Inicio » 80grados, Columnas, Portada

La democracia vuelve a su casa


Lb2_LzoKI

Hace apenas unos minutos que en la cuenta oficial de Syriza en Twitter, el partido de izquierda que ha resultado ganador en los comicios que se celebraron hoy domingo 25 de enero, apareció esta frase. Los reporteros de habla española la tradujeron como “La esperanza ha ganado”. Contrario a lo que suele ocurrir en este tipo de trance, no se trata en este caso de una frase vacía, mero eslogan de la campaña de Syriza (Coalición de la Izquierda Radical) que llamó exitosamente a sus conciudadanos a votar por la esperanza.  A pesar de la inexpugnable contingencia de la política, la victoria de Syriza y por ende, de su propuesta de gobierno resumida en el Plan de Tesalónica constituían para todos los que observábamos el derrumbamiento de Grecia (ver>>“Es la hora de los hornos…”) una impostergable necesidad moral. Sin garantías de que ocurriese —aunque hace ya varias semanas que podía anticiparse y la noticia fue precedida por más de una década de callada organización y militancia— la victoria resultaba moralmente indispensable.

Quizás el triunfo de Syriza no sea un evento en el sentido que le confiere al término el filósofo francés Alain Badiou. Lo que sí sabemos es que tanto aliados como detractores lo han interpretado en los medios internacionales como un parteaguas; como un punto de inflexión cuyas consecuencias y reverberaciones resultan aun imprevisibles, pero cuya ruta está claramente delineada. Syriza, a cargo del ingeniero Alexis Tsipras, el primer ministro más joven en la historia moderna de su país y quien a los 16 años despuntó en la vida política del país como dirigente estudiantil, tiene en sus manos revertir el ominoso destino del 35% de la población griega sumida en la pobreza y la exclusión. No estamos hablando de la pobreza relativa en una sociedad de alto consumo, sino de esa versión grosera e inmisericorde que desnuda la vida y lleva a quien la padece a preguntarse qué tiene para comer y si tiene o no un lugar donde dormir. En poco menos de una década Grecia ha sufrido una contracción de 25% de su economía, en la que han llevado la peor parte los cientos de miles de familias que vieron sus salarios o pensiones reducirse dramáticamente. Esas reducciones fueron algunas de las medidas exigidas a los pasados gobiernos por la muy temida troika, compuesta por el Fondo Monetario Internacional (FMI) —de ingrata recordación en América Latina—, la Comisión Europea (CE) a cargo de velar por la banca europea tenedora del 81% de la deuda griega y el Banco Central Europeo (BCE), emisor del euro.  La dramática reducción en las pensiones y salarios —el 40% de los salarios de aquellos empleados públicos que pasaron a la llamada “reserva”, el 20% de las pensiones de €1,200 o más y al menos un 15% de los salarios de los demás trabajadores del Estado— fue acompañada por despidos masivos, el desmantelamiento de servicios básicos como el sistema sanitario y educativo y por un torpe programa de privatización. ¿Déjà vu, anyone? Este es el contexto institucional para la serie de decisiones inéditas que la población más pobre en Grecia tuviera que enfrentar cada día: ¿compramos algún ingrediente para la cena o pagamos la lumbre para prepararla?

Los hay más desafortunados que no han tenido que enfrentar decisiones como esta por mucho tiempo. A pesar de una moratoria a los desahucios aprobada en el 2009 si el inmueble en impago constituía la vivienda principal del dueño de la hipoteca y el valor de la propiedad no excedía los €200,000 (entre otras consideraciones), miles de personas fueron lanzadas a las calles sin cobijo, lumbre o cena. También, sin esperanza. Atenas, una ciudad de 700,000 habitantes en una área metropolitana de unos 4 millones ha visto crecer de año en año una verdadera legión de ciudadanos e inmigrantes sin techo. Cuantos atenienses han hecho de sus calles sus precarias casas, resulta muy difícil de calcular. La organización no gubernamental Klimakas estima que se trata de unas 20,000 personas. El servicio de noticias Euronews tituló el reportaje donde ofrece esta cifra con la pregunta What would Socrates think of homeless Greeks in caves today? (ver>>What would Socrates think of homeless Greeks in caves today?).

