Inicio » 80grados, Puerto Rico

SANTAELLA: una escuela de futuro


Manifestación de madres, padres, estudiantes y maestros en contra del cierre de la escuela Luis Santaella en Aguas Buenas. Foto por Erika P. Rodriguez para The New York Times.

Cerrar la escuela Luis Santaella de Aguas Buenas es un acto de injusticia y una falta de respeto a las comunidades, estudiantes, facultad; y, sobre todo, a los procesos de evaluación y protocolos establecidos por el Departamento de Educación (DE). Es evidente que estos procesos se llevaron a cabo inadecuadamente con información falsa y en muchos casos incompleta. Nunca hubo una consulta con la administración escolar, la facultad, el Consejo y el comité de padres y madres de la escuela.  En este proceso no ha habido ninguna transparencia.

Estamos conscientes de la profunda crisis fiscal y económica por la que atraviesa nuestro País. Crisis que obviamente no es causada por los niños y niñas de nuestras escuelas; han sido los gobernantes de todos los partidos políticos y como siempre, pagan justos por pecadores.

Cumpliendo con los procedimientos establecidos por el DE, la facultad y el Consejo sometió a la Secretaria una amplia propuesta para el rediseño y transformación de la oferta académica, siguiendo los parámetros establecidos. La propuesta incluía en primera instancia establecer la primera escuela de idiomas en Aguas Buenas y eventualmente convertir la escuela en una segunda unidad. Además, contenía medidas alternas de desarrollo que incluyen mantener el aprovechamiento académico alcanzado, profundizar y ampliar alianzas con organizaciones de la comunidad e instituciones sin fines de lucro, el municipio y la empresa privada y sobre todo, fortalecer el Consejo y el Comité de Padres y Madres. Si algo distingue a la escuela Santaella es que tenemos una facultad que posee altas cualificaciones.

En las facilidades de Santaella no hay filtraciones, tampoco comején, está en una localización céntrica y ventajosa en comparación con la Alfonso López O’Neill en Jagüeyes Abajo. Nuestra escuela es refugio para las comunidades en situaciones de emergencia. Es donde votan los residentes durante las elecciones. Tiene 14 salones disponibles, de los cuales 7 están vacíos y en buenas condiciones; posee rampa para estudiantes con condiciones especiales en toda la escuela.

En nuestra comunidad hemos hecho el compromiso de contribuir al mejoramiento y mantenimiento físico de la escuela proveyendo aquellos recursos que redunden en un ambiente escolar y académico de excelencia para los estudiantes, además de contribuir para ahorrar recursos económicos al DE. Esto ha sido sustentado con más de 500 firmas recogidas en las comunidades a las cuales la escuela sirve y que fueron entregadas el pasado domingo 30 de abril a la Secretaria de Educación.

Si con todo lo anterior no es suficiente, mostramos una tabla comparativa entre las escuelas Luis Santaella y Alfonso López O’Neill para se convenzan de que el DE nunca debió considerar cerrar nuestra escuela. Veamos:

Nota: Además, para el año escolar 2017-2018 se espera una matrícula equivalente a once grupos entre ambas escuelas.  En Luis Santaella hay cabida para todos, en Alfonso López O’Neill habrá que dividir salones.

Hacemos un emplazamiento a la Secretaria de Educación a que venga a nuestra escuela a reunirse con los padres y madres, facultad y el Consejo Escolar para que vea con sus propios ojos que aquí no se evaluaron responsablemente las condiciones de infraestructura física, administrativas y académicas. No hacerlo le haría un grave daño educativo y emocional a nuestros estudiantes y a las comunidades.

 

Líder comunitario
Bo. Sonadora, Aguas Buenas

  • Luis

    Si es una escuela elemental con 6 grupos el promedio de 146 estudiantes daría un promedio de 24 estudiantes por salón un número excelente para el proceso educativo. Realmente el problema no es la matrícula de las escuelas es simplemente que quieren cerrarlas para pagar a los bonistas buitres y privatizarles a compinches del gobierno. No hay dialogo posible con esa gente, si la quieren salvar la van a tener que tomar. Suerte y adelante.