Inicio » 80grados, Columnas, Puerto Rico

Un arco y una flecha nacional a la metrópolis


Acaban de dar la triste noticia del cierre de la librería La Tertulia ubicada en el corazón de la ciudad universitaria de Río Piedras. Sus dueños, los hermanos Torres, resistieron como ausubos, pero se impuso esta crisis que lo tritura todo. Se acabó una época de cierto ascenso y toca fondo una nueva etapa de abandono imperial. Tenemos que comprender los cambios para timonear y transformar para bien ético la nueva realidad de nuestra patria.

Desde las primeras décadas del siglo 20, luego de la Revolución Rusa de los pobres en octubre de 1917 (que pronto cumple su 100 Aniversario) hasta el 1980, hubo una época de valorización del trabajo mediante una reducción menguada del capital, desarrollo del estado benefactor y un ascenso de la visión solidaria global. Esta época impactó a un movimiento religioso solidario, movimientos obreros, cooperativos y sociales, alianzas de países no alineados y una contestataria Naciones Unidas hacia las aberraciones morales e injustas como el apartheid y el colonialismo.

Con la inmoralidad estalinista, estatista, de capitalismo de Estado y surgimiento de una nueva clase burocrática desviada, fue deteriorándose hasta colapsar el socialismo real con la desaparición del bloque socialista en 1989. Mientras tanto, desde los años 80, comenzó una ofensiva del capital, feroz, egoísta, neoliberal, para acaparar el mundo, triturar todo lo que signifique valorización del trabajo y la solidaridad social. Hasta China y Rusia se desviaron al capitalismo. Hoy el capital es más rico y poderoso y los trabajadores y pobres, más pobres. Hoy en día se disputa qué estado o bloques capitalistas regentearán el mundo.

La izquierda perdió su brújula en esa crisis de las ideas. Y hoy ensaya proyectos más de tendencias socialdemócratas, unas más radicales que otras, con sistemas pluriclasistas, de economía mixta y distribución de las riquezas con amplios programas de beneficiencia social: en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Brasil, y hacia esa dirección transita Cuba desde el periodo especial y el establecimiento de la empresa mixta y el cuenta propismo.

Esa disputa se refleja en los senos de las potencias de Estados Unidos e Inglaterra con la polarización de proyectos socialdemócratas, ejemplo el Sanderismo, frente al descaro egoísta supremacista del Trumpismo.

En nuestra tierra se han reflejado esas corrientes globales egoístas, coloniales,  con el abandono de la colonia por la metrópolis, la terminación  del mercado exclusivo con la firma de tratados de libre comercio, eliminación de las 936, no ofrecer alternativas a una colonia que no tiene poderes de soberanía para crear y proteger riqueza ni imponer tributos al capital foráneo. El resultado ha sido desde el 2000 el crecimiento exponencial de la deuda pública impagable (de $24 billones a $122 billones, incluidos los sistemas de retiro) causada por el control y abandono de la metrópolis, depresión de más de una década, pérdida de centenares de miles de empleos, desvalorización y pérdida de las riquezas de los boricuas, éxodo masivo, pobreza y quiebra de las mayorías.

Recuerdo los años 1960 y 70. La ciudad universitaria era el centro, florecía el comercio en la calle de Diego. La educación universitaria era la esperanza del ascenso social y superación de grandes sectores. La ciudad de la luz se enfrentó a las fuerzas de derecha pero al fin y al cabo se sobreponía. En el campo se vio un mejoramiento en las viviendas e infraestructuras de carreteras, agua, luz y comunicaciones. Ya mis amigos de la niñez del campo no andaban descalzos, y pronto los vi educados, progresando, con negocios y trabajos remunerados. Esa época de bonanza se acabó. Nuestros campos y ciudades vuelven a los pies descalzos, pérdidas de hogares y escuelas, terrenos baldíos, decrecimiento poblacional con el éxodo, desaparición del asfalto y renacimiento de hoyos de barro,  caminantes de a pie, flagelos de las drogas y corrupción, destrucción de la misión universitaria y educativa como servicios esenciales, deterioro en los sistemas de salud. Es decir, espiral abajo hacia un hoyo negro.

Mientras desaparecen los pequeños comercios como La Tertulia, todo se concentra en los grandes centros comerciales, y allá tienen que mudarse las nuevas librerías. Veremos cuánto tiempo se sostienen Plaza Las Américas y el Mall of San Juan. Porque cada día los pequeños comerciantes cierran en esas plazas, resisten las cadenas foráneas, pero ya veremos hasta cuándo, porque necesitan un pueblo con dinero que vaya a gastar en compras, dinero que cada vez es menor y pronto no dará ni para la subsistencia. Así que la trituradora afecta y afectará a todos. Y en esa nueva coyuntura de la escasez, tendrá que desarrollarse una nueva visión solidaria, un nuevo bloque histórico que voltee patas arriba esta colonia.

Mientras tanto, no le va bien a la estadidad en el Congreso. Los congresistas no le hacen caso al gobernador con el resultado del plebiscito mongo, inservible e inmoral. Estoy deseoso de que lleguen los 7 delegados a las escalinatas del Capitolio y que reciban las reacciones de sus “ídolos”. Todo es cuestión de tiempo. Habrá algunos sin remedio a quienes les gustarán las bofetadas del maltratante. Habrá muchos que decepcionados desvanecerán quimeras y comprenderán educados que la independencia no es ni el infierno ni el limbo,  sino el sitial digno para nuestra nación.

