Inicio » 80grados, Comunicación, La Comay

“La Comay”: un reto al periodismo


La Comay es prensa. Decirlo en plena Semana de la Prensa puede sonar como una mala palabra para muchos periodistas, porque ha logrado la credibilidad que elude a tantos en el llamado periodismo formal, y tiene a la audiencia cautiva en y fuera del país.

Ejerce una función informativa protegida por la Constitución, pero ante algunos sigue siendo chisme sin ética. Sin embargo, muchos como yo que llevamos el periodismo en la sangre, tenemos que admitir que ha ido mutando con el tiempo. Ella dicta lo que es o no es noticia en el país. Los periodistas que la descartaban, hoy la legitiman dándole seguimiento a los temas que ella inicia e investiga; sean los amoríos de Maripily, el caso Lorenzo o las teorías en torno al asesinato de Carmen Paredes. Por eso hay que preguntarse, ¿qué tiene La Comay que la prensa ha dejado de hacer? Menciono algunas cosas:

1. Llega a la masa – No es petulante ni excluyente. No pretende ser snob, como ciertos sectores en la prensa. Está clara en su audiencia y se comunica en un nivel que todo el mundo entiende.

2. Ha evolucionado – Aclaro que yo no acepto las burlas, la homofobia y el descrédito que ese programa todavía tiene contra ciertas personas, y sé que tiene su propia agenda, pero llevo años analizándolo y veo la transformación en la manera en que La Comay proyecta sus informaciones. Esa movida hacia una mayor profundidad, coincide con un cambio en la prensa tradicional hacia entretener con temas como sexo y chismes en lugar de investigar.

3. Ocupó un espacio – Ha ido ocupando el campo investigativo y de seguimiento que la prensa tradicional cambió por las noticias light y de reacciones, por el periodismo que se conforma con publicar comunicados de prensa sin cuestionar o ir a conferencias de prensa sin hacer preguntas.

4. Va a lo básico y busca dónde está la noticia – Pregunta, publica documentos como querellas de la Policía o demandas que el público puede constatar al leerlas en cámara. Asimismo, ante la falta de farándula local, se movió hacia los temas de la política y los casos criminales. Identificó dónde está el interés y por eso busca las noticias donde están.

5. Tiene sus informantes – Todo periodista sabe que las exclusivas no caen del cielo. Las fuentes se cultivan. Esto es algo que se pierde cada día más en las salas de redacción.

6. Verifica la información – Cuando el programa publica una exclusiva, ha sido corroborada con al menos cinco fuentes, constaté. Esto no era así antes.

7. Tiene periodistas y personal profesional – Inicialmente tuvo personajes de dudosa reputación y hasta informantes de la Policía como reporteros, pero como parte de su evolución La Comay ha ido profesionalizando su equipo con periodistas y personal que labora con respeto y seriedad.

8. La mueve el rating – Por eso sabe enfocar sus temas. Puede dedicarle todo el programa a una sola noticia y cubrir todos los ángulos posibles, mientras que el noticiario tradicional le dedica de 1:30 a tres minutos como mucho, dependiendo del reportaje.

9. No tiene miedo – Sabe que su programa es el que tiene el rating más alto de la televisión local y que produce dinero para el canal. Por eso tiene la libertad de decir lo que se silencia en los demás medios por presiones de anunciantes, líneas editoriales por dejadez o, simplemente, por miedo.

10. Informa y entretiene – Otra característica fundamental de La Comay que se le escapa a la prensa, es que entretiene y hace reír en un país donde la risa escasea.

Según la Society of Professional Journalists, la integridad profesional es la base para la credibilidad de todo periodista. Pero en esta era digital en la que muchos en la prensa publican noticias sin verificar o plagiadas de Internet sin dar crédito, en momentos en que la competencia es feroz y el espacio de noticias se reduce, la credibilidad se logra respondiendo a la raíz del periodismo, que es buscar la verdad.

Las audiencias, la lectoría y el rating alto llegan solo si la gente cree lo que se publica porque busca la verdad. En esta Semana de Prensa, en la que se supone que reflexionemos sobre el periodismo, invito a que pensemos en lo que se puede aprender de La Comay para enfocar el verdadero objetivo de la prensa.

* Publicado en El Vocero, se reproduce aquí con el permiso de la autora.

