Inicio » Columnas

Otro “face book”


Este artículo se preparó en colaboración con Eduardo Rubio, periodista y fotógrafo español. Todas las fotos por Eduardo Rubio ©

Ya estoy hasta la nariz de Facebook. Hasta cierto punto, me colma la propagación fútil de imágenes y contenidos insulsos, que tan poco aportan, y que tanto contribuyen a anestesiar aún más el cerebro de quienes asumen con gríngolas el reto de la interconectividad. La plataforma en sí es muy útil, y es obvio que sus ventajas y posibilidades son múltiples para quienes la utilizan constructivamente. Pero no deja de tener un carácter de camisa de fuerza, porque los comportamientos posibles están preestablecidos por los límites propios del diseño del sistema, y a menudo las “acciones” no rebasan la frontera virtual. Como a toda herramienta de índole social, se le puede buscar la vuelta para que funcione con un propósito altruísta más allá del mero “marketing”, y es obvio que por eso muchos de nosotros participamos, pero la falta de auténtica universalidad le quita un poco la gracia. Si bien es cierto que Facebook tiene unos 845 millones de usuarios activos – casi una séptima parte de la población mundial- para nadie es un secreto que no es el aglutinador de los menos afortunados.

Por eso me animo a confeccionar el simulacro de otro tipo de “face book”, con imágenes y datos del estatus actual de una muestra modesta, pero contundente, de billones de otras caras que subsisten al margen y muy a pesar del primer mundo, ése que insistimos en llamar aldea global.

En Cambodia, los propietarios de los burdeles pagan $350 a $450 por niñas vírgenes menores de 16 años. Si consideran que no son bonitas, pagan entre $150 y $175. Numerosos países de Asia, América Latina, Africa y la Europa del Este han visto florecer el trágico comercio de la venta de niños. Acosadas por la pobreza extrema, muchas familias venden sus niños para subsistir. Las Naciones Unidas estiman que unos 4 millones de personas son traficadas anualmente y Unicef calcula que la mitad son niños. Dos terceras partes terminan en manos de traficantes sexuales. Cada minuto se venden dos niños en el mundo.El mercado de Djenne, en Mali, como todos los mercados del mundo, es un auténtico termómetro de la vida local. Una cuarta parte de la población mundial, que vive en los países pobres, apenas tiene posibilidad de acceder a los bienes materiales y es responsable de tan sólo el 1% del consumo global. Por el contrario, el 15% de la población mundial, que vive en los países ricos, es responsable del 56% del consumo en la Tierra. Si todos los humanos consumieran como en los países ricos, harían falta dos y medio planetas para cubrir nuestras necesidades.El pueblo Karen, o Kayin, es una étnia de lengua sino-tibetana que vive en Myanmar (Burma) y Tailandia. Víctima de espantosos intentos de limpieza étnica por parte del gobierno militar birmano, que fue recientemente sustituído por uno civil, los Karen luchan por el establecimiento de su propio estado, cuyo nombre sería Kawthoolei. El significado exacto de dicha palabra es debatido incluso entre los Karen. Para algunos significa “tierra de las flores”, para otros “tierra sin maldad”, pero hay quienes afirman que el nombre tiene un doble sentido que alude a “la tierra que fue calcinada” y por tanto, la tierra por la que hay que luchar.El Lago Victoria (Nyaza o Ukerewe) es el segundo más grande del mundo y es de vital importancia para Tanzanía, Uganda y Kenia. La merma en su caudal está afectando seriamente a miles de especies y la economía del Africa oriental. Unas 30 millones de personas dependen directa o indirectamente de la cuenca del lago, que provee agua potable, energía hidroeléctrica y es el soporte de muchas industrias de agricultura, transporte, pesca y comercio.En Vietnam viven unos 87 millones de humanos y en Asia cerca de 4 billones. Su alimentación básica consiste de arroz. Cada año se suman 50 millones de personas cuya alimentación depende del arroz. lo que obliga a cultivar más, porque los 700 millones de toneladas aproximadas que se consumen anualmente en el mundo son insuficientes. En muchos países donde lo arrozales son el eje de la agricultura, los mismos son responsables por la mayoría de las emisiones contaminantes (de metano). Es imperativo implementar practicas sustantables para el cultivo de arroz. En el sudeste asiático el 90% de los cultivos es responsabilidad de la mujer.Las autoridades peruanas, con ayuda norteamericana, tratan de acabar con las plantaciones de coca, que producen diez veces más beneficios a los cocaleros que cualquier otro cultivo.Es muy dura la vida de la mayoría de las mujeres en Madagascar, pero no es muy distinta en el resto de Africa. 140 millones han sufrido la ablación del clitoris, una práctica que persiste en 28 países de Africa, la península arábica y se sabe que ocurre también en Arabia Saudita, el sur de Jordania, el norte de Irák (Kurdistán) y posiblemente en Siria, el occidente iraní y el sur de Turquía.Agricultores, ganaderos, pescadores, indígenas y trabajadores rurales sin tierra constituyen tres cuartas partes de los pobres y hambrientos del mundo. Las mujeres representan el 44% de la mano de obra agrícola en los países en desarrollo y producen la mayoría de la comida en Africa, Asia y el Caribe. Por lo general trabajan 13 horas más por semana que los hombres. En un año transportan ochenta toneladas de combustible, agua y productos agrícolas, mientras que los hombres sólo mueven diez.Un niño almuerza en Chichicastenango, Guatemala, mientras trabaja. Esta legendaria localidad es famosa porque fue allí donde se encontró el Popol Vuh, libro maya que narra el origen de la humanidad y los fenómenos de la naturaleza. Uno de sus versos dice: Cortaron nuestras ramas, quemaron nuestro tronco, pero no pudieron matar nuestras raíces.Once años después de que comenzó la guerra en Afganistán, la coalición -conformada por Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y la Alianza del Norte (afgano)- continúa en el país, haciendo del conflicto el segundo más largo después de Vietnam para los norteamericanos. La vida en Kabul es durísima para la población civil, que vive entre ruinas y frecuentemente carece de lo más básico; como agua, comida y medicinas. Para miles de personas cada día representa una cruenta batalla por la subsistencia básica.La religión es parte importante de la historia humana, con capítulos buenos y otros decididamente nefastos y sangrientos. Si para unos es motor de crecimiento, para otros es un freno para el desarrollo. El 33% de la humanidad es cristiano, el 22% musulmán, el 15% hinduísta, el 6% budista, el 4% practicante de la religión tradicional china, el 3% animista y un 14% no cree en nada.Las familias pobres de Nepal a menudo se ven obligadas a enviar a sus hijos a trabajar en lugar de la escuela, perpetuando el ciclo de la pobreza. El 80% de la humanidad vive con menos de $10 al día. El 40% de la gente más pobre del mundo gana el 5% del ingreso global, mientras que un 20% de la población mundial acapara dos terceras partes de la riqueza en el planeta. Una fracción de lo que se gasta el mundo en financiar la Guerra, cambiaría radicalmente esta penosa realidad, pero no hay voluntad.