Todos conocemos el profundo amor de Sócrates por la ciudad que acunó a la filosofía y a la democracia, y con estas, las mejores posibilidades para que sus ciudadanos fueran felices y virtuosos. Sócrates estaría muy desconcertado por el estado de su recrecida polis y por las razones que llevan a sus más pobres habitantes a refugiarse en las cuevas cercanas a la Acrópolis. El escenario y sus mal habidas razones invita, como lo ha expresado Tsipras, a que la democracia vuelva a casa.

La magnitud del fenómeno de los sin techo, que en el 2013 se constituyó en una colectividad efímera que marchó, como tantos otros, en protesta por las insensatas medidas que anteponían el pago de la deuda a la vida misma, resultaba impensable en un país en que los lazos familiares solían amortiguar las caídas individuales. Sin embargo, la mejor cualidad de lo impensable es que no conoce sus propios limites. Y como la realidad cotidiana lleva empujando a buena parte de los griegos a lo nunca antes visto, fenómenos otrora excepcionales, como el abandono de niños, han dejado de serlo. Hay quienes no han podido con tanto dolor o simplemente se han negado a buscar entre la basura el desayuno. Grecia pasó de tener la tasa más baja de suicidios en toda Europa a sufrir la más alta. Desde el 2009, año que detonó la crisis, se registró un aumento del 45% en los suicidios, al menos dos diarios (ver>>L’austérité en Grèce : tous les chiffres).

Seguramente el espíritu de Dimitri Christoulas, el farmacéutico de 77 años que en abril del 2012 se quitó la vida pegándose un tiro en la sien en la Plaza Syntagma, frente al Parlamento Griego, danzaba anoche en otra plaza, la Plaza de la Universidad, al compás de las viejas canciones de la resistencia europea que entonaron los simpatizantes de Syriza. Narran los reporteros que un grupo de activistas italianos en Grecia para los últimos días de la campaña cantaba a viva voz la famosa Bella Ciao, uno de los himnos de los partigiani durante la Segunda Guerra Mundial. En su carta de despedida Christoulas había advertido que un día “los jóvenes sin porvenir colgarían a los traidores en la Plaza Syntagma, como hicieron con Mussolini en 1945 los italianos en la Plaza Loreto de Milán.” Por el momento su profecía se ha pospuesto. image1

II

Esos mismos jóvenes sin más porvenir que la emigración (nueve por ciento de los que culminan una licenciatura emigran) o el que la solidaridad interétnica e intergeneracional les impulse a construir, optaron por posponer el cinismo que de pensar que todas las opciones políticas son iguales y ratificar en las urnas el Plan de Tesálonica impulsado por Syriza. Este incluye:

1. Celebrar una conferencia europea que discuta los pormenores de la deuda.
2. Auditar la deuda de modo que se reduzca su caudal. Cuando la crisis comenzó en el 2009 la deuda griega superaba el 127% del PIB. Tras varios “rescates” de la Troika que suman a la deuda otros €240,000,000 millones de euros, el por ciento de la deuda ha aumentado a 176% del PIB (ver>>¿Por qué los mercados no se hundieron tras la victoria de la izquierda radical en Grecia?).  Otro rescate más y Grecia zozobra en el Egeo por lo que queda de siglo.
3. Añadir en cualquier plan de pago una “cláusula de crecimiento económico” que condicione el repago a que la economía griega comience a crecer.
4. Un plan de reconstrucción nacional con un costo estimado en 12,000,000. (Como marco de comparación téngase en cuenta que los Juegos Olímpicos celebrados en Atenas hace una década costaron al gobierno heleno €9,000,000 millones de euros.)

Este plan propone, entre otras medidas:

  • Electricidad gratuita y ayuda alimentaria para 300,000 hogares. Hoy hay 350,000 hogares desconectados del servicio eléctrico por no pagar el consumo.
  • Asistencia médica y ayudas para el transporte de los desempleados. Treinta por ciento de la población carece de seguros de salud y depende de la beneficencia sanitaria privada.
  • La restitución del decimotercer salario para aquellos en la escala salarial más baja.
  • Revisión de los impuestos sobre calefacción y combustible. Algo así como un NO a la “crudita.”

5. Una reforma contributiva para aliviar la presión sobre la amenazada clase media y un nuevo impuesto a las propiedades de mayor valor.
6. Crear 300,000 puestos de trabajo, menos de una tercera parte de los que han desparecido tras la crisis.
7. Restaurar los derechos perdidos de los trabajadores por las medidas de
“flexibilización”, por ejemplo, el derecho a la negociación colectiva de los salarios.
8. Profundizar el ejercicio de la democracia aumentando la participación ciudadana en consultas y añadiéndole, por consiguiente, capacidad de veto.
9. Recuperar la radio y la televisión pública (ERT) cerrada desde el verano del 2013.
10. Aumentar el salario mínimo a €751.

