Inicio » 80grados, Columnas, Portada

El status de Puerto Rico: una perspectiva histórica


“El resultado de lo que se ha dicho es que aunque “Porto Rico” no es un país extranjero en un sentido internacional, en tanto en que era posesión de los Estados Unidos, es extranjero respecto a Estados Unidos en un sentido doméstico [“foreign in a domestic sense”]; porque la isla no había sido incorporada a los Estados Unidos sino que era meramente perteneciente al mismo como posesión.”

-Juez Edward Douglas White, Corte Suprema de los Estados Unidos, 1901 (Citado de, C. Duffy Burnett y B. Marshal. Foreign in a Domestic Sense. Duke University Press, 2001, 13).

prDesde la invasión norteamericana de Puerto Rico el 25 de julio de 1898, el sistema político de la Isla experimentó cambios importantes. Hasta abril de 1900 gobernó un ejército de ocupación por decreto. En mayo de 1900 la Ley Foraker estableció un gobierno civil nombrado por el Presidente de Estados Unidos con el consejo y consentimiento del Senado Federal, una Cámara de Representantes local electa y un Tribunal Federal para manejar la aplicación de leyes federales en la Isla. La Ley Jones de 1917 estableció en Puerto Rico un gobierno representativo con dos cámaras y un comisionado residente en Washington electos popularmente, una carta de derechos ciudadanos y la ciudadanía norteamericana para los puertorriqueños. El gobernador, los jueces federales y los miembros de gabinete continuaron siendo nombrados por el Presidente de Estados Unidos. A pesar de estos cambios, Puerto Rico continuó siendo, en términos constitucionales, un territorio “organizado pero no incorporado”, una posesión de los Estados Unidos que: pertenece a, pero no es parte de, los Estados Unidos.

El Estado Libre Asociado y el nuevo orden mundial de la posguerra

Hasta 1946 no hubo cambios significativos en la Ley Jones. Pero el fin de la Segunda Guerra Mundial, la creación de las Organización de Naciones Unidas y las presiones para un nuevo orden internacional sin colonias, llevaron a que el presidente norteamericano Harry S. Truman nombrara al primer gobernador puertorriqueño, Jesús T. Piñero. Poco después el Congreso aprobó la ley del gobernador electo (Ley 447), resultando en la elección de Luis Muñoz Marín en 1948 como primer gobernador electo popularmente en Puerto Rico.

Pero las presiones internacionales para la descolonización requerían la autodeterminación de los pueblos coloniales y para ello no era suficiente añadir un gobernador electo al régimen colonial implantado por la Ley Jones. El gobierno norteamericano, bajo presión de la ONU y de sus aliados Europeos, obligados a desmantelar sus imperios, inició un proceso de revisión de la Ley Jones que culminó con la Ley 600, conocida como Ley de Relaciones Federales. Esta nueva ley incorporaba todos los elementos de la antigua Ley Jones (gobierno electo, aplicabilidad de leyes federales, tribunal federal, ciudadanía norteamericana y status de territorio no incorporado o posesión), pero proveía para la creación de una Asamblea Constitucional que redactaría una constitución para una “nueva” fórmula de relaciones federales denominada como Estado Libre Asociado de Puerto Rico, traducida al inglés con el nombre de commonwealth o “mancomunidad”. La nueva constitución debía redactarse siguiendo el modelo de la constitución de Estados Unidos y estaría sujeta a ésta. La Ley 600 proveía, además, un referéndum para que el pueblo aprobara la constitución presentada por la Asamblea Constitucional.

Se ha documentado extensamente la persecución y represión contra el Partido Nacionalista durante los meses previos al referéndum sobre la Constitución del ELA. La aprobación de una “ley de mordaza” y el encarcelamiento de militantes Nacionalistas fueron el marco político de aquel evento electoral. De hecho, la tasa de participación en el referéndum del ELA fue de 54.7%, la más baja de todas las consultas de status. Los votantes, no obstante, aprobaron la nueva constitución con un 82% de los votos.

En 1953, el gobierno de Estados Unidos informó a la ONU que Puerto Rico había ejercido su derecho a la autodeterminación. La asamblea de la ONU procedió a aprobar la resolución 748 (VIII) reconociendo a Puerto Rico como un territorio autónomo y no dependiente, con gobierno propio y asociado a Estados Unidos. La Isla fue removida de la lista de territorios no independientes y se eximió a Estados Unidos de informar sobre el status político y el estado social y económico de la Isla.