Ninguna de las personas de esta pequeña muestra lo pedirá de amigo de Facebook en el futuro cercano. Pero lo cierto es que no hay que ir muy lejos para encontrar gente en aprietos, porque la hay en todas partes. Considere pues, privadamente y en la medida de sus posibilidades, hacerse amigo de alguien radicalmente distinto a la mayoría de sus amistades, que pueda beneficiarse de alguien que le eche una mano. Puede sonar machacón y trillado, pero sigue siendo cierto que siempre hay algo que se puede hacer para mejorar el mundo que nos tocó. Nada… just poking.

  • José A. Rivera

    Mónica, haces una muy buena aportación al dar esta mirada crítica al embelesamiento que hemos creado alrededor de las plataformas virtuales.  Como dices, su importancia y alcance no se cuestionan, pero no están al servicio de los siempre “olvidados”, y eso es asunto serio.  Gracias por traerlo a la luz. 

  • Suheily Ann Carrión

    Me invitó a leer, aparte del problema que atiende tu escrito, la primera oración. Precisamente hace dos días borré todo de mi perfil y me dispongo a cerrarlo permanentemente porque esa oración representa todo lo que siento ahora mismo por esa red social. Y bueno, me encanta que con este preciso “timing” haya podido recibir de ti la invitación a ojear un nuevo “face book”. Saludos,
    S.

  • Gracias Libermagistra y Maestro Juliá 🙂 MG.

  • Libermagistra

    Graciasm Mónica por decir lo que muchos quieren ocultar.

  • Luisejulia

    Brava, Mónica. Excelente escrito de una realidad que grita “basta ya de tonterías y estupideces”,

    — Luis Enrique Juliá, CatedráticoConservatorio de Música de Puerto Rico, http://www.cmpr.eduTel. 787-568-9077, email: luisejulia@gmail.comNominado al Latin Grammy 2009