Inicio » 80grados, Comunicación

Del periodismo público y su futuro


Algo de la desolación que existe en el Departamento de Noticias.

Algo de la desolación que existe en el Departamento de Noticias.

Radio Universidad y Diálogo son dos medios públicos que le han rendido un servicio de extraordinario valor al país. Servicio y oportunidades que no ofrece nadie como esos dos medios: a los estudiantes, que tuvieron allí un centro de práctica excepcional. A los profesores e investigadores que tuvieron allí la oportunidad de desplegar sus hallazgos o sus criterios de cara a alguna situación grave o tema del momento. A los futuros profesionales que tuvieron allí su primera oportunidad y son consagrados periodistas hoy. A los ciudadanos, a la gente sin voz.

Ambos proyectos, Radio Universidad y Diálogo configuran junto a la vieja WIPR lo más trascendental que se haya fundado en Puerto Rico como medios de comunicación públicos. Los tres pasan hoy por su peor momento. “Sin rumbo”, como sostiene Claridad en un reportaje, pero también con pocas esperanzas.

Radio Universidad, de la mano de una dirección dislocada, sujeta a toda clase de arbitrariedades, corre el peligro hoy de perder su licencia si no empieza por cumplir y hacer cumplir su misión informativa. Y a saber qué pasará si prosperan en los tribunales las querellas por hostigamiento laboral radicadas por tres empleados. En dos años, mediante una decisión unilateral del Director que comenzó por eliminar de golpe el programa diario de noticias, se ha desmantelado el departamento dedicado a periodismo. Adjunto una foto que da cuenta de la desolación que reina en sus oficinas en un día cualquiera y a cualquier hora. Un lugar vacío, dotado de todos los equipos necesarios para la producción de un diario, que se queda en un limbo inmerecido, escandaloso ante los ojos de cualquiera que ame el periodismo y el servicio público.

Mientras universidades y empresas deliberan afanosamente sobre su inserción en el vertiginoso mundo de cambios que implican lo digital y las nuevas tecnologías, acá andamos empantanados en un conflicto inútil entre la comunidad y el Director de la Escuela de Comunicación, jefe supremo además de Radio Universidad. Así es: la mayoría de los docentes pide desde hace más de un año la reanudación del programa de noticias diario. Lo piden también los estudiantes y los empleados. Los senados académicos. Los profesionales representados en la ASPPRO. Los oyentes de Radio Universidad… y no pasa nada, sino algo peor.

Durante el mismo año que no escuchamos el programa diario de noticias se invirtieron $36,000 dólares en un nuevo programa semanal, de una hora, justo cuando se hacen cortes presupuestarios y se deja en la calle a docentes valiosos. Además de este gasto impropio, pues ningún programa semanal de radio en Puerto Rico paga $36,000 a su productor, la Escuela de Comunicación tiene otras querellas sobre decisiones que lesionan la reglamentación y el decoro académico. Se espera que la Rectora atienda esos reclamos de un momento a otro, pero el daño ya está hecho.

A Diálogo, por su parte, le vienen cortando las alas desde la Presidencia de la UPR hace ya años. Hoy cuenta con una tercera parte de lo que fue su presupuesto anual. Y su Directora es una funcionaria que sobrevive a base de la impostura, puesto que se trata de una persona sin las competencias mínimas para ese cargo.

WIPR, la corporación pública para la difusión, es la otra criatura abandonada a su suerte. Cada vez menos alternativa. Cada vez con menos sentido de dirección y rumbo.

En ninguno de los casos se trata de falta de potencial o de talento interno o externo. Son más bien víctimas de una lógica de poder que se asume más seguro mientras menos escrutinio público tenga. Por eso la primera víctima en Radio Universidad fue el programa de noticias diario. Esta es la venganza de un par de funcionarios, la ex Rectora incluida, por la función crítica que Radio Universidad cumplió durante la huelga universitaria de 2010-2011.