La celebración del nuevo status incluyó un número especial de la revista The Annals of the American Academy of Political and Social Science, publicado en enero de 1953. En este número se presentaba la nueva fórmula de gobierno de Puerto Rico como una vitrina de la democracia para los territorios dependientes del mundo. En el volumen se incluyeron artículos de académicos y políticos envueltos en la creación del ELA. Entre los académicos que contribuyeron a este número especial se destacan el economista John K. Galbraith y los profesores de la Escuela de Leyes de Harvard Karl Friedrich y Rupert Emerson.

Curiosamente, en su artículo “Puerto Rico and American Policy toward Dependent Areas” el profesor Emerson señalaba:

El elemento distintivo [de esta nueva fórmula de status] es que ellos [los puertorriqueños] por primera vez en la historia se han dado una constitución propia y han dado su consentimiento a la relación con Estados Unidos (…) Puede argumentarse que el status que ahora tienen no es sustantivamente distinto del que tenían antes, pero presionar mucho este argumento sería ignorar el gran efecto simbólico de entrar en un pacto con Estados Unidos y gobernarse ellos mismo bajo un instrumento de su propia confección… (p. 10)

Para Emerson, el valor del ELA era simbólico, no sustantivo. Puerto Rico continuaba siendo, constitucionalmente, un territorio no incorporado de Estados Unidos, que pertenece a, pero no es parte de, la unión americana.

El ELA en un mundo post colonial

A pesar de todas las maniobras políticas locales e internacionales, a solo siete años de la creación del ELA, sus creadores acudían al Congreso de Estados Unidos solicitando “cambios cosméticos” a la Ley 600. Ni la comunidad internacional, ni el pueblo de Puerto Rico, aceptaron el ELA como fórmula política final. El mundo entraba en una nueva era que Harry Magdoff denominó “imperialismo sin colonias” y otros llamaron “neocolonialismo”. La independencia y la estadidad continuaron siendo así las “soluciones honrosas” al status colonial de Puerto Rico.

En 1959 se presentó en la Cámara de Representantes el proyecto Fernós-Murray para reformar a la Ley 600. Este sería el primero de más de una docena de proyectos para resolver el status de Puerto Rico presentados ante el Congreso que serían rechazados o, simplemente morirían por inacción de los comités a los cuales fueron referidos. Desde entonces, se produjeron tres iniciativas en Washington que, aunque también fracasaron, deben examinarse para entender cómo ve el tema del status la clase política norteamericana.

La primera iniciativa provino del Presidente Kennedy y estuvo ligada a la creación de la Alianza para el Progreso, una iniciativa para reformar las relaciones interamericanas como reacción a la Revolución Cubana, que se temía “contagiara” a la región.

La creación de La Alianza fue anunciada el 13 de Marzo de 1961, un mes antes de la invasión a Cuba por Playa Girón (Bahía de Cochinos). El tratado que creó La Alianza se firmó en agosto de 1961 en Punta del Este, Uruguay. En noviembre de ese año el puertorriqueño Teodoro Moscoso (arquitecto de Operación Manos a la Obra), fue nombrado coordinador de La Alianza y administrador general para América Latina de la agencia norteamericana para el desarrollo, USAID. En diciembre de 1961, luego de romper relaciones diplomáticas con Cuba, el presidente Kennedy viajaría a Latinoamérica visitando San Juan, Caracas y Bogotá, donde se celebraría la reunión de ministros de relaciones exteriores del hemisferio. En la reunión de ministros de Bogotá se discutiría la amenaza de Cuba. Luis Muñoz Marín, Teodoro Moscoso, Arturo Morales Carrión y otros miembros del Partido Popular Democrático servirían de intermediarios para la nueva política latinoamericana de Estados Unidos. Muñoz Marín era miembro distinguido del grupo conocido como la “izquierda democrática” de América Latina, integrado por líderes como José Figueres de Costa Rica, Rómulo Betancourt de Venezuela y Juan Bosch de República Dominicana. Estos líderes de la izquierda democrática, especialmente Figueres y Bosch, eran críticos acérrimos del apoyo norteamericano a dictadores como Fulgencio Batista, Rafael Leonidas Trujillo y Anastasio Somoza; Muñoz debía convencerlos de la buena fe de Kennedy.

Como recompensa por los buenos oficios de Muñoz, el presidente Kennedy envió un mensaje para la celebración del décimo aniversario del ELA el 25 de julio de 1962. En dicho mensaje, el presidente norteamericano felicitaba a los puertorriqueños por sus logros que servían de ejemplo al mundo sobre las bondades de la colaboración entre un país grande y uno pequeño en el contexto de la “libertad” y el respeto mutuo. Afirmaba además el presidente, que reconocía que era el momento para promover el crecimiento del ELA y endosaba la celebración de un plebiscito para que el pueblo de Puerto Rico eligiera, “incluso la independencia”, si ese fuera su deseo. (John F. Kennedy: “Message to Governor Munoz Marin on the 10th Anniversary of the Commonwealth of Puerto Rico.”July 25, 1962. The American Presidency Project.)

