Racismo y deportes

El racismo sistémico en el deporte es legendario y opresivo; un arma poderosa para humillar y arrebatarle la dignidad al competidor. Este país no está exento.