Se trata también de personas en posiciones de poder formadas bajo el imperio de los medios comerciales y que desconfían automáticamente de los medios alternativos. De autoridades que no creen en el periodismo público, en el periodismo cultural, ni tienen la capacidad de compartir un terreno transparente, en un ambiente de respeto y negociación como lo requieren esos espacios. Esta situación la empezamos a ver con Antonio García Padilla y ha terminado por imponerse con inusitada crueldad sobre un grupo de trabajo de estudiantes y periodistas de gran talento a quienes se les maltrata a diario en la medida que el destino de su trabajo se deja en manos de una persona incompetente.

De El Nuevo Día y El Vocero, de Univisión y Metro, podemos esperar un desplante perfecto si les reclamamos transparencia en sus procesos de toma de decisiones. Funcionan, antes que nada, para hacer dinero.

Pero cuando hablamos de “medios públicos”, hablamos de una extensión de la ciudadanía, de una dimensión política y cultural en la que prevalece el interés y el servicio público sobre cualquier otra consideración.

Mientras estas tres instituciones se gobiernen por decreto, al margen de la trasparencia y la colaboración que facilita el mundo digital y que promueve la cultura participativa emergente, no habrá esperanzas de cambio.

  • Vapostore
  • Pingback: background check

  • Pingback: binge eating disorder therapist online

  • Pingback: ELOOP E13

  • Pingback: Boudoir Photography

  • Pingback: poplar table

  • Pingback: Catering By Clayton

  • Pingback: seo colchester

  • Pingback: Buy backlinks

  • Pingback: DUI Lawyer Colorado Springs

  • Pingback: Apartmani Beograd

  • Pingback: raspberry ketone plus

  • Pingback: RENT Lamborghini Dubai

  • Pingback: Shartsis Friese LLP

  • Pingback: Luxury Car Rental Dubai

  • Pingback: binary option

  • Pingback: hotellit turku

  • Pingback: click here

  • Pingback: ciecie material?w woda

  • Pingback: Host

  • Pingback: Info

  • Pingback: Teacher

  • Pingback: Blog

  • Pingback: Business

  • Pingback: Blog

  • Pingback: News

  • Pingback: Movie

  • Pingback: Cigarette Electronique

  • Pingback: anonymous webhosting

  • Pingback: Wartrol

  • Pingback: stan james free bet

  • Pingback: http://www.youtube.com/watch?v=rYJ5rPMyQ8I

  • Pingback: seo services south africa

  • Pingback: http://bestsellingchristmastoys2013.com

  • Pingback: cigarette electronique

  • Pingback: kids Christmas toys

  • Pingback: See Beautiful Interior Examples

  • Pingback: nerium international complaints

  • Pingback: coletivabrasil.com.br, o melhor site de compras coletivas da região. Tudo em até 90% de desconto.

  • Pingback: Cigarette electronique

  • Pingback: lenders with poor credit

  • Pingback: Adipex

  • Pingback: Phentermine

  • Pingback: published here

  • Pingback: html5

  • Pingback: Loan for People With Poor Credit

  • Pingback: Loans For People With Poor Credit

  • Pingback: horse betting systems

  • Pingback: https://twitter.com/NHCPS

  • Pingback: Jurken

  • Pingback: 1300 phone numbers australia

  • Pingback: 1300 numbers cost

  • Pingback: no no hair removal price in india

  • Pingback: payday loans dayton ohio

  • Odalys Rivera

    Estimado Peri:

    Agradecemos siempre tu apoyo y solidaridad -no solo con tus palabras, sino con tus acciones y esfuerzos- con quienes laboramos en los proyectos periodísticos públicos. Sin embargo, al leer tu texto “Del periodismo público y su futuro”, publicado en 80grados la semana pasada, creemos que el escrito pudiese proyectar una leve incomprensión de la situación específica actual de Diálogo.