El asesinato del presidente Kennedy descarriló los acuerdos y entendidos entre este y Muñoz Marín. En 1967 se celebraría el primer plebiscito sobre el status sin endoso del Congreso o del Presidente de Estados Unidos. El ELA triunfó obteniendo 60% de los votos. No obstante, el presidente Lyndon B. Johnson, se rehusó a recibir al secretario de estado de Puerto Rico quien debía presentarle los resultados en persona.

La segunda iniciativa importante de Washington llegó 27 años más tarde, en 1989. En esta ocasión el presidente George H. W. Bush, en su primer “Mensaje sobre el Estado de la Unión”, solicitó al Congreso que dieran los pasos necesarios para permitir al pueblo de Puerto Rico decidir su futuro político en un referéndum. (State of the Union Address, February 9, 1989.). Esta petición tenía como contexto la iniciativa para una Empresa de las Américas, que luego se convertiría en la iniciativa para un Área de Libre Comercio de las Américas.

La solicitud del presidente resultó en la radicación del proyecto del Senado “Puerto Rico Status Referendum Act” (S. 712) el 4 de abril de 1989. El creador de esta medida y presidente del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado de Estados Unidos, senador Bennett Johnston, inició un proceso exhaustivo de vistas públicas y reuniones sin precedentes desde el proceso para la aprobación de la Ley 600. El proceso fue tan abierto e inclusivo que mereció el elogio del presidente del Partido Independentista Puertorriqueño por haber sido la primera vez que el Congreso incluía en una medida una definición aceptable para ambas partes de la fórmula de independencia (Rubén Berríos-Martínez, Nacionalidad y Plebiscito. San Juan: Editorial Libertad, s.f., p. 133). Otros denominaron este proceso de vistas públicas como uno de “consulta y negociación”. Pero la ilusión llevó al desengaño cuando el proyecto se reintrodujo en 1990 como S. 244 y “se colgó” en el Comité que, mediante un empate en la votación, no lo recomendó para ser visto en el hemiciclo del Senado.

La tercera y última iniciativa de Washington que merece mencionarse es el proyecto Young. Contrario a las dos anteriores, esta no estuvo ligada a iniciativas para cambiar las relaciones interamericanas. Se trató más bien de una iniciativa instigada por el auge de las fuerzas anexionistas en el país. Habiendo alcanzado la estadidad un 46.3% del voto en el plebiscito de 1993, la administración Rosselló ejerció todas sus influencias para lograr la celebración de un plebiscito sancionado por el Congreso que estimaba ganaría la estadidad. En 1996 el Representante republicano de Alaska Don Young, radicó el “United States-Puerto Rico Status Act” (H.R. 3024) para proveer un proceso que llevara al gobierno propio de Puerto Rico. El proyecto se reintrodujo en la Cámara en 1997 como H.R. 856, y fue aprobado por 209 votos a favor y 208 en contra. Pasó al Senado Federal (S. 472) donde el Comité de Energía y Recursos Naturales no tomó acción.

El Plebiscito de 2012 y el continuo tranque del status

Presentamos una tabla que resume en detalle los resultados de los cuatro plebiscitos de status. La gráfica que le sigue ilustra las tendencias de cada fórmula de status desde 1967 hasta 2012 midiendo el porcentaje de votos para cada una. Como puede verse, la estadidad creció de 38% en 1967 a 46.5% en 1998; este fue su cénit, declinando a 44.4% en 2012. La independencia no logra alcanzar 5% del apoyo electoral. El Estado Libre Asociado ha declinado significativamente, al extremo de que por primera vez en la historia fue expresamente rechazado en el plebiscito de 2012 por 54% del electorado que respondió “No” a la pregunta de la papeleta: ¿Está usted de acuerdo con mantener la condición política territorial actual? Sorprendentemente, el Estado Libre Asociado Soberano alcanzó 24% del voto, a pesar de tener detractores importantes liderados por los candidatos a gobernador de los dos partidos principales del país. El desenlace del plebiscito de 2012 podría resumirse de la siguiente manera: El ELA fue rechazado, la estadidad obtuvo una victoria pírrica y el ELA soberano emergió como alternativa viable. Hay disgusto con el ELA pero no emerge una alternativa mayoritaria.

grafica 2 pantojas80gs

En ausencia de un mandato claro, el Congreso y el Presidente Barack Obama mantuvieron silencio. El 10 de abril de 2013 la Casa Blanca anunciaba la solicitud de una asignación de $2,500,000 para la celebración de un nuevo plebiscito en Puerto Rico. La propuesta del Presidente estipula que el dinero debe utilizarse para la celebración de un plebiscito y para la educación del pueblo sobre las opciones de status de manera objetiva y no partidista. Estipula, además, que el Procurador General de Estados Unidos certificará que en la papeleta se incluyan alternativas que no sean incompatibles con la constitución, leyes y política de los Estados Unidos, abriendo la puerta a la inclusión del Estado Libre Asociado.

