Inicio » 80grados, Columnas

Los Bancos y la Crisis


Piquete frente al Banco Santander, Milla de Oro en Hato Rey. foto por Pablo Pantoja

El capital financiero ha asumido, progresivamente, un rol determinante en la organización y movimiento de la economía y política puertorriqueña. Para José I. Alameda, eso significa que la economía de Puerto Rico es una en la que la acumulación de riquezas proviene principalmente de la actividad financiera, característicamente de la gerencia de activos financieros y obligaciones. La producción y el comercio de bienes son en una economía financiarista como esa, secundarios. La creciente participación del sector financiero en el ingreso neto interno y en el empleo total, así como la razón del crédito privado relativo al producto bruto interno, demuestran la creciente financiarización de la economía puertorriqueña (Alameda en Fuentes, 2017). Para Alameda y otros economistas esto hace de la economía puertorriqueña una más frágil y vulnerable a estancamientos prolongados. La crisis actual, bastante larga, es evidencia clara de ello. Para Alameda, existe consenso entre los economistas con respecto al origen estructural de la crisis y su larga duración. Más aún, para muchos economistas el estancamiento económico fue provocado por el estallido de la burbuja financiera y el sucesivo rompimiento del sector de finanzas y seguros centrado en las famosas 936. Pero, ¿quiénes reventaron la burbuja?

Las grandes corporaciones financieras, como los bancos, dominan la acumulación y flujo del capital financiero. Y estas tuvieron mucho que ver con el estallido de la burbuja. Sin embargo, su participación en el proceso de financiarización de la economía puertorriqueña, así como su responsabilidad en la detonación de la maligna burbuja, apenas han sido sujetas a análisis y crítica. Esta fue también la conclusión de Hedge Clippers y el Committee for Better Banks en el informe Pirates of the Caribbean:

“Banks bear responsibility for exacerbating Puerto Rico’s debt crisis. Current analysis rightfully sheds light on the role of entities like hedge funds, but banks’ role in eliciting demand and understating risks for the island’s tax free municipal bonds has been sorely neglected”.

Hedge Clippers es una organización de “whistleblowers for working people” que está ligada a varias organizaciones de diversos movimientos sociales. El propósito principal de estos “podadores” es revelar los mecanismos usados por los fondos de cobertura (fondos buitres), para influenciar la política y el gobierno, esto para aumentar su riqueza, influencia y poder. La coalición expone las consecuencias adversas de esas prácticas en las comunidades, el medioambiente, la economía y la democracia. Por supuesto, Hedge Clippers convoca a los ciudadanos a tomar acciones contras esos actores financieros y sus prácticas injustas. Estos han producido reflexiones y estudios de esos fondos de cobertura y los actores detrás de estos, entre ellos el informe Piratas del Caribe junto al Committee for Better Banks (Hedge Clippers; Committee for Better Banks, 2016). El Committee for Better Banks es una coalición de trabajadores bancarios, uniones, grupos comunitarios y grupos pro-consumidores dedicados a mejorar las condiciones en la industria bancaria, incluyendo mejores salarios, oportunidades profesionales y seguridad de empleo para los trabajadores en ese sector. Ambas organizaciones han estado examinando las actividades de las corporaciones financieras y denunciando aquellas actividades que exacerban la pobreza, la desigualdad y diversas injusticias.

La participación de los bancos en el desarrollo de la crisis fiscal y económica del país también ha recibido algo de atención periodística. El periodista Joel Cintrón, en su artículo para el CPI “275 firmas de inversión se lanzaron sobre la deuda chatarra de Puerto Rico”, examinó el rol de los bancos en el tráfico de la deuda, particularmente con respecto a la emisión de bonos de 2014. Este identificó tres grupos bancarios que incluían diversos bancos: Bofa Merrill Lynch, First Bank PR Securities, Popular Securities, Morgan Stanley, JP Morgan, Jefferies Mesirow Financial, Santander Securities, RBC Capital, Oriental Financial Services y UBS FS Puerto Rico. Cintrón informó que estos bancos adquirieron los bonos con una cuantiosa rebaja, $28,130,460.67 del precio de la oferta original, y podían venderlos a un precio menor al de la oferta original. Los bancos también han sido investigados por la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público de Puerto Rico por varias irregularidades. En su informe preliminar la comisión concluyó que los bancos pudieron haber violado las reglas de la Comisión de Intercambio de Valores de los Estados Unidos durante el proceso de la emisión de bonos (Cintrón Arbasaetti, 2016). Hedge Clippers y Committee for Better Banks también encontraron irregularidades, particularmente en las actividades de Banco Santander.