Hace menos de tres años, en las elecciones parlamentarias de mayo del 2012, Grecia no estaba lista para apoyar un programa muy similar a este. Syriza, no obstante, fue la segunda formación política más votada. Su gobierno tampoco estaba listo para escuchar en el 2010 las advertencias contra las políticas del Fondo Monetario Internacional que el Presidente del Ecuador y doctor en economía, Rafael Correa compartiera con el entonces Primer Ministro Yorgos Papandreu. Correa, quien al llegar al poder nombró una comisión internacional para auditar la enorme deuda externa de su país, negociar exitosamente una reducción de la misma e impulsar con estas economías un plan de inversión social sugirió a Papandreu hacer algo similar. En cambio, El gobierno decidió aceptar el programa de “rescates” que no es otro que el de un progresivo endeudamiento y desmantelamiento institucional.

Grecia entonces no estaba entonces lista, pero los resultados de anoche nos dice que ya lo está. Si solidaridad es la ternura de los pueblos, la militancia paciente fundamentada en argumentos es la antesala de la justicia. Las puertas de esta antesala están abiertas. Como recordaba Tsipras en un artículo en el Huffington Post justo antes de las elecciones, los griegos son los míticos hijos de Antígona para quienes al fin no habrá más ley que la de sí mismos.

  • mike Z

    If you need to sell your house we can help. We buy as-is and pay cash. We can close in one week. Contact us at Cash2seller.com for a fair offer.

  • MRC

    Abri un grupo en FB: NI BONOS CRUDITA NI IVA. No busca ofrecer solidaridad cibernética entre víctimas cómodas, sino encontrar personas conscientes y unirnos para tomar acción, primero para detener la nefasta emisión de bonos y luego para lidiar con el IVA, etc. Los invito a visitarla. 😉