La acción del presidente Obama indica claramente que, aunque acepta que el ELA fue rechazado, no acepta el reclamo de que la estadidad obtuvo un triunfo abrumador. En tanto que ni el Congreso ni el Presidente se tragaron la interpretación del triunfo de la estadidad, el comisionado Pierluisi radicó el proyecto H.R. 2000 (“Puerto Rico Status Resolution Act’’) con la intención de salvar cara doblando la apuesta: todo o nada en un plebiscito estadidad “Sí” o “No”. Mientras Pierluisi “juega para las gradas”, el Presidente se saca de encima el asunto del status.

Es improbable que el Congreso apruebe alguna de estas medidas. Si nunca ha actuado sobre las propuestas radicadas, y las iniciativas presidenciales siempre han estado enmarcadas en cambios importantes en las relaciones interamericanas, por qué van a actuar ahora. Por qué pensar que la mayoría republicana en la Cámara va a considerar y aprobar un proyecto de estadidad. Los republicanos tradicionalmente se oponen a la estadidad para Puerto Rico, primero, porque la Isla es culturalmente una nación latinoamericana cuyo vernáculo es el español (apenas 10 por ciento de los puertorriqueños residentes en la Isla son bilingües). Segundo, la Isla es un bastión demócrata que añadiría dos senadores y cinco o seis congresistas para ese partido. A esto se añaden razones transitorias como que el gobierno de Puerto Rico está al borde de la bancarrota fiscal, la economía pasa por una contracción severa y el desempleo provoca la emigración masiva de los trabajadores/as más diestros/as. Puerto Rico sería un estado mendigo, una carga para un gobierno federal que tampoco está en su mejor momento. A la luz de la experiencia histórica, nada va a pasar con las iniciativas de status, pero los que no conocen la historia están condenados a repetirla.

*Imagen de portada: ilustración basada en fotografía del artista RETNA.

  • Pingback: towing swanton twp()

  • Pingback: dumpsters rental prices()

  • Ramon Antonio

    Excelente recuento y análisis. Concurro con su apreciación general y también con los comentarios que recomiendan que este importante ensayo sea ampliamente difundido en la discusión pública.

    Llamó la atención a un comentario que ya he compartido antes. El primer documento de la Constitución americana expresamente rechaza la admisión de mendicantes a la Unión. Ante la quiebra de PR debe evaluarse en detalle este lenguaje pues puede ser utilizado de forma directa o implícita con PR de solicitarse la estadidad.

  • jajaja Por eso es que le otorgaron la Independencia a Puerto Rico

    http://sinsarcasmo.blogspot.com/2014/09/estados-unidos-al-fin-descoloniza.html 🙂

  • Joseph P.

    Yo entiendo que la única formula que apoyaría el congreso de los Estados Unidos seria la independencia y la libre asociación. La libre asociación quizás sea la formula mas viable y conveniente para nosotros… ya que también tiene, por los resultados de 2012, el apoyo para salir vencedor para el próximo plebiscito. Mientras siga ganando la estadidad, el congreso va a seguir ignorando y retrasando el proceso para resolver este problema del estatus.

  • Luis Figueroa Martínez

    He vivido en EE.UU. por 29 de los últimos 32 años. Durante ese tiempo, y sobre todo desde que soy profesor universitario en CT (1990) he comprobado que casi el 100% la clase política, e incluso la clase intelectual estadounidense, no tiene la más mínima idea de lo que es Puerto Rico más allá del turismo, ni saben prácticamente nada sobre la naturaleza política, legal y menos la histórica, de las relaciones entre EE.UU. y P.R., y, peor aún, ni les importa. Al Pentágono y al FBI le importó conyunturalmente. A los cabilderos de las antiguas azucareras y las 936 sí, pero sólo por interés muy circunscrito. — Un detalle existencial del colonizado, como bien lo analizó Fanon, el psiquiatra y filósofo martiniqués, especialmente entre esxs sujetos coloniales cegados por una identificación con el amo, es pensar que al amo le importa lo que piense el sujeto colonial y que está dispuesto a dialogar racionalmente con él o ella, y que le interesa atender los reclamos identatarios del colonizado. Nada más lejos de la verdad. Por eso, como bien recuenta Emilio, TODOS los procesos desde la resolución de la ONU del 1953 han quedado en nada. Los únicos tres cambios parciales (1900, 1917, y 1947–52, fueron resultado de cálculos políticos internacionales y/o domésticos en los EE.UU. Hay más, pero ya este comentario es muy largo.