  • Pingback: Satellite Internet()

  • Pingback: best internet company()

  • Pingback: Quien pagara el caso de Doral Bank? | pensamientos del jurutungo()

  • Pingback: homepage des autors besuchen()

  • Pingback: 80's Fashion()

  • Pingback: แบตสํารอง()

  • Pingback: ELOOP E13()

  • Pingback: Siesta Key Catering()

  • Pingback: Beograd apartmani()

  • Pingback: RENT Lamborghini Dubai()

  • Pingback: Luxury Car Rental Dubai()

  • Pingback: skin whitening()

  • Pingback: McDonalds Jobs()

  • Pingback: hotellit turku()

  • Pingback: check this site()

  • Pingback: ciecie material?w woda()

  • Pingback: Crusade()

  • Pingback: Climate()

  • Pingback: Web()

  • Pingback: Net()

  • Pingback: Blog()

  • Pingback: Project()

  • Pingback: Business()

  • Pingback: Learn More()

  • Pingback: Teacher()

  • Pingback: Movie()

  • Pingback: Find Out More()

  • Pingback: plastic surgery before and after()

  • Pingback: bad credit loan()

  • Pingback: Loan for People With Poor Credit()

  • Pingback: bad credit loans()

  • Pingback: look at this site()

  • Pingback: aquarius daily horoscope()

  • Pingback: california attorneys()

  • Pingback: Continue reading()

  • Pingback: rapid weight loss()

  • Pingback: бобини()

  • Pingback: Discover NHCPS()

  • Pingback: SamGoldsmith()

  • Pingback: payday loans bakersfield ca()

  • Pingback: discover this link if you can't wait to see a roulette system that is effective()

  • Pingback: ACLS Certification Coupon Code()

  • Pingback: barclays premier league()

  • Pingback: Cigarette electronique()

  • Pingback: The Tao of Badass()

  • Pingback: DDOS Protected Camfrog Server()

  • Pingback: Christopher Mason()

  • Pingback: payday loans no teletrack()

  • Pingback: payday loans phone number()

  • Pingback: love quotes()

  • Pingback: tips on how to increase sales()

  • http://cyborgyoryie.net/My_Blog/ Yoryie Irizarry

    Este artículo nos presenta la opinión de que La Comay
    evolucionó. Yo pienso que fueron varias las evoluciones. Evolucionó
    un canal de televisión que relajó y degrado sus estándares de
    integridad y buen gusto además de olvidar el respeto por su público
    degradando así la oferta al público. También evolucionó el
    público, que favoreció el nuevo formato con su apoyo. Evolucionaron
    también los auspiciadores que pagaron por anunciar sus productos en
    un espacio que siempre, desde sus principios fue tóxico. Tal vez los
    historiadores puedan dar marcha atrás y dar cuenta de que otras
    instituciones sociales comenzaron a deteriorarse en los años que
    surge (entonces era La condesa.) Es irónico que esta opinión que
    leemos en 80Grados sea publicada originalmente en El Vocero, otra
    institución que contribuye grotescamente al deterioro de lo que se
    conocía entonces como prensa escrita y lo que entonces conocíamos
    como periodismo respetable.

    Aquí voy a reaccionar punto por punto a las razones que se
    presentan para que consideremos si Kobbo Santarrosa y su espectáculo
    con La Comay pudieran ser Prensa. Lo hago, sin formación alguna en
    el periodismo, sin experiencia alguna en el periodismo investigativo
    (moribundo en PR.). Lo hago como ciudadano que ha sido agredido por
    el programa de Kobbo Santarrosa constantemente. Como ciudadano
    preocupado por la legitimación de la chabacanería en los medios.
    Preocupado por los conceptos, prejuicios y mitos que se avalan como
    ciertos y aceptables en ese programa precisamente bajo la excusa de
    que se está “informando y/o investigando” como ciudadano que
    aspira a que en Puerto Rico sobreviva una prensa que podemos respetar
    y en la que podemos confiar.

    Aquí mi reacción a cada uno de los puntos expuestos como razones
    para catalogar la chabacanería de La Comay como prensa.

     

    1. Que llega a la masa – A la masa también llega Maripili
    y McDonalds, y eso no los convierte en Prensa. En el caso de las
    televisoras, a la masa llega lo que a los gerentes les da la gana que
    le llegue a la masa. Eso no lo hace prensa, simplemente lo hace un
    favorecido o protegido de las televisoras.

     

    Ha evolucionado
    - Si ha evolucionado, en su “delivery” del chisme, la
    insinuación, su sexismo, su xenofobia, todo eso es ahora mas
    sofisticado, pero sigue presente y sigue dominando taqnto el
    “delivery, cómo el ángulo o mirada que se privilegia al
    “informar” sobre los asuntos.
    Esa movida hacia una mayor profundidad, coincide con un cambio
    en la prensa tradicional hacia entretener con temas como sexo y
    chismes en lugar de investigar. El que la prensa tradicional
    haya dejado de hacer su trabajo no tiene ninguna consecuencia lógica
    en que entonces Kobbo lo esté haciendo. Yo diría que en ese caso
    hay muchísimos blogueros, serios y comprometidos que están
    llenando esos espacios. Kobbo simplemente banaliza (muchas veces
    cambiando el enfoque original) aprovechando esa deserción de la
    prensa tradicional.

