Inicio » Historias Vivas

Mi hermano Chagui


Santiago “Chagui” Mari Pesquera

Muchas veces me pregunto cómo sería Chagui hoy, 35 años después de su muerte, habiendo sido tronchada su vida a los 23.  Puedo conjeturar muchas cosas. Le gustaría el campo como siempre le gustó, le gustarían los carros 4X4 que no llegó a ver, busco cuál de mis amigas habría podido casarse con él, tendría hijos, montaría una empresa,… es una larga lista, han pasado más años de los que vivió.

En aquellos tiempos vivíamos acechados. La policía de Puerto Rico nos pisaba los talones y el FBI se materializaba mágicamente en todos sitios. Los vecinos los veían y se asomaban temerosos a las ventanas. Carros americanos, negros y grandes, cristales ahumados y hombres, siempre hombres, vestidos con camisas blancas como uniformes de escuela.

Una noche, frente casa, pusieron una bomba debajo del carro de mi mamá. Chagui, que se subía al techo a mirar la luna, los vio y esa vez el golpe de la explosión sólo le levantó las piernas.

En otra ocasión alguien entró al carro estacionado frente a la casa y Chagui le desinfló los deseos.

Sabíamos que nos perseguían, era una experiencia diaria.

Por eso a veces también me pregunto: ¿qué habrá pensado Chagui en el trayecto por esa carretera (que ahora transito todos los días) desde que lo atraparon hasta que lo asesinaron? ¿Qué habrá sentido? ¿Acaso miedo, coraje, desesperación, frustración, desconsuelo? ¿Habrá comprendido en ese corto tiempo la magnitud de lo que estaba pasando?

No sé a ciencia cierta pero la autopsia registra que murió con las manos engarrotadas y que peleó por su vida.

Eso me tranquiliza. No se desplomó, no se rindió, no tuvo miedo. Ese es Chagui, mi hermano.

*Santiago “Chagui” Mari Pesquera
Hijo mayor de Juan Mari Brás y Paquita Pesquera Cantellops. Secuestrado y asesinado.
Fecha de Nacimiento: 26 de agosto de 1952
Fecha de su asesinato: 24 de marzo de 1976 (23 años de edad)

Para conocer más sobre el encubrimiento del asesinato de Chagui vea el siguiente artículo en el semanario Claridad: ¿Qué esconden?

Más información, presione aquí

 

  • Bea

    No he experimentado ni la mitad de la persecuciòn que pudieron haber sentido su familia y no sòlo me entirstece, me indigna. Me encoleriza ver como algunos seres humanos pueden ser tan abusivos con otros por ideologìas, no porque representen una amenaza violenta, sino porque simplemente tienen su manera particular de interpretar la realidad. Creo que al menos tenemos derecho a eso y si se logra convencer al grupo porque es lo que le hace màs sentido, pues que asì sea. Nadie le debe quitar el derecho a un pueblo a informarse y elegir su destino…

    No aplaudo la cobardìa.

  • Pingback: My eBay()

  • Pingback: acne treatment review()

  • Pingback: business loans for bad credit()

  • Pingback: SEO alex becker()

  • Pingback: madbid()

  • Pingback: How To Potty Train A Boy()

  • Pingback: Potty Train In 3 Days()

  • Pingback: fingernail fungus treatment()

  • Pingback: visit this link()

  • Pingback: gold in an ira()

  • Pingback: Brandenburg KY()

  • Pingback: hentai episodes()

  • Pingback: Schaumburg Village IL()

  • Pingback: Batman Arkham Origins All Cutscenes Full Movie()

  • Pingback: provillus for hair loss()

  • Pingback: best GTA 5 walkthrough on youtube()

  • Pingback: these details()

  • Pingback: Escort girls sex bulgaria escorts bg()

  • Pingback: loans with poor credit()

  • Pingback: loans for bad credit()

  • Pingback: bad credit loan()

  • Pingback: Poor Credit Loans()

  • Pingback: Dentist Camberley()

  • Pingback: premier league philippines()

  • Pingback: Full Report()

  • Pingback: devenir rentier()

  • Pingback: calories to lose weight()

  • Carlos A. Reyes Alonso

    No lo conocí personalmente, recuerdo ese día en mi camino al periódico, yo era corrector de pruebas de Claridad Diario, y en la guagua de la AMA todo el mundo comentaba el suceso. Una vieja fanática daba la nota discordante pero en general había cierto respeto.
    Haber trabajado en Claridad Diario es una experiencia que atesoro por toda la gente buena y valiosa con las que compartí.
    Sigue adelante hasta que se haga justicia, estamos con ustedes.

  • Rodrigvm

    Lo recordaremos siempre! Asisti al entierro.

  • Roberto Bouret

    Compartí con Chagui en la escuela de piloto, volamos juntos en par de ocasiones. Lo recuerdo como buena gente, sin guilles ni pretensiones. Mal rayo parta a los canallas que lo asesinaron, al FBI, a los pitiyankis y otras sabandijas vende patrias que pululan por nuestra bella isla….

    Roberto Bouret

  • Laura

    Dices “no tuvo miedo”, no es un consuelo, pero algo es algo. Un abrazo fuerte. Laura

    • Nilsa

      Recuerdo a Chagui desde que éramos niños, yo cuatro años mayor, porque éramos vecinos en Santa Rita. Lo dejé de ver en su adolescencia y será por eso que siempre lo visualizo como aquel niño preadolescente, sano, mucho más tranquilo que sus hermanos. Es un buen recuerdo, pero siempre duele.

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=513281300 Beatriz Eugenia Ramírez Betanc

    Que hermoso y que triste, Rosi. Muchas gracias por compartir tus memorias con nosotros, nos estas dando un poquito de Chagui.

    • Pedro M.

      Rosi…Todo lo que fue y lo que pudo ser fue y seria digno, valiente y solidario como todos ustedes. Como su papá y su mamá como tu, como Raul y como Mari. Me cago en los intransigentes. Los quiero Pedro M