Los saberes acerca de la participación y responsabilidad de los bancos en la realización de las crisis, los procedentes de organizaciones no gubernamentales y de periodistas, son escasos. Pero, las indagaciones sistemáticas y profundas acerca de este asunto que provengan de economistas, sociólogos y otros científicos sociales son virtualmente inexistentes. Para Edwin Irizarry Mora, en su prólogo del libro Ensayos para una Nueva Economía, la crisis que enfrentan los puertorriqueños requiere una discusión urgente sobre las alternativas posibles que nos lleven a superarla pronto (Fuentes, 2017). Pero, yo añado que la crisis también nos demanda reflexiones metódicas acerca de la longeva y aún presente economía desarrollista, así como de la crisis. Y la crisis debe examinarse no como un evento abstracto, por útil que resulte hacerlo, sino como una actividad concreta que envuelve a numerosos actores sociales interactuando en el contexto de las relaciones de poder. Entre ellos están, por supuesto, los bancos, cuyo rol en la crisis debemos estudiar intensamente. Necesitamos más conocimiento acerca de sus enmarañadas conexiones a los orígenes y eventual desarrollo de la crisis. Debemos además examinar sus relaciones con otros actores sociales, como el gobierno, los partidos políticos y diversas empresas locales y extra-locales.

Protesta frente al banco Popular y el Banco Santander, Ponce.

El Banco Santander y la Crisis Fiscal

A pesar de que varios bancos estuvieron envueltos en las emisiones de bonos que contribuyeron a la exacerbación de la crisis, ha sido el rol de Banco Santander el más comentado y criticado. Como notó Hedge Clippers: “A crushing debt burden was placed on the Puerto Rican people with the assistance of bankers like Santander —making economic growth for the island almost impossible without some debt cancellation. Santander advised, structured and arranged much of this debt that linked investors eager for tax-free profits with desperate governments that were facing ruin” (Hedge Clippers; Committee for Better Banks, 2016). Como mencioné antes, Banco Santander ha sido sometido a investigaciones por parte de grupos como Hedge Clippers y Committee for Better Banks.

La Poda Analítica de Santander: El Estudio de Hedge Clippers y el Committee for Better Banks

Banco Santander fue uno de los bancos envueltos en el negocio de la deuda, lo que según estas organizaciones enriqueció al mismo. Como explican los autores de Piratas del Caribe:

Durante el gobierno de Fortuño, mientras Puerto Rico quedaba cada vez más endeudado y Santander y otros bancos creaban una demanda por los bonos triplemente exentos de impuestos de Puerto Rico, el BGF se hizo cada vez más dependiente de técnicas de ingeniería financiera riesgosas. Santander ayudó al Estado Libre Asociado a emitir acuerdos de deuda riesgosos que se basaban en características controversiales tales como bonos de revalorización de capital, capitalización de intereses, y permutas de tasas de interés. Estos bonos generaban más ingresos por honorarios para el negocio de suscripción de Santander (Hedge Clippers; Committee for Better Banks, 2016).

El banco también ha sido criticado porque dos de los miembros de la impopular Junta de Control Fiscal han sido señalados por su pasado con ambos, el Banco Santander y el Banco Gubernamental de Fomento.  Como explica Berta Joubert (2018):

Two of the fiscal control board members were not only executives of Santander Bank, but also presidents of the Development Bank of Puerto Rico, the entity that manages the government’s budget and bonds. These men, Carlos M. García and José Ramón González, “built Santander Securities, the bank’s municipal bond business, which established itself as a leading bond underwriter coinciding with the growth in Puerto Rican public debt. This business brought in substantial fee income for the bank. …

Esto le resta legitimidad y credibilidad a la Junta de Control Fiscal, ya ilegítima para muchos puertorriqueños. Los lazos entre el Banco Santander y el Banco Gubernamental de Fomento se hicieron famosos precisamente tras la publicación del informe Pirates of the Caribbean (Hedge Clippers; Committee for Better Banks, 2016). Hedge Clippers y Committee for Better Banks, basados en su estudio, demandan lo siguiente:

Por su función de asesoramiento al gobierno y por facilitar la emisión cuestionable de deuda que generó una catástrofe fiscal, hacemos un llamado a Santander a devolver todos los honorarios de suscripción y descuentos que recibió del gobierno de Puerto Rico. Gran parte de esta deuda se basó en la ingeniería financiera controversial, y se aseguró cuando el banco tenía relaciones conflictivas con el gobierno. Por otro lado, José Ramón González y Carlos García deben renunciar a la Junta de Control Fiscal PROMESA. Como arquitectos de la crisis de la deuda, no deben ser puestos en posiciones de poder para adjudicar su resultado. Finalmente, la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público de Puerto Rico (la Comisión de Auditoría) debe seguir recibiendo fondos y la facultad para completar su investigación de la deuda y su legitimidad, de modo que el pueblo puertorriqueño reciba respuestas reales.

