Inicio » 80grados, Cultura

Rescatar la poesía: centenario de Julia de Burgos

Carlos Irrizarry-Julia de Burgos.

Carlos Irrizarry-Julia de Burgos.

Conozco y leo a Julia desde la temprana adolescencia. Más allá de las anécdotas, más allá de su vida personal e íntima, me interesó su poesía. Pienso, como Luis Rafael Sánchez, que “la obra es cuanto único interesa del artista, cuanto único queda del artista. Lo demás es ceniza acumulada”. Esa obra fue un comienzo para mi canción. Casi alba anunció a Julia en mí, y siempre regreso a ella, porque no se agota esa fuente. Y porque sí.

Este año hay mucha celebración de centenario. Sinceramente, me alegro. Pero espero que nos sirva para algo.

Que la celebración del centenario de Julia de Burgos nos sirva para rescatar la poesía. La suya y la de todos y todas las poetas.

Que nos sirva para aprendérnosla de memoria de rabo a cabo y recitarla con pasión. O cantarla.

Que nos sirva para rescatar del olvido a otros y otras que murieron su muerte de poetas.

Que nos sirva para pensar en lo injusto y lo inhumano de esta manía de orillar y culpar a las víctimas.

Que nos sirva para sublevarnos como ella se sublevó, en la palabra y en la obra.

Que nos sirva para desenmascarar a los hipócritas que la nombran y luego deciden complacer a los fuertes y hundir a los débiles.

Que nos sirva para entender que sin la poesía no hay mundo. Que sin la palabra no hay mundo. Que es más importante la poesía que toda la técnica, la ciencia y los mercados juntos.

Que nos sirva para aprender a despreciar la mentira a pesar de nosotros mismos.

Que nos sirva para darnos cuenta de que para algunos, más que para otros, la muerte acecha detrás de cada esquina, injusta, callada y temprana.

Que nos sirva para apalabrarnos, para decir lo que hay que decir de manera certera, para que no nos callen, o no nos callemos por falta de palabras.

Que nos sirva para mirar al otro lado del mar.

Que nos sirva para cantar lo que hay que cantar.

Que nos sirva.

  • José A.Berrios Correa

    Para Julia de Burgos
    por: José Berrios

    Provengo de tu tierra a la que tanto amaste
    soy parte de tu historia, tus riveras y valles

    Como tú, canto al ave que se posa en mi casa
    como tú, gime mi alma cuando así la maltratan.

    Desterrada quedaste, sola y abandonada
    se secaron tus ojos, mas no así tu mirada

    Ahora quieren honrarte y enaltecer tu estampa
    más todos te olvidaron, cuando más te hacía falta

    Te observaron por fuera no entraron en tu alma
    no vieron por adentro, lo que tanto guardabas.

    Las lágrimas que un día mojaron nuestra tierra
    Las lágrimas muy tuyas, las lágrimas ajenas.

    Las cuencas de tus ojos, consumidas y secas
    Todavía rememoran tus lágrimas ajenas

    Cheny50

  • Ivan Gutierrez del Arroyo

    Realmente excelente e intenso como la poesia de Julia de Burgos. Su poesia es siempre un llamado a la rebedia, a la intensidad, al amor, a la pasion y a que forjemos nuestra propia ruta. Su musa poetica no tiene parangon en nuestro quehacer literario.