Hay que diseñar un arco, lo llamo un Congreso de pueblo para la descolonización, que convoque a elecciones para una Asamblea Constitucional inclusiva de todos los sectores, solvente y permanente. Hay que construir una flecha, que es el pueblo organizado para el rescate de su soberanía, mediante la asamblea constitucional de delegados, paralela desde la sociedad civil, desde la isla y la diáspora, ante el boicot del bipartidismo-para enfrentar la metrópolis, negociar con ella, exigir la reparación de agravios por el coloniaje, asunción de la deuda pública que es de su exclusiva responsabilidad, establecer un plan de transición y decretar la independencia nacional. Construir una economía mixta, en una alianza pluriclasista, donde el capital foráneo y la economía informal paguen impuestos razonables por eventos locales que hoy no tributan, para tener actividad económica, recaudos justos suficientes para planes universales de beneficencia, salarios y pensiones dignas para toda la población. Eso es posible. Se está haciendo en Latinoamérica: son economías mixtas con capitalismo, cooperativas  y proyectos estatales. Eso no debería presentar contradicciones con un futuro gobierno tipo Bernie Sanders en la metrópolis, ni presentar objeciones a los empresarios medianos como Mueblerías Berrios, grandes como la Holsum y Pueblo, o pequeños como los de La Tertulia y los trabajadores puertorriqueños. Caminemos sin miedo hacia adelante.

  • Jesús Andrés Aranda Valdés

    En ese “voltear patas arriba la colonia” e implementar las ideas tan claramente expuestas en términos macro económicos y macro estructurales presentadas por el Licdo. Nicolás Medina pienso que hay que tener en cuenta que va a hacer el pueblo con la Junta Dictatorial de Control Fiscal y como se va a proceder con la deuda. También desde ahora debemos tener muy claro cuatro modelos de gestión económica y financiera y de gobernanza que no podemos olvidar ni ceder bajo ningun concepto : 1-Eliminación de lasLeyes de Cabotaje, 2)Una legislación contributiva equilibrada y justa donde los impuestos directos y progresivos sean la principal herramienta de recaudos para el fisco y 3) Establecimiento de un Plan Universal de Salud. 4) Un Sistema legislativo unicameral.
    Si bien es cierto , que por algo debe empezarse , y ese algo podría ser la Asamblea de Pueblo vía una Asamblea Constitucional , pienso que las fuerzas vivas de la comunidad no deben concentrarse en eso solamente, Tenemos que mantenernos contestatoriamente educando, organizando y empujando las medidas anteriormente mencionadasl.Si nos dedicamos solamente a lasAsamblea como único objetivos, mientras se nos va en ello todas las energías,la oligarquía y los políticos corruptos continuarán dia tras día aplicando las medidas económicas retrógradas que nos asfixian cada dia mas.Por otro lado lespregunto -¿Qué les parece la idea de un Gobierno paralelo unicameral electo por los sectores de pueblo contrarios al Sistema, y que le rete fiscalizandolo, mejorando lasmedidas que se propongan , y proponiendo medidas revolucionarias que demostremos que ciertamente pueden ser una solucion a nuestros problemas y necesidades? Funcionaría através de 21 o 25 legisladores electos y sus servicios serían gratuitos ? Y quizá hasta ambos proyectos podrían andar a la par,el de la Asamblea Constituyente y el de la Legislatura PermanentedeContestación, Interpelación yreto algobierno actual.

  • ANAMIN SANTIAGO

    Si vamos a caminar adelante, mejor un arco hacia la republica socialista-marxista, sino es quedarse en lo mismo, la colonia con otro nombre.

  • Edwin Cuperes

    La Tertulia se especializaba en libros de academia, estudios literarios, de historia, que es sabido tienen una menor acogida y un publico selecto. Es sabido que la publicacion de libros en el mundo es inmensa, por lo que cualquier libreria tendra siempre una limitacion natural a lo que trae a su espacio para ofrecer a los lectores. Y no dice nada de INTERNET. No solo acceso a comprar directamente de las editoriales un infinito catalogo de libros, a mejor precio, sino a los miles de libros que por caducidad de sus estatutos legales (copyrights) ya pueden leerse si costo), y a estudios, conferencias y contenido de todo tipo que podemos consumir de youtube y otros miles de enlaces. Pelear contra la tecnologia es como querer defender el trabajo del cartero frente al correo electronico: una causa perdida. Otro punto: un libro no es acceder a sabiduria: hay libros y hay libros. La posmodernidad ha llevado a los escritores a escribir tantos disparates, que ya los lectores se cansaron de perder el tiempo en relativismos. En mi caso, compro en amazon muchos libros, pero sigo entrando a librerias (no subestimemos a Norberto Gonzalez, el hecho de haber abierto una libreria en Plaza no significa que le vendio el alma a Satanas), y veo muchos videos, clases y conferencias por youtube y con espiritu critico (recomiendo la Critica de la razon literaria, de Jesus G. Maestro, cuyos videos, clases y textos aparecen gratis. Sobre el sistema economico, sabemos que cambiara, ya la moneda digita esta en uso, esperemos que el ser humano, en su hechura interior, cambie, que es lo que la verdadera revolucion (tambien recomiendo a Jiddu Krishnamurti, miles de videos y textos gratis por iternet). La tertulia hace falta, como quiera, y tambien lamento su cierre. Saludos.

  • Kiki De Las Nueces

    Saludos y gracias por la reflexion. Me gusta esta cita, “en esa nueva coyuntura de la escasez, tendrá que desarrollarse una nueva visión solidaria, un nuevo bloque histórico que voltee patas arriba esta colonia.” Me pregunto cuales son los mecanismos que lleven a ese nuevo bloque historico, osea a una participacion masiva en un proceso radical democratico que pueda desembocar en una nueva convencion constitucional representativa y de trascendencia. Abrazos!