    • Francisco Ortiz

      Luisito me imagino que eres de Coamo.Los cambios que se hagan a la situación actual de Puerto Rico vendrán de ustedes cuando sigan alcanzando poder político en los USA. Es la única manera que veo una salida a este atolladero del status,Lo único cierto es que ¨Puerto Rico esta bajo la clausula territorial,lo cual el Congreso determina todo sobre nosotros aca.

  • Jan Luis Mercado

    PERFECTO EL ARTICULO. SOLO LES FALTÓ QUE EL PARTIDO POPULAR DEMOCRÁTICO (PPD) NO ACEPTÓ LA DERROTA DE LA COLONIA EN LAS ELECCIONES DEL 2012, QUE EL CONGRESO NO ACEPTO LOS 2.5 MILLONES PARA LA NUEVA CONSULTA Y QUE EL PPD PROMETIÓ UNA CONSTITUYENTE SI EE.UU. NO HACIA NADA PARA EL 2013 Y POR LO VISTO LA CONSTITUYENTE PROMETIDA VA A PASO DE TORTUGA..

  • BeLy18

    Exelente. Yo me pregunto… Esos dos millones que el President asignó para la “””educación””” acerca del plebiscito..??? Se los robaron. Porque lo único que se vio por tv fue la politiquería de siempre. Oh Dios!! Puerto Rico no Despierta ;|

  • Jacinto Ortega

    Tremendo ensayo. Me gustó especialmente el uso hábil de la contradicción como método argumentativo. Por ejemplo: (1) “por qué va a actuar ahora si nunca ha actuado sobre las propuestas radicadas” – but see supra, Proyecto Young aprobado por la Cámara federal; (2) “los republicanos tradicionalmente se oponen a la estadidad” – but see supra, George H. W. Bush, State of the Union Address (“Personally, I strongly favor statehood”).

  • LF Olivieri-Robert

    Status, economía, emigración, pueblo, partidos…..tremedo para toda una vida de debate…..pero PR no puede esparar mucho…ya va casi una genracion en crisis…desde los 80’s. De un pais exportador de leche y mangos y que cultivaba arroz a uno cuya agricultura y ganaderia no son ni sombra de lo que fueron. Huevos, ni se diga. En el 1984 ibamos camino a la autosuficiencia en carne de pollo.

    La poblacion va en descenso y en reduccion de crecimiento desde el 2000 luego haber tenido su crecimento mas bajo desde el 1980, comparable al periodo 1950-60. Bueno o malo? Es debatible. Que ha pasado en 30 años. Hace rato que el ELA y su modelo dieron su maximo. La estadidad, aunque la otorgaran luego del periodo de incorporacion, no seria solucion.

    Ese porciento que rechaza al ELA es significativo; al igual que lo es el que favorece el ELA soberano….republica asociada como la definiamos a mediados de los 80’s en el Centro de Estudios Avanzados junto a Juanma Garcia Passalacqua. Es tiempo de reconstruccion nacional, de abrir fronteras, de internacionalizarnos. En el 1970. Jose Enamorado Cuesta publico “Puerto Rico se nacionaliza, no se “americaniza”. Yo digo que ya se americanizo lo que se iba a americanizar. Es tiempo de internacionalizar.”

  • LF Olivieri-Robert

    Es bueno leer al Dr. Pantojas. Para Puerto Rico sería positivo un insumo de internacionalismo, iniciado en el 1985 bajo RHC cuando exportábamos leche a Venezuela y mangos a Europa! Se cultivaba el arroz Comet en PR, iniciativa que Ruben Berrios presento hasta que se hizo realidad. En ese momento íbamos camino a la autosuficiencia en produccion de carne de pollo. De huevos, ni se hable. Debe ir acompañada de una buena dosis de soberania como fundamento y sumado a una reforma socio-educativa que apoye y sostenga una nueva vision quienes nos llamamos boricuas. La estadidad no tiene espacio por mas que sigan votando. El Congreso no está obligado a incorporarlo ni siquiera. La integración no es la solución. Más o menos fondos federales no cambian a un pueblo para bien. Una reconstruccion nacional es vital.