La Poda Práctica de Banco Santander: Las Protestas contra el Banco

Para muchos activistas, el Banco Santander, First Bank y el Banco Popular de Puerto Rico, entre otros, participaron y se beneficiaron del negocio de la deuda. Para ellos, las actividades financieras de estos bancos intensificaron y extendieron la crisis fiscal. Sin embargo, las protestas contra estas entidades han sido pocas, limitadas además al Banco Santander. Varias protestas contra este último han ocurrido en Puerto Rico y Estados Unidos.

En abril, un grupo de estudiantes de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras protestaron en la sucursal de Banco Santander en la Avenida 65 de Infantería y en otras dos sucursales de San Juan. Estos condenaron lo que consideraron una emisión ilegal de deuda, una que benefició enormemente a Banco Santander. Exigieron además la auditoría de la deuda pública (Colón, 2017).  Protestas similares fueron realizadas en Estados Unidos. El pasado diciembre un grupo de activistas protestó por el rol del Banco Santander en la crisis fiscal frente a la sucursal del banco en State Street, Boston (Pattison-Gordon, 2016). En marzo, varios activistas llevaron a cabo una protesta similar contra el banco en su sucursal en Erie Street, Filadelfia (Joubert, 2017). De hecho, varios activistas protestaron contra el banco en siete ciudades estadounidenses. David Galarza, uno de los activistas del Labor Council for Latin American Advancement afirmó:

And today we’re here with a bunch of people representing all different sectors to hold Santander, this bank, and other banks like it responsible for the economic crisis affecting Puerto Rico. Today is also the day that we commemorate the abolition of slavery in Puerto Rico. And what Santander and other banks like it and the fiscal control board that’s been imposed on Puerto Rico by the U.S. government, what they are basically doing with this fiscal control board and these transactions that banks like Santander have created in Puerto Rico is another form of slavery, just as diabolical and just as damaging to the people in Puerto Rico (Democracy Now!, 2017).

El descontento popular con el Banco Santander no se limita a la crisis fiscal de Puerto Rico ni a los últimos meses. Diversas protestas contra el banco, por diversas razones, han ocurrido alrededor del mundo desde hace varios años. Por ejemplo, el banco fue objeto de una campaña ambientalista por haber financiado las actividades de la empresa Asia Pacific Resources International Limited (APRIL), responsable de una tremenda deforestación en Indonesia. Como parte de la campaña varios activistas protestaron y recogieron firmas en varias sucursales del banco en Inglaterra. Cuarenta y ocho horas después Banco Santander anunció que ya no le prestaría dinero a APRIL (Griggs, 2015).

Recientemente, en marzo, un grupo de trabajadores bancarios lograron cerrar por media hora las oficinas centrales del banco en Boston (Johnston, 2017). Estos acusaron al banco de prácticas discriminatorias en sus hipotecas y otros préstamos. Esto ocurrió después de la publicación de un informe de Committee for Better Banks reportando las prácticas discriminatorias de Banco Santander en materia de préstamos, particularmente con los préstamos hipotecarios. Esas prácticas han estado afectando desproporcionadamente a los pobres, las mujeres y las minorías raciales estadounidenses. Entre otras cosas, el informe alega que:

This assessment finds that Santander’s discriminatory practices are far more pervasive than previously understood. In 2014 and 2015, Santander has struggled to meet its lending requirements to low-income and communities of color in ten metropolitan areas throughout the northeastern U.S, where it serves more than two million people.  The assessment also identifies significant disparities in Santander’s lending to Latino, African American and other borrowers of color, as well as to women and low-income borrowers.  Four metropolitan areas in particular stand out with substantial problems in Santander’s lending to low-income and communities of color, as well as its lending to individual borrowers belonging to a protected class: Philadelphia, PA, Worcester, MA, Hartford, CT, and Camden, NJ (Committee for Better Banks, 207).