    En el párrafo inicial te refieres a ambos proyectos universitarios, Radio Universidad y Diálogo, en un sentido pasado: “los estudiantes tuvieron allí un centro de práctica…”, “los profesores…que tuvieron allí la oportunidad ”… “los futuros profesionales que tuvieron allí su primera oportunidad…” Pero, lo cierto es que hay unas diferencias en la realidad actual de ambos proyectos. En Radio Universidad, ha habido una enorme injusticia con los colegas periodistas que laboran allí, con la eliminación del noticiero. Por lo tanto, ahí se puede hablar de que en estos momentos no hay taller para los periodistas que trabajan allí ni para los estudiantes que desean hacer práctica y adquirir experiencia en periodismo.

    En cambio, en Diálogo a pesar de todos los embates que hemos sufrido- desde los fuertes recortes presupuestarios de hace seis años atrás hasta la nefasta intervención en el contenido del periódico por parte del ex presidente Miguel Muñoz-, hemos podido seguir funcionando y publicando, tanto la versión impresa como nuestro portal cibernético.

    Queremos dejar constancia que seguimos dando la batalla día a día para continuar realizando periodismo público de excelencia y que Diálogo no solo fue, sino que sigue siendo ese centro de práctica y taller para que los estudiantes de periodismo puedan pulirse y continuar desarrollando sus conocimientos y destrezas. También sigue siendo un valioso espacio de divulgación para los profesores e investigadores universitarios.

    En el más reciente acto de premiación de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico, fuimos reconocidos con el Primer Premio por el mejor reportaje especial de prensa escrita por nuestra edición de Diálogo Verde. También recibimos una mención de honor en la categoría de Multimedios por el documental “Tiene que ser amor”. La participación de los estudiantes que hacen su práctica y laboran aquí a través de los distintos programas de apoyo, fue fundamental en la preparación y producción de ambos trabajos premiados.

    Un abrazo fuerte y gracias siempre por estar ahí.

    Odalys Rivera, Noemí Núñez y Ricardo Alcaraz,
    Empleados de Diálogo

  • Pingback: Buy Germany sex drops

  • Norma Valle

    Felicitaciones Peri, un artículo pensado y sentido. Sin embargo, somos optimistas, ¡siempre! y creemos que esto puede, debe cambiar…

  • Edelmiro Salas

    El estado debe salirse completamente del negocio periodístico. Sólo hace se fortalece una prensa independiente. De lo contrario se fomenta el periodismo cooptado por el Estado. Y claro, no creemos que los periodistas empleados por el Estado no funcionan para hacer dinero, a distinción de los que están empleados por el sector privado. Una prensa financiada por el Estado donde no exista criterio editorial de parte de quienes invierten en ella se convierte en un finca privilegiada de los editores (generalmente una elite) que la controlan. Por otra parte, una prensa sin criterio editorial es otro blog más. Los blogs pueden ser bueno o malos, pero póngase usted a averiguar. Al menos 80 grados funciona mejor que Claridad porque no tiene los costos asociados con una prensa impresa no subvencionada por el Estado. A mi me agrada más de la mitad de lo que se publica aquí pero eso es mucho más de lo que lego en cualquier otro medio independiente en la isla.

  • Gache franco

    La semana pasada fui a WIPR a comprar un video de la serie Prohibido Olvidar. Ya me había cansado de esperar por una respuesta de parte de la administración y decidí pasar a comprarlo. Para mi sorpresa , no había personal que atendiera la “tiendita” , como le llaman. Luego de varias llamadas a distintos departamentos , me refirieron a su página web. Nunca encontré el programa. Para efectos de esa página, nunca existió Prohibido Olvidar. Opté por marcar otro programa( si no es así no te acepta el pedido) y puse en comentarios el programa que estaba solicitando y mi número de celular. Mañana se cumple una semana y aún no me han llamado. La otra opción es pasar por Radio Universidad para solicitar y pagar por la copia.