El problema chino no es solo sobre virus

El ambicioso proyecto de conectividad regional que acercaría por tierra y mar a Asia, Europa, África, EE.UU. y América Latina es visto como un deseo de dominancia internacional.