  • Hoy 1ero de febrero, escasamente a una semana de ganar las elecciones el nuevo gobierno griego ha adelantado dramáticos pasos.
    Me permito reproducir para su conocimiento el programa oficial de la Coalición griega de la izquierda radical, Syriza, a saber:
    1. Auditoría de la deuda pública y la renegociación de los intereses devengados y la suspensión de los pagos hasta que la economía se ha reactivado y el crecimiento y el empleo ha cambiado a tendencias positivas.
    2. Exigir a la Unión Europea cambiar el rol del Banco Central Europeo para que financie los programas de inversión pública.
    3. Levantar impuestos sobre la renta (75%) para todos los ingresos de más de 500.000 euros.
    4. Cambiar las leyes electorales a un sistema proporcional.
    5. Aumentar los impuestos sobre las grandes empresas.
    6. Aprobación de un impuesto sobre las transacciones financieras y un impuesto especial sobre los productos de lujo.
    7. Prohibición de derivados financieros especulativos.
    8. Supresión de los privilegios financieros de la Iglesia y de la industria de la construcción naval.
    9. Combatir el procesamiento en secreto de los bancos y la fuga de capitales al exterior.
    10. Cortar los gastos militares drásticamente.
    11. Elevar el salario mínimo al nivel anterior, 750 euros por mes.
    [NotaEd.: Un euro = aproximadamente $1.25.]
    12. Utilizar los edificios del gobierno, los bancos y de la Iglesia para los sin techo.
    13. Instalar comedores abiertos en las escuelas públicas para ofrecer desayuno y almuerzo gratis para los niños.
    14. Otorgar beneficios de salud gratuito para los desempleados, personas sin hogar y los que tienen salarios bajos.
    15. Subvención de hasta el 30% de los pagos de la hipoteca para las familias pobres que no pueden cumplir con los pagos.
    16. Aumento de los subsidios para los desempleados. Aumentar la protección social para las familias monoparentales, los ancianos, discapacitados y familias que no tienen ingresos.
    17. Reducciones fiscales para bienes de primera necesidad.
    18. La nacionalización de los bancos delincuentes.
    19. La nacionalización de empresas en sectores estratégicos para el crecimiento del país (ferrocarriles, aeropuertos, correos, agua) ex-público (servicio y utilidades).
    20. La preferencia por la energía renovable y la defensa del medio ambiente.
    21. Legislar salarios iguales para hombres y mujeres.
    22. Limitación de la contratación precaria y el apoyo a los contratos por tiempo indeterminado.
    23. Extensión de la protección del trabajo y los salarios de los trabajadores a tiempo parcial.
    24. Recuperación de los contratos (laborales) colectivos.
    25. Aumentar las inspecciones de trabajo y los requisitos para las compañías que hacen licitaciones de contratos públicos.
    26. Reformas constitucionales que garanticen la separación de Iglesia y Estado y la protección del derecho a la educación, la salud y el medio ambiente.
    27. Revisar los tratados y otros acuerdos con Europa.
    28. Supresión de los privilegios de los diputados parlamentarios. La eliminación de la protección jurídica especial para los ministros y el permiso a los tribunales para proceder en contra de los miembros del gobierno.
    29. La desmilitarización de la Guardia Costera y las tropas especiales anti-insurreccionales. Prohibición de la policía del uso de máscaras o utilizar armas de fuego durante las manifestaciones. Cambiar los cursos de capacitación para la policía con el fin de subrayar temas sociales.
    30. Garantizar los derechos humanos en los centros de detención de inmigrantes.
    31. Facilitar la reunión de las familias inmigrantes.
    32. La despenalización del consumo de drogas en favor de la lucha contra el tráfico de drogas. Aumentar los fondos para los centros de rehabilitación de drogas.
    33. Regular el derecho de objeción de conciencia en los proyectos de ley.
    34. Aumentar los fondos para la salud pública hasta el nivel medio europeo (La media europea es del 6% del PIB;. En Grecia 3%).
    35. Eliminación de los pagos realizados por los ciudadanos de los servicios nacionales de salud.
    36. La nacionalización de los hospitales privados. Eliminación de la participación privada en el sistema nacional de salud.
    37. Retirada de las tropas griegas de Afganistán y los Balcanes.
    38. Abolición de la cooperación militar con Israel. Apoyo a la creación de un Estado palestino dentro de las fronteras de 1967.
    39. La negociación de un acuerdo estable con Turquía.
    40. El cierre de todas las bases extranjeras en Grecia y la retirada de la OTAN.
    El programa es completo, desde la perspectiva de una agenda de cambios.
    Comenzando su larga jornada; hicieron ley de inmediato el regreso del derecho a la negociación colectiva, la restauración del salario mínimo al nivel previo a la baja decretada por gobiernos previos, la prohibición de despidos colectivos y el replanteamiento de la ley de contratos.
    Luego han paralizado las privatizaciones en el sector energético, subieron el salario mínimo interprofesional de Grecia a 751 euros.y otorgan subsidio de electricidad GRATIS a los más desfavorecidos (estimado de 300.000 hogares pobres)conjuntamente con la introducción de un sistema de vales por lo que los ancianos de bajos ingresos reciben comida, atención médica, y el transporte público, todos gratis.
    Una importante decisión ha sido iniciar la reactivación de los medios de comunicación pública.
    Sus próximas prioridades son revertir los rescates bancarios, parar la ejecución hipotecaria/ desalojos de hogares, y la eliminación gradual del impuesto a la propiedad, detener la impunidad jurídica y eliminar por completo los paraísos tributarios (“tax havens”).
    La esperanza encaminada, otras prioridades del nuevo gobierno griego serán renegociar la deuda (tarea en la que han inciado conversaciones formales), ayudar a las pymes, combatir el desempleo, y luchar contra la corrupción y la evasión fiscal.
    Un acuerdo sobre el presupuesto y la deuda se ve difícil, pero posible. Syriza quiere tener un superávit presupuestario primario (excluidos los intereses) del 2% del producto interno bruto, en lugar de la meta actual de 4,5%. Un compromiso presupuestario probablemente implicaría una reestructuración de los préstamos de rescate europeos, para que la trayectoria de la deuda de Grecia sea sostenible. Los gobiernos de la zona euro podrían prometer ampliar aún más los vencimientos de préstamos al tiempo que reducen aún más el aplazamiento de los pagos de intereses. Lo han hecho antes.
    Un tema que debemos mencionar es el planteamiento de una demanda al gobierno de Alemania por daños irreparables. Un estudio estima que Alemania le debe a Grecia unos 200 millones de dólares por concepto de los daños ocasionados durante la ocupación nazi.

