Inicio » 80grados, UPR 2017

Recortes al sistema UPR agravarán el acceso a la educación y servicios esenciales a la ciudadanía


DECLARACION DE LA APPU – 2 DE JUNIO 2017

Ya comenzaron a salir detalles del Presupuesto 2017-2018 propuesto por la administración de turno para las agencias y corporaciones. En el caso de la Universidad de Puerto Rico el gobierno recomienda un recorte de $202.7 millones a su presupuesto para el próximo año fiscal que comienza el 1ro de julio, lo que representa una reducción aproximada de un 25% de las aportaciones gubernamentales provenientes del fondo general del Gobierno.

El presidente de la APPU, profesor José Raúl Rivera Caballero expresó que, “un recorte de esa magnitud pone en peligro la capacidad del Sistema UPR para operar y poder cumplir con su misión, como servicio esencial del Gobierno”.

Se trata de un aumento al recorte de $149 millones que la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) le había comunicado a la Administración Universitaria. Por otro lado, el Gobernador Ricardo Rosselló expresó que este aumento se debía a que la UPR no ha aprobado aún el plan fiscal requerido por PROMESA. Sin embargo, explicó el Prof. Rivera Caballero, los nombramientos necesarios para que la Junta de Gobierno de la UPR tenga la cantidad de miembros para aprobar el plan fiscal están detenidos en el Senado de Puerto Rico. Las preguntas que habría que hacerse, según el Presidente de la APPU, son: “¿cuáles son las verdaderas razones para este aumento en el recorte? ¿Se está tratando de penalizar a la UPR por la huelga estudiantil?”

La APPU solicitó una reunión urgente al Gobernador de Puerto Rico con el fin de presentarle las alternativas que propone la Asociación para proteger el Sistema UPR como universidad pública de la más alta calidad y accesible al pueblo de Puerto Rico.

Rivera Caballero manifestó que, este aumento adicional en recortes al Sistema UPR, el cual reduciría el presupuesto proveniente de las aportaciones del Gobierno en más de $200 millones, pone en peligro la capacidad de funcionamiento adecuado a la universidad. El profesor aseguró que esto pone en riesgo la continuidad de la oferta académica y los servicios a los estudiantes, pues lleva implícito el despido de empleados docentes y no docentes, la pérdida de salarios, beneficios y el empeoramiento de las condiciones laborales.

La Universidad de Puerto Rico tiene un gran impacto socio económico en Puerto Rico.

Rivera Caballero concluyó exponiendo el valor de la UPR para la ciudadanía y alertando que la reducción de su presupuesto atenta contra las futuras generaciones que verán reducidas las oportunidades y el acceso a la educación superior pública en Puerto Rico. Además, tendrá impacto sobre el resto de la economía del país, y en los servicios que el Sistema-UPR ofrece a la ciudadanía, principalmente a las poblaciones desaventajadas que reciben variedad de servicios a través de las diferentes clínicas de práctica, tales como salud, apoyo social, asistencia legal y de organización comunitaria, entre otras.

* Comunicado suministrado por la APPU.