    La emigracion contemporánea viene ocurriendo desde los 1980’s cuando se detuvo el crecimento poblacional. A partir de 1980 el crecimiento fue menor. Del 200 al presente ha sido negativo. Ello solamente compara con la década del 1950, una de las de mayor emigración en la era del ELA. Sin emabrgo, ha sido una válvula de escape que si bien no ha permitido llegar a los 4 millonesde habitantes,
    ha evitado una crisis aún mayor.

    1950 2,210,703 +18.3%
    1960 2,349,544 +6.3%
    1970 2,712,033 +15.4%
    1980 3,196,520 +17.9%
    1990 3,522,037 +10.2%
    2000 3,808,610 +8.1%
    2010 3,725,789 −2.2%
    2012 3,667,084 −1.6%

    El modelo económico entró en crisis final desde los 90’s. Qué hemos hecho en toda una generación? En los casi 30 años que han pasado, que?

  • José

    De hecho éste mismo artículo en inglés sería tremenda herramienta para educar a lapoblación estadounidense de habla inglesa sobre lo que ha transcurrido durante los últimos 100 años. Estoy segurísimo que la gran mayoría de los estadounidenses desconoce la historia rela en las relaciones entre EU y PR.

    • Emilio

      Este es el enlace de la publicación del artículo en inglés en el “Caribbean Journal of International Relations and Diplomacy”. Es un poco más largo pues el público angloparlante no conoce la historia de PR como el lector de 80grados.

      http://journals.sta.uwi.edu/iir/index.asp?action=viewArticle&articleId=376&galleyId=326

      • J. Alejandro

        El link esta incompleto.. Emilio, fuimos compañeros en Sociales durante el bachillerato. Estudiamos sociologia de la religion con Gamaliel Ortiz y Ruth Silva de Bonilla.. saludos.

        • Emilio

          Saludos, cuando lo pulso me sale, aunque se ve incomplento. Puedes enviar una solicitud de amistad a mi facebook Emilio Pantojas García y lo comparto desde ahí si gustas.

        • J. Alejandro

          Ya lo encontré.

      • rodrigvm

        Este articulo esta aun mejor que la versión en ingles! Lo que unos párrafos mas logran en presentar los argumentos. Gracias por compartir. Victor M. Rodriguez antes en Chicago ahora en Calfornia, Saludos.

  • La gran mayoria de ustedes, principalmente los de ideales Populares no quieren ver lo que esta al frente de sus narices. Si el pueblo le exije la independencia al Congreso nos la dan y si le demandamos la Estadidad tambien nos la tendran que dar. Pero a Washington no podemos ir de rodillas como los Populares siempre han ido desde que Cuchin entro como Gobernador. A Washington tenemos qe ir en fuerza no con un 50% pero con mas del 60% de los votos pero el problema pasado, cuando no se les presenta una alternativa colonial a los Populares ellos protestan y tratan de boycotear esa eleccion como fue con la papeleta en blanco del plebiscito pasado. Puerto Rico tiene que pararse en sus dos piernas, levantar la cabeza y exijir-DEMANDAR ya la salida de la COLONIA QUE SOMOS, (llamemosla Territorio). Salganse de ese coplejo de inferioridad que estan demostrando . . . Opina Boricua . . Demanda tu salida colonial ya llevamos 520 años . . .ya BASTA!!!

    • nregra

      Disparatero,,,Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un
      mal: la ignorancia.

  • El estudio que se a hecho aqui esta correcto hast que llega al Plebiscito del 2012. Nuevamene el ideal politico del escritor, Don Emilio Pantojas García, trata de justificar lo que ellos bien saben que es la pura verdad. Al contar las papeletas en blanco en la segunda pregunta y contrario a lo que el dice la Comision Estatal de Elecciones en Puerto Rico CERTIFICO que el voto FINAL de esa segunda pregunta le dio a la Estadidad un marjen del 61.16% y No el 44.4% como reclama en su grafica. Señor Pantojas 1+0+1+0+1+0=3 y no 6 como los populares y ahora usted quere pretender. Si su educacion tiene algo que ver con numeros o estadisticas por favor usted sabe esto muy bien.

    • J. Alejandro

      Lo que pasa con ese plebiscito y el deseo de auto-engaño del sector estadista-partidista es que no saben que un buen acto de magia causa asombro. Pero cuando el mago trata de creerse su propio truco deja de ser acto de magia para convertirse en bufonería.

      • De que “magia” hablas? Aparentemente no sabes leer pues los datos concretos no mienten y solo en mentes cerradas que ven lo que quieren ver es do esta la magia. Vete al la Comision Estatal de Elecciones y lee los resultados y ttambien te lees las reglas de ellos y luego hablas.

