Inicio » Puerto Rico

Miedo al culo: cuerpo y política

El fundamento pixelado de un hombre que escapa el submundo ciber y se coloca de frente en la sopa televisiva de las seis de la tarde es trueno suficiente para calentar sábanas políticas. Es irresistible darle forma al fondo que surge de lo que se dice es un político. Y que el cuerpo de un político se dé tanto, ceda tanto -mucho más que en la foto de campaña y en el apretón de manos buscavotos – provoca, pues, deseos de inspección. Son otras las credenciales de esa pesquisa. Y otros los parámetros.

La primera duda – será o no será – fue su reconstrucción evidente y, en este caso, casi palpable. Es que ese cuerpo fotografiado parece mejor sin ropa que con, mejor de lo que se hubiera imaginado, pero la cara, la cara escondida tras el móvil inmóvil se prefiere a la cara conocida del que se dice que es y que responde que no se acuerda si un día puso una cámara frente a la cavidad expandida para consumo. El hombre con el nombre de Roberto tiene pedazos de culpa por todas partes – se sabía, no era nuevo. Pero aquí, de ser él, las puertas abiertas de su admisión de neediness, la anatomía que no busca votos y que encuentra vetos son una imponente liberación que no limpia pero explica todas sus oposiciones a todos los pedidos liberales, su intensidad relacional con las iglesias fundamentalistas, su sonrisa que nunca estaba bien puesta, tensa siempre, siempre menos de lo que una sonrisa podía o debía ser.

Algo quería – tacto, testo – cuando la portátil máquina capturó su enjundia, su gimnasia ilimitada. Y así entró a la rodada, se fue enredando enredando, y no era musguito en piedra. Portados como batón de relevo 4×400 – de teléfono-cum-cámara a página internética a tele a papel a noticieros univisionescos – los circuitos integrados de ese desintegrado momento en que se parió una nueva vida (quizás la que siempre había querido) revelaron la flor se su secreto: la carnívora obsesión escondida, el pedazo de ti que se te come en insultos, que se devora en privado, que algunos depilan en viajes a Santo Domingo y que Anthony Quintana enmarca en calzoncillesco fulgor.

Pero es que esto es más que las Polaroids que todos tomamos algún día. Esas instantáneas que se descubrían, si acaso, a veces tras la partida cuando alguien se topaba con los colores desgastados y escondidos pudorosamente entre las páginas de algún libro – Wuthering Heights, Rayuela, Catcher in the Rye, The Joy of Gay Sex, algún Genet, algún Cocteau. Los colores ahora no admiten desgaste, y los cuerpos son entonces y siempre más que un recuerdo: son evidencias instantáneas. Una foto reciente destapa en Misuri al vicegobe Peter Kinder y su pantiless party con una ex modelo de Penthouse. Problemas. En Nueva York, Anthony Weiner sacó pecho desnudo en mensajes provocadores y perdió quizás, antes de intentarlo, la elección que más quería ganar. Fue una mancha en un little black dress que De-eNe-aDa delató a Clinton. Y “Patraña” parece ser la traducción económica de “I did not have sex with that woman, Miss Lewinsky”. Pero ninguno de ellos tenía el trasero como frente o como fronte. Este himno es un himno a la dorsalidad.

Es fabuloso lo que ocurre cuando se pierde el miedo al culo. La oralidad da paso a que se escapen los secretos por otras rutas, otros devenires. Ahí in fla-Facebook delicti: una suerte de pública colonoscopía, de radical entrega que evade la frontalidad y se convierte en pin-the-donkey democrático. Otra sería la vibración del buzz buzz si se hubiera frontalizado, otras las materias de admiración o de risas. Y se podría entender que la política solo permite por naturaleza una pose que ejemplifica sus esquemas. Se esperaría que fuera el blow job el shot preferido para ser descubierto, si se es un político entrenado en vivir y morir por la lengua, en sopesar las oraciones, en salivar sus ambiciones, en lubricar conciencias, en acondonar deseos. Pero si esa hubiera sido la foto, entonces – como De Castro Font diría – hubiera sido un “banquete total”. Cambiar elecciones por erecciones con solo un click, ir de Grand Illusion a Gland Illusion. In your face. Sin calces. Con la boca abierta hubieran quedado todos. Quizás también se hubiera quedado sin la protección de su presidente senatorial, que se vería obligado a someter la evidencia a otro proceso de reticulación. Pero aquí no. Aquí es solo una foto de un hombre que se posiciona para algún estrellato momentáneo, o una estrujaera fugaz. Al sexto día de la revelación primaria, del primer vistazo a su dorso, le dan un espaldarazo de bien arriba. Se le trata con dedos de seda. Con el miedo perdido, no hay nada más que esconder.

  • Pingback: buy cheap youtube subscribers

  • Pingback: poweradjusters.com

  • Pingback: loans for poor credit

  • Pingback: Adipex

  • Pingback: Phentermine

  • Pingback: bad credit loan

  • Pingback: lenders with poor credit

  • Pingback: Amanda Sjöström

  • Pingback: Conceptcredit.com

  • Pingback: Loan for People With Poor Credit

  • Pingback: bad credit loan

  • Pingback: Checkout Our Website

  • Pingback: chirurgie pied paris

  • Pingback: SEO Edmonton

  • Pingback: prix de l'immobilier

  • Pingback: AdvMedCert YouTube Vid

  • Pingback: Visit AdvMedCert on LinkedIn

  • Pingback: premier league indonesia

  • Pingback: topsail beach rentals

  • Pingback: 1300 numbers

  • Pingback: boucle d'oreille homme

  • Pingback: cheapest phentermine free shipping

  • Pingback: no no hair removal men back hair

  • Pingback: no no hair removal best price available

  • Pingback: tips on how to increase sales

  • Pingback: tips on how to increase sales

  • Pingback: calories to lose weight

  • http://endemismotrasnochado.blogspot.com/ antigonum cajan

     El culo es mero orificio, el ojo sin ninha decia/escribia Quevedo. Cualquier orificio es divertido. Pero nada supera la teta o glandula/mamaria si prefiere.http://puertorikenhadasinmostaza.blogspot.com/2012/03/entre-pelos-i-tetas.html

