Inicio » Puerto Rico

En defensa del teatro y la escuela pública


En una de las últimas circulares que el Departamento de Educación envió a las escuelas públicas del país se indica que ya no será requisito de graduación para los estudiantes completar todos los créditos en bellas artes. A nivel intermedio y superior se ha reducido a un semestre el requisito de un año, y a nivel elemental se eliminó.

Thaimy Reyes Díaz, profesora de Teatro.

Para Thaimy Reyes Díaz, maestra de teatro en la escuela Ramón Vila Mayo de Río Piedras, la eliminación de los cursos “establece la política pública del Departamento de Educación” que va cónsono con las palabras del Gobernador cuando en su último mensaje a la Legislatura dijo que era necesario hacer énfasis en la enseñanza de las matemáticas, las ciencias y el inglés. En ese sentido, debe esperarse lo peor para las artes.

Además, revela irregularidades administrativas pues parte de los fondos que recibe el Departamento provienen del Programa de Reforma Integral “School Wide”, que exige la enseñanza de artes en las escuelas públicas para su utilización.

La preocupación de Reyes recae en que el programa de bellas artes es uno de muchos programas, curriculares y extracurriculares, que atraen y reclutan a los estudiantes a completar el grado de escuela superior. Otro programa que ha tenido éxito en la retención de estudiantes es el programa de Mercadeo, cuya sede en la Ramón Vila Mayo, se rumora será cambiada a otra escuela del área metropolitana. “¿Por qué desarticular una fórmula que funciona?”, es la interrogante en la cabeza de Reyes y muchos otros maestros más a nivel Isla.

Esta interrogante ha sido contestada por funcionarios del Departamento aludiendo a una redistribución de fondos, personal y alumnos para lidiar con una necesaria reducción de gastos. Sin embargo, para Beatriz Aybar, maestra de historia de dicha escuela, detrás de la eliminación de cursos y la reubicación del personal, hay un problema de fondo más alarmante: el cierre del plantel escolar. Según la profesora, el Departamento está “amputando las extremidades del cuerpo, para luego decir que ese cuerpo no sirve porque no tiene extremidades” y cerrar la escuela.

Reyes y Aybar coincide en que el modo en que el DE está atendiendo la situación es “muy turbio” e “impersonal”. Sobre todo por las estadísticas con las que cuenta la escuela Ramón Vila Mayo. El plantel tiene 98% de retención poblacional y se ubica en la sexta posición dentro de las  diez escuelas públicas cuyos alumnos logran ingreso al sistema universitario público del país, específicamente al campus de Río Piedras. Además, cuenta con el programa de Educación Acelerada con cursos avanzados en inglés, español y matemáticas.

La escuela, con más de cien años de existencia, es de las más seguras del País en parte por la relación que ha establecido durante décadas con la comunidad que la alberga, el pueblo de Río Piedras. Los estudiantes de Ramón Vila Mayo hacen trabajo voluntario en las comunidades de Capetillo (Huerto de Capetillo) y Santa Rita; cooperan con el Centro de la Mujer Dominicana; se instruyen y participan de actividades convocadas por el Sierra Club, CAUCE y la Escuela de Trabajo Social de la UPR.

Reyes y Aybar coinciden en que el DE “todo lo reduce a números”, sin entender la función social de las escuelas.

PARO EXITOSO

A raíz de la circular del DE y demás preocupaciones, el miércoles 27 de abril la facultad de la escuela llevó a cabo un piquete en el cual contaron con el apoyo de los estudiantes. Horas más tarde se reunió una Asamblea de Padres, en donde los estudiantes propusieron paralizar la escuela el día siguiente. La propuesta obtuvo el apoyo de los padres y la facultad, y el jueves 28 de abril la escuela Ramón Vila Mayo amaneció con varias entradas obstaculizadas por protestas de los alumnos. Tras varias horas de paralización, la Dra. Yanira Raíces, en representación del DE, llegó a la escuela para mediar y tratar que las clases regresaran a la normalidad. Los estudiantes sólo volvieron a las aulas tras lograr que la representante del Departamento firmara un documento en donde garantizaba que no iba a haber un cierre del plantel.

80grados.net trató de comunicarse con el Departamento de Educación. Los intentos fueron infructuosos.