  • Kenneth McClintock

    Aunque no concurro con todas las conclusiones, buen resúmen histórico. Sin embargo, la Comisaría Residente es producto del Acta Foraker de 1900, no la Ley Jones de 1917. Quizás desees corregir ese dato.

    • Emilio

      Gracias por la observación. Ciertamente la redacción apretada de ese primer párrafo se presta a la interpretación que señalas sobre la comisaría residente. No obstante, soy consciente de que al momento de aprobarse la Ley Jones, Don Luis Muñoz Rivera era Comisionado Residente y, de paso, se oponía a la “imposición” de la ciudadanía americana.

      • Myrisa

        Quizá también quiera corregir la aseveración de que Casa Blanca mantuvo silencio luego del plebiscito y que no acepta que la estadidad tuvo un triunfo.

        http://abcnews.go.com/ABC_Univision/Politics/white-house-clarifies-puerto-rico-stance-majority-backed/storynew?id=17876834

        • Emilio

          Como argumento en el escrito: La estadidad obtuvo una victoria pírrica y la casa blanca no respondió hasta el 10 de abril de 2013. La acción del Presidente Obama de solicitar otro plebisicito al margen de agendas partidistas es un claro rechazo a los reclamos de triunfo estadistas. Como dijo el periodista Benjamín Torres Gotay, mataron al ELA pero andan con el cadaver en el baúl sin saber qué hacer.

        • Emilio

          Esto es lo que dice el enlace:

          But just yesterday, White House press secretary Jay Carney demurred when asked whether President Barack Obama would help advance the cause of Puerto Rican statehood in his second term, and he demurred.

          “I think the outcome was a little less clear than that because of the process itself,” Carney said during his daily news briefing.

          El Presidente no se manifestó hasta el 10 de abril

  • VICTOR MARTINEZ

    BUEN TRABAJO,LA EDUCACION RESPONZABLE NOS DARIA LA OPORTUNIDAD DE SALIR DE ESTE LABERINTO.

  • marioramos

    Las papeletas en blanco no se cuentan para establecer los por cientos

    • Emilio

      Obama y el congreso no concurren con esa interpretación

      • marioramos

        Obama no ha dicho nada sobre los %’s. Sobre los congresistas, se les ha hecho saber que la jurisprudencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos establece que las papeletas en blanco no se cuentan para establecer los %’s. Ver GUTIERREZ et al. v. ADA et al. La jurisprudencia nuestra dice lo mismo, Suárez v. CEE. Este último caso era entre dos legisladores populares.

        • rodrigvm

          El voto de protesta, a pesar de la jurisprudencia estrecha que presentas es aceptado en muchos países incluso en los EUA. Estoy seguro que si llevaran a los tribunales (hasta el supremo de los EUA) concurrirían que Suárez no respeta el derecho constitucional de lo que emiten su voto en protesta. Lo que pasa es que la política partidista (y en este caso los que abogan por el sueno imposible de la estadidad). Al fin y al cabo nadie hara nada en base a ese “plebiscito” como nada paso por las misma razones con el de “None of the Above.” Un ejemplo de casuistica (en su acepcion negativa).

          • marioramos

            Lo acabas decir. Es meramente un voto de protesta. Sirvió de masturbación política sin consecuencias ulteriores. Sobre la jurisprudencia; el prececente es se da con un solo caso. Ya lo tenemos a nivel nacional y a nivel colonial. Saludos.

          • El problema es que no saben sumar, 1+0+1+0-2 y no cuatro como pretenden. Ademas los Populares no quieren decir que es lo que quieren con su ELA Mejorado – no se definen- y hasta que no se definan y nos digan si su ELA Mejorado es DENTRO o FUERA de la Clausula Territorial no podran participar en un voto por un sistema NO-Territorial o no colonial como el ELA de hoy es. El congreso TIENE que obligar al parido Popular a definirse una vez por todas y se ejen de mentirle al pueblo.

      • Myrisa

        Source: “White House ‘Clarifies’ Puerto Rico Stance: Majority Backed Statehood” ABC.news.go.com / Dec. 4, 2012. http://tinyurl.com/m7455pc

    • Kenneth McClintock

      De hecho, en el caso de Suárez Cáceres vs CEE, una mayoría del Tribunal Supremo coincidió con el planteamiento del hoy Secretario General del PPD y senador Jorge Suárez de que las papeletas echadas en blanco no se cuentan, conforme la casuística electoral nacional y expresiones centenarias del presidente Abrahán Lincoln. Hay razón para ello. Es imposible atribuir una intención específica al ejercicio de no emitir un voto. En el caso del plebiscito, teníamos a WAPA Radio, el medio más persuasivo en el mundo estadista, al igual que al presidente del PPD, pidiéndole a estadistas y pepedés que se abstuvieran. ¿Cuántos de uno, cuántos de otro? Pura especulación.