     3. Ocupó un
    espacio – No ocupa un espacio nuevo,
    simplemente amplió, aprovechó y degradó la incursión del
    entretenimiento en lo que se supone debía ser presentación de
    noticias con chabacanería. Si un periodista se levanta de su silla y
    la abandona, y un payaso se sienta en esa silla, eso no lo hace
    reportero investigativo.

     

    4. Va a lo básico y busca dónde
    está la noticia Tal vez,
    entonces, identifica lo que pudiera ser un
    chisme y lo explota, muchas veces metiéndose en la vida personal de
    la gente y que no debería ser de interés de nadie. Cuando en efecto
    hay algo de interés público, se mete y divierte el ángulo de
    interés por uno de chisme personal. Esto ni siquiera toma en cuenta
    que ya los espacios de noticia han sustituído, por ejemplo, valor
    educativo, o valor político por valor de entretenimiento, por lo
    tanto si se han relajado de tal manera los estándares para
    identificar noticias, hacia lo que hace Kobbo, entonces parece lógico
    que el aparezca como que se está haciendo un buen trabajo. La
    pregunta es si queremos entonces legitimar ese proceso como labor de
    prensa.

     

    5. Tiene sus informantes – ¿y?
    ¿Cual es el punto? La policía también tiene informantes y eso no
    los hace periodistas.

     

    6. Verifica la información – Si,
    verifica lo que dice, por fín! Debió hacerlo siempre. …de
    nuevo..¿y?

     

    7. Tiene periodistas y personal
    profesional – El mercado de empleo SUCKS, hasta McDonalds,
    Walmart o Burger King pueden jactarse de que tienen profesionales en
    su nómina. El punto no debe ser a quien contrata, el punto debería
    ser, que es lo que se les ordena hacer a esos profesionales
    contratados.

     

    8. La mueve el rating
    - *suspiro* Eso es como decir que el concurso de Miss Universo es un
    ejemplo de feminismo porque lo ve mucha gente y se “mueve”
    a darle al público lo que quieren ver. Se le puede dar una hora
    completa a una noticia explotando dolor público, banalizando,
    desapareciendo todo ángulo político y sustituyéndolo por “La
    Comay impersonates Perry Mason” y sigue siendo eso, un espectáculo.
    El que haga preguntas que la gente quiera oír no lo hace periodista,
    lo hace un buen entertainer, uno complaciente con su público. Nada
    mas.

     

    9. No tiene miedo –
    Por que tiene poder, y lo sabe usar muy bien. Tampoco tenían miedo
    Pinochet, Duvalier ni lo tiene Rupert Murdoch, ni gente dueños de un
    espacio televisivo con los ratings que el tiene, el que no tengan
    miedo no quiere decir (bajo ninguna lógica) que lo que no tengan
    miedo de decir, tenga valor periodístico alguno. No hay relación
    alguna entre el poder y la integridad. Es precisamente ese poder y
    ratings que tiene Kobbo, el que usa para supurar homofobia, misoginia
    y clasismo en sus presentaciones. Abusó y abusa de el “poder de
    los ratings.” ¿Y ahora eso en vez de desacreditarlo lo
    cualifica para ser “periodista”?!?!

     

    10. Informa y
    entretiene – Informar tiene
    definiciones amplias, bajo este criterio tan vago, cualquier payaso o
    payasa puede ser periodista. Además, el entretener no es función de
    la noticia, es lo que los gerentes de televisión han hecho de sus
    “noticiarios”. Ciertamente no es el criterio de los
    Pulitzer, ni el de periodistas que develaron el escandalo de
    Watergate, que cubren las zonas de guerra, que cubren el fraude de
    Wall Street, que persistieron descubriendo los asesinatos de
    Maravilla y las muertes de personas desamparadas en custodia de la
    Policía de PR.

     

    Basicamente lo que esta pieza propone es aprovechar que se han
    degradado los parámetros de periodísmo en PR, se han combinado con
    entretenimiento, con infomerciales y otros formatos ajenos y
    perjudiciales a la integridad del periodismo y por lo tanto en estos
    nuevos parametros degradados y corruptos, proponer que en este nuevo
    “mercado” legitimemos a Kobbo Santarrosa como periodista
    investigativo. Si, Pepe.