El deporte es y debe ser político

El deporte es político y en la medida que sea utilizado como plataforma de progreso, inclusión y justicia social, debe mantenerse político.