      • Emilio

        No se trata de papeletas totalmente en blanco, sino parcialmente en blanco. La intención es protestar. Es un issue político, no legalista. De ahí el silencio del Presidente y el Congreso. De ahí la iniciativa de celebrar otro plebisicito. La insistencia en el 61% ha sido contraproducente. Los congresistas norteamericanos piensan distinto a los puertorriqueños.

        • marioramos

          Cierto. El issue es político, no jurídico. Pero ya hay congresistas que están entendiendo el asunto. Buen artículo, Dr. Pantojas. Yo, siempre que puedo, lo leo. De hecho, leí su primer libro; Development Strategies as Ideology. Excelente libro.

      • marioramos

        Correcto! Se me había olvidado ese detalle.

      • rodrigvm

        No creo que muchos estadistas votaran en blanco, la verdad es que la gestion popular de votar en blanco estaba claramente delineada y tuvo efecto. Por eso es que en los EUA continuaran negando la ilusa victoria estadista. BTW, en Nevada la corte federal no tumbo el “voto en blanco.” Si los americanos lo permiten entonces?

        http://www.reviewjournal.com/news/crime-courts/nevada-none-above-ballot-option-stands

  • Tavin Pumarejo

    Se pronostica que en noviembre del 2014, el Partido Demócrata va a…. PERDER el control del Senado. Y entonces que? Como se le puede ocurrir a alguien que una “nación” que va en decadencia económica, y que tuvo una parte no pequeña de su gente reaccionar de manera tan asquerosa a que Marc Anthony cantase ‘God Bless America’, va a otorgar la estadidad? Podemos patalear todo los que nos de la gana – para nada 🙂

    • rodrigvm

      Los Boricuas no conocen su historia y menos la historia de los EUA por eso se amarran a estos sueños que el Supremo (EUA) desinflo en Balzac hace tiempo…….primero Vieques se hace estado que la Isla Grande . . .

    • Myrisa

      El asunto de Marc Anthony se produjo a raíz de 5 tweets que NBC Latino explotó para vender y que los demás siguieron, porque el racial baiting vende.

      • LF Olivieri-Robert

        exacto!

  • ROBERTO JOSE FIGUEROA

    Deacuerdo con la argumentacion y con los datos historicos, pero tu conclusion como que reviste una dejadez de imposibilidades y resignacion, el pueblo de Puerto Rico no se puede cruzar de brazo y dejar que sea unicamente el americano que nos resuelvan el problema colonia, si es cierto que ellos lo crearon pero nosotros los boricuas no podemos continuar viendo el juego politico como meros expectadores de la circunstancias politicas, economica y social de nuestra nacion. Tenemos que pasar de la bonita retorica a la accion. Todos reconocemos y senalamos la problematica colonial pero muy pocos presentan ideas de como resolverlo. Recordemos como Alejandro Magno, resolvio el enigma del ” NUDO GORDIANO. cuando nos encontramos ante una situacion como lo esta Puerto Rico, con mas de 500 anos de coloniaje, y se han hechos todos los esfuerzo entonce tenemos que buscar ideas crativas para romper ese ” nudo gordiano” y ese nudo se puede desatar creandole una crisis a la metropolis y creanme de que hay diferentes alternativas para crearle una seria crisis al amaricano, y para que se entienda claramente no hablo de lucha armada eso seria una idiotez, me refiero a una crisis moral con la denuncia a nivel internacional de la condicion colonial de Puerto Rico,mas alla de lo poco que se ha hecho.

  • Rafael Antonio Ruiz-Ayala

    Coincido en que ninguna iniciativa para descolonizar vendrá de allá. No coincido en la apreciación de Obama actuó porque no había ganado claramente alguna de las alternativas descolonizadoras. Su insistencia en que la colonia derrotada en noviembre vuelva a figurar como alternativa en un futuro proceso muestra su mala fe, su intención de revertir los efectos políticos del rechazo mayoritario al régimen. También discrepo en que nada pasará. Nada pasará en la medida que nos crucemos de brazos. Con la colonia derrotada lo lógico es seguir obligando al gobierno federal a confrontar el problema y la herramienta que tenemos es la Asamblea Constitucional de Status. Sólo si los anti colonialistas nos cruzamos de brazos es que no pasará nada.