Diversos grupos de anarquistas-sindicalistas también han estado protestando contra el banco alrededor del mundo desde hace unos años: España, Portugal, Brasil, Polonia, Uruguay, Noruega, Inglaterra, Alemania, Rusia, y Eslovaquia (International Workers Association, 2013). En España y otros lugares del mundo, las protestas de anarquistas y anti-capitalistas contra Banco Santander han sido numerosas y llevan ocurriendo varios años. Por ejemplo, en el 2011 algunos activistas anti-capitalistas irrumpieron en una sucursal del banco en Madrid protestando la dictadura de los bancos y los mercados. Pidieron inclusive la nacionalización de los bancos (El Mundo, 2011). Sobre una de esas protestas la Confederación Nacional del Trabajo (2013) declaró:

La fuerza de la solidaridad ha demostrado ser abrumadora. Numerosas localidades han conocido de primera mano las irregularidades cometidas por el banco en sus centros de trabajo, así como las detestables prácticas anti-obreras de este gigante multinacional: constantes desahucios de familias, venta de hipotecas basura y préstamos-estafa, evasión de impuestos, cobro de intereses abusivos, destrucción de patrimonio histórico, financiación de armamento y sistema penitenciario…

En el 2014, varios de estos grupos protestaron contra Banco Santander, Isban y Panel Sistemas por el despido de un trabajador. La campaña fue exitosa. Muchas de las protestas de estos grupos sindicalistas giran alrededor del trato del banco a sus trabajadores y en relación a las prácticas financieras del mismo.

En Puerto Rico, las protestas contra los bancos han sido pocas, con los estudiantes universitarios a la vanguardia de las mismas. Aunque estos últimos y otros grupos han protestado contra Banco Santander no lo han hecho contra otros bancos. Mientras tanto, los grupos que se oponen a las políticas de austeridad se han concentrado en oponerse a la Junta de Control Fiscal y al Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Por un lado, estos grupos suelen dirigir sus demandas al gobierno o sus agencias, muy pocas veces al llamado sector privado.  Además, aunque el “repertorio de contenciones” para los movimientos sociales es amplio y diverso, las organizaciones nativas atadas a estos movimientos, como el obrero y el estudiantil, usualmente recurren a las prácticas tradicionales para ellos, marchas, paros y huelgas. Irrumpir en los bancos no es una práctica principal entre los activistas del país. Además, en Puerto Rico, no existen grupos anarco-sindicalistas y anti-capitalistas tan bien organizados como en Europa y otras partes del mundo. Los socialistas, comunistas y anti-capitalistas locales tampoco lo están. Sin embargo, las organizaciones del movimiento laboral y del movimiento estudiantil podrían optar por realizar más protestas contra los bancos en su repertorio de acción colectiva.  Además, estos grupos, particularmente los estudiantes, ya se han manifestado antes en la Milla de Oro, donde se encuentran oficinas importantes de los varios bancos operando en el país. Es de esperarse que estas protestas vuelvan a ocurrir.

¿Qué pasaría si . . .?  

Recientemente, un post de PROTESTAmos en Facebook preguntaba: ¿Qué pasaría si la comunidad universitaria de los 11 recintos, como respuesta natural al empobrecimiento al que la someterán, no tiene $$$ para depositar en el BPPR? Sin embargo, la pregunta sugiere la posibilidad de que no sea una mera respuesta normal al empobrecimiento y desigualdad socio-económica. Insinúa, aunque no necesariamente haya sido su intención, la posibilidad de una respuesta colectiva organizada, la viabilidad de un boicot. ¿Qué pasaría si como respuesta y acción política contra las políticas de austeridad los universitarios, así como los trabajadores y consumidores puertorriqueños, empoderados como consumidores activistas, como actores políticos, optaran por no hacer transacciones o negocios con esos bancos?  ¿Qué pasaría si los puertorriqueños optaran por sancionar a los bancos? ¿Qué pasaría si la lucha fuese llevada al mercado? La politización y potencial radicalización del consumo comienza a aparecer, tímidamente. De hecho, en las redes sociales y otros medios, varios opositores a las políticas de austeridad han llamado a no consumir o a consumir mucho menos.  Y ya hay quienes nos han invitado a sacar nuestros fondos de los grandes bancos y colocarlos en las cooperativas del país. ¿Qué pasaría si eso ocurriera?

