Inicio » 80grados, Columnas

Literatura electrónica y activismo digital: los memes


¿Quién hubiera pensado que algo tan sencillo como poner texto sobre imágenes se convertiría en uno de los géneros digitales más populares de estos tiempos? ¿Y cómo es posible que esta combinación fuera tan poderosa que se utilizara tanto para humor como para activismo? Este artículo se enfocará en el uso de los memes para activismo político, social y cultural, tocando en su potencial expresivo y sus implicaciones como punto de entrada hacia la literatura electrónica.

Los memes son un fenómeno que precede los medios digitales, pero que ha proliferado enormemente en la era de las redes sociales. El concepto fue inicialmente descrito por Richard Dawkins en su libro The Selfish Gene (1976) como una pequeña unidad de información que se replica culturalmente de manera análoga a cómo los genes se replican biológicamente, incluyendo la posibilidad de las mutaciones (fuente). Aunque existen muchos tipos de memes de Internet, el tipo más conocido es la imágen macro (donde se pone texto sobre una o varias imágenes) y es lo que todo el mundo visualiza cuando piensa en los memes. Este tipo de composición multimodal (combinando dos modalidades: imágenes y texto) se ha utilizado en collage, cómics, afiches, camisetas, volantes, y otras composiciones pre-digitales.

Un ejemplo de un meme activista pre-digital toma el afiche propagandístico militar creado en 1917 por James Montgomery Flagg y lo combina con el texto del afiche antiguerra creado por Rosner en 1976, que lee: “Join the Army; travel to exotic, distant lands; meet exciting, unusual people and kill them.” El resultado fue creado y distribuido como afiches y camisetas en 1979 por la compañía Peacemeal Graphics, circulando ampliamente en espacios sociales pre-digitales.

Para una historia más completa de este meme y cómo ha continuado su mutación y diseminación en los medios sociales, recomiendo este artículo en Know Your Meme, un recurso valioso dedicado a estudiar este fenómeno digital.

La diferencia importante entre los memes pre y post digitales es la facilidad de creación y diseminación. Existen muchos generadores de memes en la Red, como Imgflip y Meme Generator, y circulan a través de redes sociales como Facebook, Twitter, Tumblr, Imgur, Instagram, y otros. Cualquier persona puede utilizar cualquier imagen encontrada en la Red, escribir sobre la misma, y circular el meme anónimamente sin tener que preocuparse por pagar licencias de uso o considerar los derechos del autor. El crear y diseminar memes es de por sí un acto de activismo contra las leyes de derecho de autor, retando sus fundamentos capitalistas y propietarios.

Pero más que esto, el tomar la imágen de una persona y escribir sobre la misma es otro tipo de activismo, casi como un grafitti digital. La imágen en la portada de este artículo fue creada con el Trump Executive Order Generator, una herramienta creada por Isaac Hepworth utilizando una imagen de Donald Trump presentando una de sus órdenes ejecutivas. Este generador permite que cualquier persona edite el texto y escriba lo que desee, preferiblemente algo horrorosamente digno de Trump o algo que se mofe de este controversial presidente de los Estados Unidos.

Lo importante de los memes es que representa un paso importante en cómo una generación escribe. Escribir sobre papel en blanco– sea real o virtual– es como escribir sobre silencio. Pero a diferencia de la página, las imágenes traen contextos importantes y hasta frases que funcionan como pies forzados una vez se popularizan como memes.

Las imágenes utilizadas invocan y combinan marcos conceptuales diversos, operando como metáforas visuales. Por ejemplo, el meme a continuación combina elementos visuales y narrativos de las películas de Harry Potter para criticar a Betsy DeVos, la recién confirmada Secretaria de Educación de Estados Unidos.

Las similitudes en pose, sonrisa y vestuario fortalece los paralelos entre Betsy DeVos y Dolores Umbridge. La cruel y odiada Umbridge, puesta en Hogwarts por la influencia de Voldemort, crea paralelos entre este mago despiadado y racista y el presidente Donald Trump. Esta combinación de cultura popular y política contemporánea logra presentar ideas complejas con dos imágenes y un texto brevísimo, alcanzando un nivel de compresión que asociamos con la poesía.

Para un ejemplo de los memes utilizados como unidades similares a los versos en una obra poética, lea esta reseña de “Memory” por Pedro Valle Javier y disfrute del poema mismo. Notará que Valle Javier busca trascender el uso tradicional de los memes a la vez que aprovecha sus ritmos y pies forzados.

Los memes se han convertido en vehículos sofisticados para comunicar ideas y que no solo sirven para presentar chistes, sino para activismo político, social y cultural. Merecen nuestra atención para entender cómo capturan el zeitgeist (el espíritu de la época) y como evolucionan para alcanzar niveles de complejidad artística que esperamos de los textos literarios.

En mi próximo artículo discutiré otras formas en que la literatura electrónica se utiliza para activismo digital.

  • Gerardo Torres Rivera

    Este ensayo sirve como evidencia para comprobar que no hay que ir a la universidad para estudiar lo obvio. ¿Sabe el profesor de lenguas y literaturas que Jorge Luis Borges se auto-plagiaba? ¿O que el palesiano Conde de la Limonada era en carne y hueso un mulato en Guayama que estaba más planchado que un sapo de carretera, con guille de blanquito?