareal y Tony Howard. Fue alumno de los músicos internacionalmente reconocidos Víctor “Vitín” Paz (uno de los grandes trompetistas de la legendaria orquesta de Tito Rodríguez)   y con el pianista y compositor panameño Danilo Pérez. Fue el maestro Pérez quien propició que le otorgaran al Omar una beca presidencial para estudiar en el Conservatorio de Música de Puerto Rico.

En Puerto Rico estudió con el excelente percusionista, arreglista y educador yaucano Andrew Lázaro. También hizo estudios superiores con grandes maestros como Luis Marín, Paoli Mejías, Pedro Pérez, Charlie Sepúlveda y Javier Curet entre otros. En Puerto Rico también estudió el arte de hacer arreglos además de solfeo y composición, ampliando así su peritaje y educación musical.

En Panamá ha trabajado junto a Omar Alfano, Los Hermanos Gaitán, Erika Ender, Basilio, Gabino Pampini, Claudia de Colombia, Cano Estremera, Junior González, Pedro Arroyo, David  Pabón, Adalberto Santiago, Wichi Camacho, Maelo Ruíz, Patricia Vlieg, el conjunto salsero Sociedad Anónima,  La Kachamba,   Raíces y Cultura (regué/reggae),  la Banda Republicana de Panamá y  la Orquesta Sinfónica de Panamá. También ha grabado y hecho giras internacionales con Rómulo Castro y el grupo Tuira, Raíces y Cultura,  Luis Carlos Pérez y su sexteto, el cantante Cafú Bantón junto a la leyenda del jazz Carlos Garnett y con  Praxis, grupo de rock fusión. entre otros. Además ha hecho música y efectos sonoros para cortometrajes cinematográficos y producciones (cuñas o spots) publicitarias.

Como percusionista Omar ha incursionado en diferentes géneros musicales. Él se mantiene estudiando diferentes estilos. Su enfoque es siempre partir del respeto hacia las técnicas tradicionales de ejecución con los instrumentos propios de los géneros que fusiona con el repertorio de Dedé. Es amante de la recreación sonora de imágenes con elementos extraídos del diario vivir. Para esto usa  latas vacías, tormenteras , juguetes infantiles, los instrumentos convencionales y los que no lo son.

Actualmente dirige el proyecto denominado DeDé. Éste es un trío que mezcla el jazz, lo que denominan world music y la música experimental. Las composiciones y los arreglos son hechos por Omar Díaz quien también diseña los afiches y emblemas (logos) para el grupo, gracias a su formación como arquitecto.

Los otros integrantes del grupo son Elvis Terán, piano y teclados (él crea armonías y melodías etéreas, parece que levita cuando toca), y Manuel Rodríguez “Kike” en el bajo eléctrico (él va echando raíces hacia el interior de la tierra con su base o cimiento firme que parece hablar por medio de las cuerdas-raíces de su cordófono). El bajo de Kike es la fuerza centrífuga que mantiene a todos en órbita alrededor del centro de gravedad que él crea. Omar Díaz recrea el bullicio que producen todos los mortales sobre la faz de la Tierra además de indicios sonoros de cometas, rayos y estrellas fugaces. Elvis Terán aporta luz, aire, auroras, fuegos fatuos, arcoiris y nubes blancas, todos audibles, para completar tres niveles esenciales de las interpretaciones de DeDé. Personifican (o encarnan) el constante cambio y movimiento en la Tierra y el Cosmos.

Omar suele ampliar al conjunto si así lo requieren las composiciones.  La profesora Nelie Lebrón Robles (docente del CMPR, artista invitada de Paracumbé), la percusionista Amarilis Ríos ( estudiante del CMPR) y el trompetista Carlos Cutito Soto (egresado del CMPR) han participado, con sus aportaciones únicas e idiosincráticas, en los conciertos presentados por Dedé. Es realmente encantadora la pieza tradicional panameña (del repertorio denominado congo) que canta la profesora Lebrón Robles:

Déjalo ir,

Déjalo que vaya y vuelva.

De Miramar yo me voy, señores,

porque la gente de allí

ya quiere que yo me vaya, ¡ae!

Arriba los tamboreros,

Abajo las cantadoras…

Entre los planes futuros de Omar Díaz esta la grabación de un disco compacto. También anhela viajar por el mundo con la música que hace DeDé. Conozco el repertorio y la calidad excepcional de este conjunto. Su participación en mi programa radial MVSICA MVNDI  (Radio Universidad de Puerto Rico) fue excelente y muy impresionante. Ojalá tengan el éxito que se merecen y que se cumplan sus sueños profesionales y personales. ¡Felicidades!