En las sociedades de alto consumo, como Puerto Rico, el Estado, excepto para regularlo, casi nunca interviene directamente para reprimir las libertades y decisiones de los consumidores, siempre y cuando estas permanezcan en el ámbito de lo políticamente inefectivo (Bauman 1988).  Pero, ¿qué pasaría si esas decisiones y libertades en el ámbito del consumo fueran movilizadas como herramientas de acción política? ¿Qué pasaría si ya no fueran políticamente ineficaces? ¿Respetará el gobierno la libertad de los consumidores, su libertad de expresión para decidir con quién hacer negocios? Nuestros gobernantes, ¿honraran la libertad de expresión que tanto alegan respetar?

Referencias

Buman, Z. (1988). Freedom. Minneaopolis: University of Minnesota Press.

Cintrón Arbasaetti, J. (2 de Septiembre de 2016). 275 firmas de inversión se lanzaron sobre la deuda chatarra de Puerto Rico. 80 Grados. Obtenido de http://www.80grados.net/275-firmas-de-inversion-se-lanzaron-sobre-la-deuda-chatarra-de-puerto-rico/

Colón, M. d. (13 de Abril de 2017). Estudiantes protestan en sucursal del Banco Santander. Primera Hora. Obtenido de http://www.primerahora.com/noticias/gobierno-politica/nota/estudiantesprotestanensucursaldelbancosantander-1217609/

Committee for Better Banks. (207). Denied: An Assessment of Racial and Economic Disparities in Santander Bank’s Mortgage Lending. Obtenido de http://betterbanks.org/wp-content/uploads/2017/03/Denied-Santander-3.15.17-REVISED.pdf

Democracy Now! (23 de March de 2017). Democracy Now! Obtenido de Puerto Ricans Stage Protests in 7 U.S. Cities Against Austerity Cuts: https://www.democracynow.org/2017/3/23/headlines/puerto_ricans_stage_protests_in_7_us_cities_against_austerity_cuts

El Mundo. (11 de Agosto de 2011). Irrumpen en una sucursal del Santander para protestar contra los bancos. El Mundo. Obtenido de http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/08/madrid/1320754269.html

Fuentes, R. F. (Ed.). (2017). Ensayos para una Nueva Economía. San Juan: Ediciones Callejón.

Griggs, I. (12 de March de 2015). Greenpeace Campaign Takes Banco Santander to Task. PR Week. Obtenido de http://www.prweek.com/article/1337058/top-month-greenpeace-campaign-takes-banco-santander-task

Hedge Clippers; Committee for Better Banks. (2016). Piratas del Caribe1. Obtenido de http://hedgeclippers.org/wp-content/uploads/2016/12/20161025_HedgeClippers_ReportPR-spanish_v1-2.pdf

Hedge Clippers; Committee for Better Banks. (2016). Pirates of the Caribbean. Obtenido de http://hedgeclippers.org/wp-content/uploads/2016/12/20161025_HedgeClippers_ReportPR_v3-3.pdf

Informáticos, S. d. (12 de Marzo de 2014). CNT-AIT. Obtenido de Acciones anarcosindicalistas en 13 países contra el Banco Santander, Isban y Panel Sistemas: http://madrid.cnt.es/noticia/acciones-anarcosindicalistas-13-paises-contra-banco-santander-isban-panel-sistemas-13-03-2014

International Workers Association. (7 de October de 2013). Interntional Workers Association. Obtenido de Actions Around the World against Santander Bank: http://www.iwa-ait.org/content/actions-around-world-against-santander-bank

Jhonston, K. (28 de March de 2017). Activists briefly occupy Santander headquarters in union campaign. Boston Globe. Obtenido de https://www.bostonglobe.com/business/2017/03/27/activists-briefly-occupy-santander-headquarters-union-campaign/G69QTKA3MiMj37YBdS646L/story.html

Joubert, B. (28 de Marzo de 2017). Mundo Obrero/Workers World. Obtenido de Santander Bank owes reparations to the Puerto Rican people: http://www.workers.org/2017/03/28/santander-bank-owes-reparations-to-the-puerto-rican-people/#.WQJDWoWcFZW

Pattison-Gordon, J. (22 de December de 2016). Activists protest Santander bank’s role in Puerto Rico debt crisis. The Bay State Banner. Obtenido de http://baystatebanner.com/news/2016/dec/22/activists-protest-santander-banks-role-puerto-rico/

Varios, S. d. (9 de Diciembre de 2013). CNT (Confederación Nacional del Trabajo). Obtenido de La Internacional anarcosindicalista aúna fuerzas de nuevo contra el Banco Santander: http://www.cnt.es/noticias/sov-madrid-la-internacional-anarcosindicalista-%C3%BAna-fuerzas-de-nuevo-contra-el-banco-santand?page=1