  • emilioaponte

    Este ex senador , electo en un sistema democrático, sistemáticamente fue dejándole ver al pueblo que lo puso en el senado dos cosas: además de bandolero tengo derecho a ser feliz. La democracia obliga a renunciar a los ciudadanos electos por el sufragio universal si enseñan pudendas partes. La democracia obliga a salir de una calle San Sebastián por bandolero y extrovertido de pudendas partes a un ex senador que entiende su derecho a ser feliz presentando pudendas partes en la virtual pantalla de cristal de un computador. Es bandolero el ex senador? Bandolero es como muchos senadores. Podía ser feliz sin pagar las consecuencias? No. El bellaquismo condenado en la democracia testicular , donde la putetud es desenfrenada, tiene un alto precio a pagar. Los progresos posmodernos no permiten exhibir pudendas partes so pena de linchamiento público. No se queje ex senador, peor le hubiera ido en otros tiempos pretéritos donde su derecho a ser feliz lo conduce a un muro de fuego con sus piernas bien amarraditas cuestión que no se le ocurra salir corriendo como hizo en la calle de mayor democracia, la San Sebastián.!!

    ,

  • Jorge Antares

    Magistral redacción con un enfoque diferente!

  • Hcintron

    Nada novedoso. Tradicion al fin. Nada mas que una expresion en broma y /o en serio de un tipico norteamericano que lo enseña en tono de burla desprecio o chiste entre sus pares. y tipicamente la misma moral

  • Eric Vega

    podria escribir para ustedes? mi e-mail es

    evegaguzm92@estudiantes.sagrado.edu
    sobre seguridad y salud en el trabajo.

  • Reynaldo R. Alegria

    Delicioso articulo.  Felicidades al autor y a 80 Grados por tener el radar bien calibrado!

  • invitada

    la ilustración está tremenda!

  • Grillogonzalez

    Félix, en tus artículos nos tienes acostumbrados a mirar incisivamente la realidad, a redefinirla, pero también,  a detenernos en la escritura, a saborear tus palabras y palabras,  a pensar tus analogías y juegos, a recordar tantos datos pasados que almacenas y ¡puf!  muestras en el momento preciso.  En este artículo las ideas brillan, pero la escritura  resplandece.   Te felicito.    

  • Juancaq

    Uno diría, escribiría al menos, que una cultura como ciertos animales se defiende. Una cultura nunca es solo una cultura. Me refiero, directamente, a la homofobia. Es una palabra y es una forma de ver el mundo. Puede ser y a veces es, una ideología. Eso es malo, pero no es ni más ni menos malo que lo real, que es que básicamente somos unos cabrones. Y unas cabronas, por ser correct. Pero, no estaría bien que el teatro de la democracia (es un teatro, entiéndase, eso no lo hace menos cierto) se mancillara con máculas de intolerancia. Uf. Lo que importa no es si ese tipo coje por el culo o no. Eso no importa y no debe importar hasta que importe, hasta que aparezca alguien y se asuma como homosexulal porqué, uno se preguntaría sin derecho a preguntar, derecho exclusivo del otro no soy mujer no soy negro no soy maricon etc. Pero una traición que se puede denunciar desde donde sea es el hecho de gozar una sexualidad y perseguirla, y agobiarla, y matarla. eso en cualquier barra es imperdonable. Si de algo peca arango en este issue es de mal gusto, porque hay que ser bien pussy para hacer esas cosas, pero cada cual con su deseo. si de algo peca Arango es de hipocrecía pero bueno, ?quién no peca de eso en ese edificio blanco?

  • Williemarrero

    Muy bueno!

  • Anónimo

    ¡Magnífico! Quién hubiera pensado que Roberto Arango daría tanto que hablar.

  • Aida M Jimenez

    MI HERMANO, MUY BUENO…..

  • pedro marban

    Una delicia, el texto, claro…aunque tampoco hay que menospreciar al culo que tal vez no será delicioso, pero muchos se ven muy bien, atractivos… Félix, siempre has escrito estupendo y con esta narración alcanzas un vuelo fascinante.

  • Ukagreen

    Totalmente de acuerdo Félix querido. Y nunca mejor escrito. Abrazo

  • Ishtat1969

    El lenguaje está esquisito mejor que el incidente que comenta.

    • Guerrero Deleon

      Vale.  Supongo que lo proximo sera esperar ver a chicas dejando a la naturalidad los dias de ovulacion, para no entrar al mundo del consumo y veremos  sus piernas chorreando la sangre revolucionaria de la vida…..por no complacer al sistema comprando
       toallas sanitarias… Veremos bajo esa linea, los caballeros atrapados por el virus de un fin de semana de excesos de comida y bebelata, shorreando diarreas, porque ellos creen tener el derecho a ser como son, con el derecho constitucional a su individualidad ser respetada y no cooperar con el sistema capitalista, llendo a walgreens a comprar antidiarreico.
      Por Favor!!!!!

      • Guerrero Deleon

        Si me corrijen mi ortografia en shorreando por chorreando y en llendo por yendo….Les digo que es mi forma de ser autentica y manifestar mi pe
        rsonalidad, a la que tengo arango derecho.

  • http://profiles.google.com/jorgelopez138 Jorge López Martínez

    Excelente! Palabreo exquisito. Excelente. Ni más ni menos. Excelente.