    • Anayra

      Buenos días Sr. Ortiz,

      Gracias por añadir información y entusiasmo.

      • MRC

        Abri un grupo en FB: NI BONOS CRUDITA NI IVA. La invito a visitarla. 😉

        • Anayra

          Muchas gracias, MRC.

          ¡Avanti!

          • MRC

            Si le parece útil recuerde compartirla. Necesitamos correr la voz.

    • Medios y política. “Vamos a destruir la oligarquía” – declaración dada por Grecia para el mundo y directamente a sus acreedores. La victoria convincente de Syriza se produjo pese a la cobertura negativa que recibió durante la campaña. Este proceso se produjo a casi todos los niveles de los medios tradicionales y el prejuicio editorial era notable en los medios corporativos: a nivel internacional (en Puerto Rico todavía hoy notamos que los medios corporativos intentan hacer desaparecer la realidad griega de nuestras informaciones mientras otras ofertas “alternativas solo brindan notas parciales) y a nivel local.Es un hecho que muchas organizaciones de noticias en Grecia son filiales de empresas propiedad de los oligarcas que Syriza se ha comprometido a “destruir”. Algunos han empezado a modificar su cobertura, pero si el nuevo gobierno será capaz de desmantelar las viejas estructuras de poder en las comunicaciones (como en el resto de la estructura económica), es una cuestión pendiente en la democracia más antigua del mundo. Conocemos siquiera de manera parcial las luchas habidas en Venezuela entre el gobierno y los medios corporativos.
      Laa cadena pública griega ERT (Corporación de Difusión Helénica/ Hellenic Broadcasting Corp) fue cerrada en junio de 2013, un poco de 2700 empleados despedidos. ERT volvió al aire en julio de 2013 con una programación diferente y un nuevo nombre NERIT (Nueva Radio, Internet y Televisión Griega).
      Como una de las medidas que ha anunciado Tsipras declaró que NERIT se reformará “inmediatamente” y que la ERT puede volver a contratar a sus “ilegalmente despedidos” empleados.
      “El compromiso está ahí y se llevará a cabo pronto”, dijo el funcionario de Syriza Nikos Filis, citado por el portal de noticias thetoc.gr (28 de enero). ERT será “restablecido, simbólica y prácticamente…Ya hemos elaborado un plan para la reapertura”, dijo el diputado de Syriza y periodista Alexandros Triantafillidis, citado por radiophone.gr (28 de enero), “Lejos deltriste pasado, para servir y ser juzgado por los ciudadanos. . todas las estructuras productivas ” volverán, dijo, refiriéndose probablemente a los 27 canales de radio y canales de televisión 5 reemplazados por 3 canales de televisión de NERIT y 3 canales de radio. Todos los ex empleados serán recontratados y los actuales empleados conservarán sus empleos “la moral de la izquierda no permite la venganza como la derecha.”
      Una línea de tiempo para la reintroducción de ERT sigue siendo confusa. Los sindicatos tendrán voz activa y participante en la gerencia de los medios de comunicación del pueblo griego.
      Lo que nos lleva a un tema trsitemente célebre en nuestra isla: el control de la información es una ilusión si no insensatez. Quienes ven los medios de comunicación a través del prisma de la era pre-digital siempre se sienten frustrados, a menudo enojados, prefiren cerrar las avenidas de informaciones y como reciente vivimos en la isla censurar el acceso de informaciones mediante una política pública que es aunque intenten de disimular abiertamente fascista y autoritaria.
      Los mejores medios de comunicación siempre han sido un poco anárquicos en su contenido y creativos en sus técnicas de producción.
      ERT había estado en el aire desde 1938, pero su cuota de audiencia se había reducido a 13 por ciento. En las islas y las regiones griegas, la emisora estatal desempeña un papel importante, según Panayiotis Demopoulos, un activista en la región norte de Kozani. Demopoulos dice que para las personas en las provincias, ERT ha sido siempre un servicio que salvaguarda la participación del pueblo griego en la toma de decisiones democráticas y el cierre de la emisora (conjuntamente con su versión higienizada por el gobierno anterior) indicativo de un déficit democrático más amplio. Tema que nos luce es muy importante en nuestra isla que definitivamente vivimos una crisis en la calidad y amplitud de ofrecimientos de los medios de comunicación. (pachi/ROF)

    • MRC

      ¿Vio la página NI BONOS CRUDITA NI IVA? Pase por allá y si le parece útil, ¡únase!